Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La investigación de crímenes de guerra de la ONU sigue empañada por décadas de apoyo colonial a Israel

Hijos de colonos israelíes ondean una bandera nacional cerca del asentamiento de Bat Ayin, en la Cisjordania ocupada, el 21 de junio de 2021, mientras activistas de derecha y líderes de colonos realizan 14 marchas simultáneas para detener el "control árabe" en el Área C. [EMMANUEL DUNAND/AFP vía Getty Images]

La ONU financiará una investigación abierta sobre los crímenes de guerra israelíes contra los palestinos, a partir de la agresión de este año contra Gaza. Por primera vez -y esto es lo que enfurece a Israel, que hasta ahora ha controlado la narrativa de la ONU a través de la retórica de la seguridad- el mandato permitirá investigar cualquier violación de los derechos humanos cometida por Israel en toda la Palestina colonizada.

Tomar en consideración la totalidad de la empresa colonial es un paso importante en el reconocimiento de los fundamentos violentos de Israel, que son continuos. El hecho de que 125 países hayan apoyado la investigación de crímenes de guerra de la ONU en curso puede indicar que, bajo la retórica de la diplomacia de los dos Estados, hay pocas dudas sobre la violencia colonial sistemática de Israel. Sin embargo, la forma de salvar la brecha entre el reconocimiento y la responsabilidad es una historia totalmente diferente.

El embajador de Israel ante la ONU, Gilad Erdan, hizo una declaración que describiría sucintamente la naturaleza de la política colonial de los colonos, más que la investigación de crímenes de guerra de la ONU. "La ONU cayó a un nuevo nivel bajo y aprobó un presupuesto para una comisión despreciable y parcial que no tiene derecho a existir".

LEER: Hay que empezar a señalar la culpabilidad de la ONU

El colonialismo no tiene derecho a existir y la ONU no tiene derecho a apoyar la creación de una empresa colono-colonial basada en la limpieza étnica del pueblo palestino. Por el contrario, la investigación de los crímenes de guerra de la ONU tiene todo el derecho a existir precisamente porque la institución internacional fue decisiva para proporcionar a Israel la impunidad con la que podía cometer crímenes de guerra. Israel, por supuesto, es reacio a perder incluso una pizca de su impunidad, especialmente después de pasar décadas normalizando las violaciones de los derechos humanos alegando circunstancias excepcionales y supuestos problemas de seguridad.

Reclamar un sesgo antiisraelí en la ONU es injustificable. Es mucho más pertinente señalar que la investigación de los crímenes de guerra debería haber tenido lugar décadas antes, y que la ONU sigue siendo culpable de permitir las transgresiones de Israel, independientemente de lo que retraten sus acciones actuales.

Porque, mientras la investigación sobre los crímenes de guerra de Israel aborda sus violaciones, sigue existiendo la discrepancia de que la ONU protege a Israel repitiendo como un loro su "derecho a defenderse" de la población colonizada. La ONU sigue sin apoyar la descolonización de Palestina, obligando a los palestinos a aceptar una hipótesis de dos estados que mantendría a la población dependiente de la ayuda de los donantes internacionales y a los refugiados fuera de Palestina. La ONU tampoco apoya los derechos políticos de los palestinos por encima del paradigma humanitario. De hecho, todo el concepto de Palestina ha sido destrozado más allá del reconocimiento por la ONU, en beneficio de Israel.

Por lo tanto, si la investigación de los crímenes de guerra se desvincula del marco colonial que la ONU ha normalizado para ocultar los fundamentos y la existencia de Israel, no se logrará mucho. El enfoque "basado en los derechos" requiere una acción política a la que la ONU se ha opuesto para proteger el colonialismo israelí y, en consecuencia, su violencia.

Entonces, ¿cuál es el enfoque de la ONU sobre los crímenes de guerra de Israel? ¿Incluirá el contexto colonial o lo disociará, como suele hacer en el caso de los desplazamientos forzados de palestinos, por ejemplo, donde los desplazados son apartados del contexto de la Nakba en curso que creó Israel? Teniendo en cuenta que la ONU ha promovido sistemáticamente un sesgo pro-colonial y pro-Israel, la investigación de los crímenes de guerra es un comienzo que apenas arañará la superficie de las violaciones del derecho internacional por parte de Israel.

LEER: La violencia de los colonos israelíes empuja a los palestinos al punto de no retorno

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines