Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Excluir a los partidos proiraníes del gobierno de Irak podría desencadenar una guerra civil

Los partidarios del clérigo chiíta iraquí Muqtada al-Sadr salen a la calle para celebrar en la plaza Tahrir de Bagdad el 11 de octubre de 2021 tras el anuncio de los resultados de las elecciones parlamentarias [Ayman Yaqoob / Agencia Anadolu].

Muqtada Al-Sadr, el clérigo chiíta iraquí cuyo partido obtuvo la mayoría en las últimas elecciones, podría descartar del gobierno a los partidos chiítas pro-Irán, según los analistas, lo que podría tener resultados catastróficos.

El periódico online Rai Al-Youm informó de que analistas y observadores explican que descartar a los partidos proiraníes y formar un gobierno de sadristas, suníes y kurdos socavaría la mayoría política chií.

Aunque los partidos proiraníes están fuertemente armados, los analistas explicaron que excluirlos del gobierno podría desencadenar una guerra civil debido a las diferencias políticas y a los diferentes aliados regionales e internacionales.

Los partidos proiraníes consideran a los sadristas, kurdos y suníes cercanos a Estados Unidos, contra el que llevan años luchando para que abandone el país.

Desde el derrocamiento del difunto presidente iraquí Sadam Husein, los chiíes proiraníes han dominado las milicias militares, que supuestamente luchaban contra la ocupación estadounidense y dominaban el sistema político.

También han llevado a cabo varias masacres contra los suníes. En 2014, mataron a muchos suníes en ataques de represalia supuestamente llevados a cabo por Daesh.

Los analistas afirmaron que los sadristas, respaldados por los suníes y los kurdos, volvieron a elegir a un presidente del Parlamento al que se oponen los proiraníes.

LEER: Irán anuncia que comienza la aplicación del pacto estratégico de 25 años con China

El Parlamento aún debe elegir al presidente del país, que encargará al bloque parlamentario más numeroso la formación del gobierno. Los sadristas estarían dominando todo el proceso político.

La semana pasada, Al-Sadr anunció en un comunicado que su partido formaría un gobierno mayoritario. Los analistas afirman que esto significa que vería un gobierno que incluyera a los sadristas, los suníes y los kurdos.

Riyadh Massoudi, alto dirigente de los sadristas, respondió: "Seamos realistas... los perdedores no forman el gobierno".

Y añadió: "Hay un frente fuerte que incluye a los sadristas, a todos los suníes, a la mayoría de los kurdos y a muchos de los independientes... Todos ellos son capaces de formar un nuevo gobierno en muy poco tiempo".

El jurista Ahmed Younis explicó: "Los sadristas siguen adelante en la formación de un gobierno de mayoría nacional. La oposición ve que esto llevará a los chiíes a perder la mayoría política en el futuro".

 

Categorías
IrakIránNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines