Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Será 2022 el "Año de los prisioneros palestinos"?

Un grupo de personas asiste a una protesta en solidaridad con el preso palestino Hisham Abu Hawash y otros palestinos detenidos en Israel, en el distrito de Dura de la ciudad cisjordana de Hebrón el 4 de enero de 2022. [Mamoun Wazwaz - Agencia Anadolu]

El preso palestino Hisham Abu Hawash ha aceptado, al parecer, poner fin a su huelga de hambre de 141 días en un acuerdo con Israel que le permitirá ser liberado el mes que viene. Abu Hawash se puso en huelga de hambre en protesta por la decisión del Estado de ocupación de mantenerlo recluido desde el 27 de octubre de 2020 sin cargos ni juicio en virtud de una orden de detención administrativa renovable. Esta protesta es indicativa de la determinación y el desafío de los presos palestinos retenidos por Israel, independientemente del precio que haya que pagar.

Tras ser trasladado a un hospital de la prisión debido al deterioro de su estado de salud, Abu Hawash cayó en coma; su vida estuvo amenazada, confirmaron su familia, la Autoridad de Asuntos de Prisioneros y Ex Prisioneros y muchas instituciones de derechos humanos y medios de comunicación. El sufrimiento que padeció es un ejemplo de lo que padecen los casi 4.600 presos palestinos retenidos por Israel.

Dado el alcance del apoyo público a los presos, el asunto puede desencadenar un enfrentamiento total con las autoridades de ocupación en cualquier momento. Las facciones de la resistencia palestina en Gaza advirtieron a Israel que si Abu Hawash moría bajo custodia lo considerarían un asesinato político y responderían en consecuencia. Eso abriría necesariamente la puerta a un enfrentamiento militar entre la resistencia y el ejército de ocupación. Hasta que Abu Hawash no salga realmente de la cárcel como se acordó, y con un estado de salud razonable, ese enfrentamiento puede estallar todavía.

2021 en Palestina: Una nueva generación se ha levantado por fin

Según los presos y las instituciones de derechos humanos, Israel detuvo el año pasado a unos 8.000 palestinos, entre ellos 1.300 niños y 184 mujeres y niñas. Algo menos de 1.600 se encuentran bajo detención administrativa. Estas persecuciones y detenciones forman parte de la guerra de Israel contra el pueblo palestino, que lucha por la libertad y la independencia.

Prisioneros palestinos se fugan de una cárcel de alta seguridad - Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente]

Israel sigue ignorando el sufrimiento de los presos palestinos. De hecho, desde que seis hombres se escaparon de la Prisión de Alta Seguridad de Gilboa en septiembre, se han desatado unidades militares especiales contra los palestinos retenidos en las cárceles israelíes en venganza por la humillante fuga. Sin embargo, entre los palestinos, el incidente ha llevado el tema de los prisioneros a la cima de sus prioridades. La resistencia popular en solidaridad con los presos deja claro que la gente de a pie no les abandonará.

Ahora se ha anunciado que el principal negociador de Israel para la liberación de los israelíes retenidos en Gaza, Moshe Tal, ha dimitido debido a la "negligencia" y al fracaso del gobierno de ocupación a la hora de llegar a un acuerdo de intercambio de prisioneros con los grupos de resistencia en el territorio asediado. Su decisión también estuvo influenciada, al parecer, por lo que dijo el ex portavoz del ejército Ronen Manelis en relación con la negativa del gobierno israelí a cerrar un acuerdo de intercambio de prisioneros en 2018. La implicación, claramente, fue que el estado de ocupación no está dispuesto a pagar el precio requerido para la liberación de sus soldados capturados en Gaza.

LEER: Los palestinos se concentran para exigir la liberación de un detenido en huelga de hambre

"Las Brigadas Izz ad-Din Al-Qassam retienen a cuatro prisioneros dentro de la Franja de Gaza", dijo recientemente el jefe del Buró Político de Hamás, Ismail Haniyeh, a Al-Jazeera, "y si Israel no se convence de llegar a un acuerdo, Hamás y las brigadas los obligarán". Esta fue una clara advertencia de que se capturarán más soldados israelíes si es necesario para impulsar un intercambio de prisioneros.

Por último, parece que las condiciones sobre el terreno están maduras para que cualquier incidente desencadene un enfrentamiento entre los grupos de resistencia y el Estado de ocupación. La estabilidad del gobierno israelí se vería amenazada por un conflicto de este tipo, que podría obligarle a acordar un nuevo trato de intercambio de prisioneros con los palestinos en los términos establecidos por los grupos de resistencia. Si, como se prevé, esto conduce a la liberación de cientos de prisioneros palestinos -algunos de los cuales llevan décadas retenidos-, el año 2022 podría ser realmente el "Año de los prisioneros palestinos".

Este artículo apareció por primera vez en árabe en Felesteen el 4 de enero de 2021 y ha sido editado por MEMO para tener en cuenta los últimos acontecimientos relacionados con los prisioneros.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines