Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La inminente visita de Erdogan a Arabia Saudí

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammad bin Salman al-Saud, y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, durante la foto de familia en la jornada inaugural de la Cumbre de Líderes del G20 de Argentina 2018 en Costa Salguero el 30 de noviembre de 2018 en Buenos Aires, Argentina. [Daniel Jayo/Getty Images]

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció su intención de visitar Arabia Saudí en febrero, por invitación del rey Salman Bin Abdulaziz. El anuncio se produjo en la respuesta de Erdogan a la pregunta de una empresaria turca sobre la prohibición saudí no declarada de los productos turcos y su demanda a resolver este problema.

El presidente también visitará la capital emiratí el mes que viene, tal y como anunció tras la visita del príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed Bin Zayed Al Nahyan, a Ankara en diciembre. Se espera que la visita de Erdogan a Arabia Saudí se produzca inmediatamente después de su visita a los EAU y antes de su regreso a Turquía.

El rápido restablecimiento de las relaciones entre los EAU y Turquía tras la visita del consejero de seguridad nacional emiratí, Tahnoun Bin Zayed, a la capital turca el pasado mes de agosto, generó expectativas y previsión de avances en las estancadas conversaciones entre Ankara, El Cairo y Riad, para acelerar los pasos hacia la consecución de una reconciliación similar entre Turquía y Egipto, por un lado, y entre Turquía y Arabia Saudí, por otro. Sin embargo, el anuncio de esta visita por parte del presidente turco sorprendió a muchos observadores, dada la ausencia de indicadores positivos por parte de Arabia Saudí respecto a una inminente mejora de las relaciones turco-saudíes.

Turquía: la Lira se recupera al desvelar Erdogan las medidas antidolarización

El sitio web británico Middle East Eye citó a un alto funcionario turco familiarizado con las conversaciones entre Turquía y Arabia Saudí diciendo que "Riad se ha tomado más en serio la reparación de los lazos con Ankara después de que Erdogan se reuniera con el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohamed bin Zayed, en noviembre". Esto indica un cambio en la posición inflexible de Arabia Saudí sobre el deseo de Turquía de mejorar las relaciones entre ambos países, ya que Ankara había mostrado durante algún tiempo su deseo de restablecer sus relaciones con Arabia Saudí y había dado pasos tangibles para mostrar su buena voluntad. Sin embargo, esta iniciativa no fue bien recibida por la parte saudí hasta hace poco, lo que fue confirmado por el funcionario turco, quien también dijo: "Nos acercamos a ellos en el pasado, pero no fueron serios".

"Esta vez se acercaron a nosotros. Los saudíes sintieron que han sido excluidos en esta reconciliación regional. Les gustaría formar parte de ella".

MBS y la verdad sobre Khashoggi - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente Medio]

Hay muchos factores que suavizaron la posición saudí sobre la reconciliación con Turquía, y el reciente acercamiento turco-emiratí es sin duda uno de los más importantes. Esto se debe a que las relaciones de Turquía con tres países del CCG estaban bien. Después de que los EAU y Bahréin se unieran a Qatar, Kuwait y Omán, Arabia Saudí se quedó sola en la región en su hostilidad hacia Turquía.

El año pasado hubo conversaciones de reconciliación entre Riad y Teherán, con la mediación de Bagdad, pero llegaron a un punto muerto. Así lo demuestran las recientes declaraciones de funcionarios saudíes, entre ellos el rey Salman Bin Abdulaziz, que declaró ante el Consejo de la Shura: "Seguimos con preocupación la política del gobierno iraní que está desestabilizando la seguridad y la estabilidad regional, incluyendo la construcción y el apoyo a las milicias armadas sectarias y la propagación de su poder militar en otros países". El ataque de Teherán a Arabia Saudí a través de su apoderado en Líbano y la acusación de "terrorismo", indica el fracaso de las conversaciones saudíes-iraníes.

La cuestión de la prohibición impuesta por Arabia Saudí a los productos turcos con el pretexto de un "boicot popular" estará sin duda sobre la mesa durante la próxima visita del presidente turco a Riad. Se espera que la consigna de trato cero con Turquía desaparezca tras la visita, porque esta política, en las circunstancias de la pandemia de coronavirus, perjudica a los empresarios y comerciantes saudíes y al pueblo saudí, antes que a la economía turca.

LEER: ¿Ha abandonado Turquía la salida de Assad como condición para el progreso?

El caso del asesinato del escritor saudí Jamal Khashoggi -que Dios se apiade de su alma- en el consulado de su país en Estambul fue uno de los motivos más importantes del deterioro de las relaciones turco-saudíes. Turquía anunció, a través del portavoz presidencial turco, Ibrahim Kalin, que respeta el fallo del tribunal saudí en el caso, después de que éste intentara con todas sus pruebas revelar las circunstancias del crimen y lograr la justicia. Ankara considera que no es razonable mantener las relaciones turco-saudíes y los intereses de los dos países como rehenes de esta cuestión.

El retorno de las relaciones turco-saudíes a su curso normal redundará en beneficio de ambos países, y la reconciliación turco-saudí se reflejará en los expedientes regionales. Sin duda, los próximos días mostrarán hasta qué punto la visita de Erdogan a Arabia Saudí, si realmente se produce como se ha anunciado, romperá el hielo, pasará la página de la tensión y abrirá una nueva página en las relaciones bilaterales entre Ankara y Riad.

Este artículo apareció por primera vez en árabe en Arabi21 el 5 de enero de 2022

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
Arabia SauditaArtículosArtículos de OpiniónOriente MedioRegiónSmall SlidesTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines