Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Riesgos y oportunidades para el mundo en 2022

Esta foto tomada el 4 de junio de 2019 muestra a un hombre caminando junto a una pantalla que muestra imágenes del presidente de China, Xi Jinping, en Kashgar, en la región noroccidental china de Xinjiang [GREG BAKER/AFP vía Getty Images].

Aunque las elecciones en Corea del Sur, Filipinas, Malasia, Australia, Hong Kong, Brasil, Hungría, Angola, Kenia, Italia y Francia dominarán la escena política mundial en 2022, los acontecimientos relacionados con el aumento de las tensiones entre China y Estados Unidos para reclamar el espacio geoestratégico consumirán gran parte de la atención mundial en los próximos 12 meses.

Los analistas creen que la rivalidad entre las dos superpotencias se manifestará en todos los ámbitos, desde el comercio hasta la regulación tecnológica, pasando por las vacunas y las estaciones espaciales. Mientras que en Estados Unidos el presidente Joe Biden se enfrentará a las elecciones de mitad de mandato, en las que se disputan los 435 escaños de la Cámara de Representantes y 34 de los 100 del Senado, en Pekín su homólogo chino, Xi Jinping, dirigirá el XX Congreso del Partido Comunista.

En 2017 se reunió el XIX Congreso, en el que se ratificaron los cambios en la constitución del Partido Comunista Chino, y también se eligieron los líderes de varios órganos de decisión de alto nivel.

Aunque la pandemia de coronavirus seguirá suponiendo un reto, con nuevas variedades que empañan las esperanzas de que el virus sea derrotado pronto, el mundo se está ajustando para adaptarse y reparar los daños causados por el virus.

Este 2022: Refugiados, democracia y derechos humanos

Todas las miradas estarán puestas en la Cumbre de Educación prevista para septiembre de 2022, en la que los líderes mundiales debatirán las formas de proporcionar a los niños y jóvenes una educación innovadora y eficaz, teniendo en cuenta que este sector se vio muy afectado debido a la COVID-19.

Según el informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico publicado en septiembre del año pasado, la perturbación de la educación fue grave y es probable que arroje largas sombras sobre el bienestar económico y social de personas de todas las edades.

En octubre, Indonesia acogerá la Cumbre del G20, que reúne a las mayores economías del mundo. El gobierno indonesio ha anunciado las prioridades de su presidencia rotatoria del G20: la arquitectura sanitaria mundial, la transformación de la economía digital y la transición energética. Las decisiones que se tomen en el G20 serán la piedra angular para dar forma a una estrategia global para la recuperación tras la pandemia.

La rivalidad geoestratégica se traslada al Indo-Pacífico

En junio de 2022, la Asamblea General de la ONU organizará la Conferencia "Estocolmo más 50", coorganizada por Suecia y Kenia, en la capital sueca de Estocolmo. La Conferencia elaborará un plan para mejorar la salud del planeta y salvaguardar los recursos naturales tras celebrar consultas y debates con personas, comunidades, organizaciones y gobiernos de todo el mundo. La reunión conmemorará los 50 años de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano de 1972, que convirtió el medio ambiente en una cuestión mundial urgente por primera vez.

Según Raffaello Pantucci, profesor de la Rajaratnam School of International Studies de Singapur, el curso de las relaciones entre Estados Unidos y China seguirá siendo la dinámica geopolítica más importante en 2022. Aunque Occidente no se haya retirado por completo de Oriente Medio y siga vigilando la evolución de Afganistán, es cierto que Estados Unidos ha desplazado su atención hacia el Indo-Pacífico para combatir los retos que plantea China.

Los analistas creen que los acontecimientos relacionados con los lazos entre Rusia y China seguirán siendo los más buscados este año. A diferencia del pasado, Moscú y Pekín se dirigen a mantener sus diferencias a un lado para una mayor cooperación estratégica contra Occidente.

"En 2022, nuestros países celebrarán el Año del Deporte Chino-Ruso y escribiremos una nueva página en la historia de la amistad entre los dos países, transmitida de generación en generación", decía un post en la web del Ministerio de Asuntos Exteriores chino citando al presidente Xi recientemente.

En India, las elecciones provinciales para elegir asambleas en cinco estados, más concretamente en el estado norteño de Uttar Pradesh en marzo, serán cruciales para decidir el futuro curso político del país.

LEER: El año 2021 se ha ido, pero sus crisis siguen con nosotros

Prueba crucial para la política india

Sumit Ganguly, autor y columnista de Foreign Affairs -una revista estadounidense dedicada a las relaciones internacionales- dijo que, dado que Uttar Pradesh disfruta del mayor número de escaños en ambas cámaras del parlamento indio, mantener el control sobre la legislatura del estado sigue siendo un imperativo crítico para el Primer Ministro, Narendra Modi. El estado cuenta con una población de unos 241 millones de habitantes, de los cuales 43,9 millones, es decir, el 19,3%, son musulmanes.

La importancia de estas elecciones se debe a que este estado, el más poblado de la India, está dirigido por el ministro jefe, Yogi Adityanath, un sacerdote hindú, que se cree que lo ha convertido en un laboratorio de política extremista hindú.

"En lugar de centrarse en el desarrollo socioeconómico, (Adityanath) ha gastado la mayor parte de su energía en demonizar a los musulmanes y otras minorías, construyendo templos hindúes mientras caricaturizaba a los gobiernos anteriores por mimar ostensiblemente a los musulmanes, y despilfarrando los limitados ingresos del estado en planes populistas, incluso cuando el estado se enfrenta a importantes déficits presupuestarios", dijo Ganguly.

LEER: Dinamarca está allanando el camino para que los refugiados sirios vuelvan a estar inseguros

Según Christopher Sabatini, investigador principal del think tank británico Chatham House, los comicios de Brasil y Colombia previstos para 2022 serán observados con gran interés, ya que muchos países de la región han rechazado recientemente a los gobiernos en funciones.

Por último, pero no por ello menos importante, los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín y la Copa del Mundo de Fútbol de Qatar acapararán la atención en 2022, ya que los grandes eventos deportivos tienen tendencia a acabar siendo políticos.

Para acoger la competición mundial de fútbol, Qatar, pequeño estado del Golfo rico en energía, ha gastado unos 220.000 millones de dólares en instalaciones e infraestructuras desde que se le concedió la condición de país anfitrión en 2010.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaChinaEEUUOriente MedioRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines