Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Responsabilidad jurídica por la reconstrucción de Gaza y el engaño de Israel

Equipos técnicos egipcios llevan a cabo la limpieza de escombros en la torre In Al-Shuruk después de que Egipto enviara equipos para trabajar en los trabajos de retirada de escombros y reconstrucción con el equipo necesario para apoyar la reconstrucción en la ciudad de Gaza, dañada por los ataques israelíes, el 4 de junio de 2021. [Ashraf Amra - Agencia Anadolu]

Israel ha persistido en su agresión contra Gaza con el objetivo de eliminar la resistencia a su ocupación de Palestina en preparación para aplastar a los palestinos de una vez por todas. Cada ofensiva militar ha provocado la destrucción de edificios e infraestructuras, incluidas las instalaciones públicas de agua, electricidad y alcantarillado. Si los grupos de resistencia dispusieran de armas antiaéreas y de un sistema de defensa antimisiles, Israel se vería disuadido, pero Irán no quiere exportar el tipo de armas que podrían cambiar el equilibrio de poder entre Israel y los palestinos en Gaza.

La serie de ofensivas militares que comenzaron en diciembre de 2008 fueron lanzadas por la entonces ministra de Asuntos Exteriores israelí, Tzipi Livni, cuando se encontraba en El Cairo. Dijo que Israel estaba cambiando las reglas del juego con un ataque masivo contra la Franja de Gaza, que terminó el 19 de enero de 2009. Le siguieron ofensivas similares en 2012, 2014 y 2021. En cada ocasión, Israel alegó que actuaba en defensa propia en virtud del artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas. Esta afirmación se ha utilizado muchas veces, pero ni la ONU ni ningún Estado miembro de la ONU han tratado de corregir la interpretación israelí de la ley. De hecho, un Estado que impone una ocupación militar no tiene derecho a alegar "defensa propia" cuando la población que vive bajo esa ocupación participa en actos legítimos de resistencia.

Estoy firmemente convencido de que al llevar a cabo estas ofensivas contra los palestinos de Gaza, Israel está cometiendo actos genocidas en un intento de conseguir que el pueblo de la Palestina ocupada acepte la "paz económica" en lugar de la paz política y -con suerte, desde el punto de vista de Israel- se canse de resistir. Cabe señalar que Israel considera que toda Gaza es un objetivo debido a la resistencia. Las organizaciones internacionales de derechos humanos han rebatido estos argumentos señalando que Israel realiza ataques deliberados contra edificios residenciales sin ningún vínculo o asociación con los grupos de resistencia. En cualquier caso, ni siquiera el hecho de afirmar que se dirigen a grupos de resistencia hace que las ofensivas israelíes sean legítimas a los ojos de la ley, ya que, como se ha señalado anteriormente, las personas que viven bajo ocupación militar tienen el derecho legal de resistirse a esa ocupación. Por lo tanto, en sus ofensivas militares contra los palestinos de Gaza, es Israel quien está infringiendo la ley, no los grupos de resistencia.

LEER: El año 2021 se ha ido, pero sus crisis siguen con nosotros

Israel pretende engañar al mundo en general, y a la población de Gaza en particular, diciendo que no tiene ninguna responsabilidad en la reconstrucción del enclave devastado. También afirma, recordemos, que su lanzamiento de la Guerra de los Seis Días de 1967 con un ataque preventivo contra Egipto fue en "defensa propia", y que la recompensa por su victoria fue la península del Sinaí, que ocupó desde 1967 hasta 1982. En Gaza, Israel alega que su bombardeo masivo y la destrucción del territorio, que ha matado y herido a miles de hombres, mujeres y niños palestinos a lo largo de los años, es "legítima defensa" contra los cohetes lanzados por los grupos de resistencia. Tergiversa la ley para adaptarla a su propia narrativa falsa, de modo que las líneas de responsabilidad de la reconstrucción se difuminan a los ojos de quienes toman esas decisiones. Es un engaño a gran escala.

Resulta extraño, por tanto, que el mundo guarde silencio al respecto, incluido el gobierno egipcio que actúa como mediador entre el Estado de ocupación y el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina, Hamás. La realidad es que la responsabilidad legal de la reconstrucción de la Franja de Gaza corresponde exclusivamente a Israel, así como el pago de indemnizaciones a sus residentes.

Algunos países árabes, especialmente Qatar, se ofrecieron a reparar las plantas de electricidad y agua de Gaza, pero Israel tiene pleno control sobre quién y qué puede entrar en la Franja de Gaza. Durante el último ataque del pasado mes de mayo, Egipto abrió el paso fronterizo de Rafah para permitir el paso de la ayuda humanitaria, pero es muy poco lo que llega si Israel determina que tiene "doble uso" y puede ser utilizado por los grupos de resistencia. Por lo tanto, el acceso a cualquier material de reconstrucción eficaz es muy limitado.

Aunque la apertura del paso de Rafah fue un gesto importante por parte de Egipto, esperaba que el gobierno condenara la ofensiva israelí y admitiera la responsabilidad de Israel en la reconstrucción de Gaza. Sin embargo, Egipto quiere desempeñar el papel de mediador entre Israel y Hamás, que ha criticado la inacción de El Cairo en cuestiones de reconstrucción.

Fin del asedio a Gaza - Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente]

Es normal que Estados Unidos muestre su entusiasmo por que los Estados árabes paguen la reconstrucción de Gaza y puede haber dado luz verde a sus aliados en la región para que lo hagan, pero Washington definitivamente no va a responsabilizar legalmente a Israel por destruir Gaza en primer lugar. De hecho, fue el apoyo incondicional de Washington a Israel lo que animó al Estado ocupante colonial a lanzar sus ofensivas.

Además, tanto la UE como EE.UU. culpan a los grupos de resistencia de lo que le ha ocurrido a la Franja de Gaza; ambos se han creído la falsa narrativa de la "autodefensa". Al hacerlo, han puesto de manifiesto la abierta parcialidad occidental a favor de Israel, así como el silencio árabe ante los crímenes israelíes. Me atrevería a decir que al etiquetar a Hamás y a los demás grupos de resistencia como "terroristas", los Estados árabes animaron a Israel a atacar Gaza. Es más, la Liga Árabe aceptó la posición del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, sobre la ofensiva, lo que sugiere claramente que la organización con sede en El Cairo no reconoce a la resistencia.

LEER: ¿Es realmente Al Fatah perseguido por Hamás en Gaza?

De hecho, la batalla de la Espada de Jerusalén en mayo del año pasado en solidaridad con los residentes de Sheikh Jarrah en su lucha contra la opresión israelí produjo muchas lecciones a las que los árabes y la AP no quieren prestar atención, sobre todo que el pueblo palestino en todos los territorios ocupados y en la diáspora están unidos en la consideración de los grupos de resistencia como su escudo y espada. Además, la batalla del año pasado puso de manifiesto una vez más la posición del derecho internacional sobre la responsabilidad de la destrucción y reconstrucción de Gaza. Esto no será olvidado por el pueblo de la Palestina ocupada y sus partidarios.

En conclusión, hay que reiterar que Israel es responsable, según las leyes y convenciones internacionales, de los siguientes crímenes la anexión de facto de las tierras ocupadas adquiridas por la fuerza de las armas -ya no existe una ocupación militar "temporal", pues tiene todas las características de un acuerdo permanente, lo que hace que la resistencia a la ocupación sea aún más legítima-; la agresión continua contra el pueblo bajo ocupación con el pretexto de la "autodefensa", destinada a expulsar a los palestinos de sus tierras de forma permanente; muerte y destrucción como resultado de la agresión israelí; uso de la fuerza para chantajear a los palestinos para que acepten una "paz económica"; ataque a los grupos legítimos de resistencia; opresión de los residentes de Gaza mediante el bloqueo inmoral y el castigo colectivo ilegal.

Todo esto está confirmado por el derecho internacional, cuya aplicación es responsabilidad de la ONU y de la comunidad internacional.

Este artículo apareció por primera vez en Rai Al-Youm el 4 de enero de 2021 y fue editado por MEMO

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

Abogado y veterano diplomático egipcio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines