Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Informe israelí: En el 70% de los tiroteos se utilizaron armas robadas del ejército

Soldados israelíes del batallón mixto Leones de Jordania, dependiente de la Brigada Kfir, comprueban sus armas al final del último entrenamiento antes de que se les asigne su destino, el 28 de febrero de 2017, cerca de la aldea cisjordana de Bardale, al este de Yenín [JACK GUEZ/AFP vía Getty Images].

El 70% de todos los ataques con armas de fuego en Israel durante el año pasado se llevaron a cabo utilizando armas robadas del ejército, según un informe publicado ayer en el portal web de noticias Walla.

Según las estadísticas oficiales publicadas por el ejército israelí, en 464 de un total de 675 incidentes de disparos registrados este año se utilizaron armas militares robadas. La cifra representa un aumento del 5% en comparación con las estadísticas de un informe similar publicado hace una década.

Además de las armas de fuego, se ha robado un número récord de artefactos explosivos en las bases del ejército. Los resultados también revelan que la mayor parte de las armas robadas salieron inicialmente de contrabando a través de las fronteras del país con los países vecinos Líbano, Egipto y Jordania.

"Mientras que las fronteras egipcia y libanesa son más difíciles de atravesar para el contrabando de armas o drogas, la frontera jordana es básicamente un alambre de espino", dice el informe, citando una fuente militar.

Haaretz informó en octubre de que cada año se roban miles de armas y municiones del ejército israelí. Esto "demuestra la cantidad de armas que han caído en manos equivocadas en los últimos años".

LEER: El ejército israelí permite a los soldados abrir fuego contra los palestinos que lanzan piedras

En enero, la Comisión de Asuntos Exteriores y Defensa del parlamento israelí debatió la cuestión de los robos de armas del ejército. Dichos robos fueron descritos como "el origen de la violación del acuerdo no escrito entre los ciudadanos del Estado y el Estado".

Según un comunicado de prensa de la Knesset, el año pasado se robaron un total de 80 armas de fuego de las bases militares, aunque se afirmó que esto se produjo en medio de una "disminución constante de los robos al ejército" desde un incidente ocurrido en 2017 en la base de Sde Teiman, en el sur del país, cuando se robaron 33 fusiles de asalto y se vendieron a organizaciones criminales en el norte.

Cabe destacar que el aumento de las armas robadas al ejército se ha relacionado con un aumento del número de ataques violentos entre los ciudadanos árabes israelíes. Más de 100 han sido asesinados desde el comienzo del año en "incidentes relacionados con la delincuencia", según el Jerusalem Post.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines