Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Irak: la milicia chiíta boicotea los esfuerzos para formar gobierno

Las brigadas de Hezbollah marchan en Bagdad, Irak, el 31 de mayo de 2019 [AHMAD AL-RUBAYE/AFP/Getty Images]

Las Brigadas de Hezbolá en Irak, una milicia chiíta proiraní, anunciaron el martes su boicot a los esfuerzos por formar un gobierno de coalición en el país después de que el Alto Tribunal Federal ratificara los resultados de las elecciones de octubre, informó Anadolu.

En un comunicado, Hezbolá dijo: "Los bandos que confiscaron los derechos del pueblo iraquí fueron respaldados por la malvada coalición zio-estadounidense-saudí para avanzar en su agenda".

La declaración también afirmaba que "la comisión electoral de Irak fue objeto de los peores abusos y la autoridad judicial de Irak fue objeto de coacciones, amenazas y presiones por parte de estos grupos."

Según la declaración, el embajador de Estados Unidos y el representante de la ONU en Irak habían ejercido presión sobre las autoridades y el tribunal iraquíes.

LEER: La iniciativa "antigolpe" tunecina advierte sobre las restricciones a sus actividades y simpatizantes

"Esto llevó al Tribunal Federal de Irak a rendirse ante ellos y a rechazar las peticiones de anulación de las elecciones, a pesar de las pruebas y las objeciones aportadas por las coaliciones que protestan", dice el comunicado.

Las Brigadas de Hezbolá forman parte de una coalición chiíta que incluye al partido Estado de Derecho y otros. Sin embargo, es la única que hasta ahora ha declarado su boicot a los esfuerzos por formar un nuevo gobierno.

"Las objeciones que presentamos ante el Tribunal Federal eran firmes, lógicas y aceptables, y bastarían para anular los resultados de las elecciones, si se sometieran a los tribunales de cualquier país en el que se respete la democracia", decía el comunicado.

El Tribunal Supremo de Irak ratificó el lunes los resultados de las elecciones parlamentarias después de haber rechazado los recursos presentados anteriormente por las facciones chiítas respaldadas por Irán contra los resultados.

La ratificación, tras un retraso de más de dos meses, despeja el camino para que el nuevo parlamento celebre su sesión inaugural en el plazo de dos semanas, según la ley iraquí.

Categorías
IrakIránNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines