Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Merece realmente el asesino Soleimani ser elogiado?

Se celebra una ceremonia de conmemoración cerca del aeropuerto internacional de Bagdad para celebrar el aniversario de la muerte del comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, Qasem Soleimani, el 2 de enero de 2022 [Murtadha Al-Sudani/Anadolu Agency].

El Dr. Mahmoud Al-Zahar, funcionario de Hamás, intervino en la ceremonia de conmemoración del criminal asesino Qasem Soleimani en el segundo aniversario de su asesinato a manos de los estadounidenses. Zahar elogió a este criminal y su valor y apoyo a la resistencia palestina. Lo glorificó y lo describió como un mártir, y afirmó que los que celebraron el asesinato de Soleimani son desviados, normalizadores y sionistas árabes.

Esto provocó a millones de árabes, especialmente a los de los países que sufrieron a manos del difunto general iraní que mató y desplazó a su pueblo, y destruyó sus hogares. Soleimani, no solo, convirtió sus vidas en un infierno en Siria, Yemen e Irak. Entonces, ¿realmente merecía ser elogiado?

Puede que algunos de los que se alegraron del asesinato de Soleimani estuvieran entre los que han normalizado las relaciones con Israel, como afirmó Zahar, pero también estaban entre los millones de sus víctimas en Siria, Yemen e Irak. Es lamentable que el funcionario de Hamás no haya reconocido a estas víctimas en su discurso, ni haya mencionado los crímenes de Qasem Soleimani.

Soy conocido por mi amor a Palestina y por no ser un desviado ni un sionista árabe (fui uno de los primeros comentaristas en utilizar el término). Sin embargo, fui una de las personas libres de nuestra nación que celebró la muerte del criminal que mató a los musulmanes suníes en Siria, Yemen e Irak. Si el ex presidente estadounidense Donald Trump hizo una buena acción, fue matar a Qasem Soleimani, que estaba implementando el proyecto de Irán para desestabilizar el mundo árabe traer de vuelta el Imperio Persa sobre las ruinas de la nación árabe.

Líbano es "rehén de Irán", aunque la coacción del Golfo sugiere lo contrario

Desde el regreso a Irán del ayatolá Jomeini desde su exilio en París en 1979, tras el éxito de la revolución iraní, el objetivo declarado era exportar la revolución a los países árabes y sembrar la semilla de la lucha entre los musulmanes suníes y chiíes. Esto ha dado lugar a guerras en Irak, Siria, Yemen y Líbano, en las que Soleimani fue fundamental. No puedo olvidar la imagen de él caminando por las ruinas de Alepo después de que sus fuerzas destruyeran la ciudad sobre las cabezas de su pueblo. A continuación, Irán desplazó a los musulmanes suníes que quedaban y los sustituyó por chiíes.

Así pues, ¿cómo no van a enfadarse los sirios y los demás con el discurso de Mahmud Al-Zahar? Las palabras del ex ministro de Asuntos Exteriores del gobierno de Hamás carecen de prudencia, diplomacia y equilibrio.

Sin embargo, sabemos que Irán apoya a la resistencia con armas y dinero en un momento en que los gobiernos árabes están en gran medida ausentes de Palestina y han retirado ese apoyo. De hecho, algunos han participado incluso en el asedio a Gaza y han ilegalizado la resistencia. Algunos países, como Arabia Saudí, han llegado a un nuevo punto bajo al detener a miembros de la resistencia y a quienes se asocian o simpatizan con ella. Al mismo tiempo, los países árabes han establecido relaciones diplomáticas con Israel, normalizando los vínculos a costa de la causa palestina y de los derechos legítimos del pueblo palestino. Pero, ¿ofrece Irán su apoyo a los palestinos por el bien del Todopoderoso, o por sus propios intereses, con la esperanza de impulsar su influencia y hegemonía en el mundo árabe?

Es lamentable que algunos dirigentes de Hamás sigan sin ser conscientes de que Irán se beneficia del apoyo a la resistencia contra la ocupación israelí. Por tanto, la resistencia no necesita expresar su gratitud a Irán de una forma tan vergonzosa, en la que parece simpatizar con Teherán y sus ambiciones. Este enfoque perjudica a los partidarios de la resistencia que denuncian la injerencia y las ambiciones de Irán en la región, y su utilización del chiismo como arma de apoyo a los tiranos y la corrupción en su intento de extender su influencia y dominio.

LEER: El año 2021 se ha ido, pero sus crisis siguen con nosotros

Sabemos que Mahmoud Al-Zahar es un palestino intensamente leal a Palestina -dos de sus hijos y un yerno han sido martirizados por la causa-, pero esto no debe impedirme expresar mi desagrado por su discurso. Se ha equivocado con sus vergonzosas palabras, que han herido a millones de personas. Recordemos que las fotos de Soleimani fueron quemadas por la gente en las calles de Gaza.

Aunque no se debe responsabilizar a la resistencia de los errores de algunos de sus miembros, es importante señalar que los que ocupan puestos de responsabilidad no pueden permitirse el lujo de comportarse como ciudadanos de a pie. Sus errores no pasarán desapercibidos y se reflejarán negativamente en la causa que representan. Por eso debemos ser honestos con la causa y con nosotros mismos, y no halagar a los dirigentes guardando silencio sobre sus errores.

Que Dios proteja a la resistencia palestina y la mantenga alejada del mal de la sedición; y que triunfe sobre los enemigos de Palestina. Amén.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIránIsraelOriente MedioRegiónReportajes y AnálisisSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines