Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Podrá Israel acabar con Hamás y revivir la Autoridad Palestina?

Benny Gantz, ministro de Defensa de Israel en Jerusalén, Israel, el martes 12 de octubre de 2021 [Kobi Wolf/Bloomberg vía Getty Images].

En agosto, el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, visitó la ciudad ocupada de Cisjordania, Ramallah, y se reunió con el presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmoud Abbas, y con sus principales ayudantes de seguridad e inteligencia para, supuestamente, discutir formas de aliviar la dura vida de los palestinos.

Recientemente, el ministro israelí de Cooperación Regional, Issawi Frej, reveló a Channel 12 de Israel que Gantz se reuniría de nuevo con Abbas, y declaró con franqueza que el objetivo de su posible reunión formaría parte de los esfuerzos israelíes por fortalecer a la AP para poder disuadir la reciente ola de resistencia palestina.

La semana pasada, la agencia de noticias local palestina reveló que la presidencia de la AP había preparado un plan para reprimir la resistencia palestina y que está dispuesta a discutirlo con Gantz durante su próxima visita a Ramallah. El plan fue preparado por altos mandos de la seguridad palestina, incluido Majed Faraj, jefe de la agencia de inteligencia palestina.

A principios de esta semana, el periodista israelí y especialista en asuntos palestinos Gal Berger dejó muy claro que las autoridades de ocupación israelíes están preocupadas por lo débil que se ha vuelto la AP y la incapacidad de sus servicios de seguridad para frenar la resistencia palestina, citando la creciente popularidad de Hamás. "Israel se apresuró a ayudar a la AP porque es incapaz de enfrentarse a Hamás", declaró Berger a la cadena pública israelí Kan. Pero, ¿acabarán estos esfuerzos conjuntos con Hamás y la resistencia palestina?

El hecho sobre el terreno es que la resistencia palestina, principalmente el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina, Hamás, goza de una popularidad masiva en todos los territorios donde viven los palestinos, tanto dentro como fuera de Palestina y de las tierras palestinas ocupadas en 1948. Parece que cada intento israelí de resucitar a la AP o de hacer campaña contra Hamás aumenta la popularidad de Hamás entre el pueblo palestino, incluso entre los afiliados de las facciones palestinas seculares y liberales.

LEER: La bandera palestina

"Hamás goza de una gran popularidad en Gaza, Cisjordania y Jerusalén", dijo Zvi Yehezkeli, comentarista senior y jefe de la mesa árabe en Channel 13 News, al periódico hebreo israelí Maariv a principios de esta semana. "Hamás también es la facción palestina favorita entre las comunidades palestinas en el extranjero porque es la única facción palestina que se interesa por los asuntos de los refugiados".

Hace un par de días, Kan dijo: "Ahora, Hamás tiene muchas zonas centrales donde está trabajando con plena libertad y sin miedo en Cisjordania". Durante las últimas semanas, los medios de comunicación israelíes se han referido repetidamente, por ejemplo, a Yenín como un bastión de Hamás en Cisjordania, citando el multitudinario funeral del fallecido líder de Hamás y ex ministro Wasfi Qabha, que murió de COVID-19 semanas atrás.

El presidente palestino Mahmoud Abbas en la ciudad cisjordana de Ramallah el 25 de julio de 2021 [Thaer Ganaim/ApaImages].

En este sentido, Amir Bohbot, editor militar y analista principal de defensa del principal sitio web de noticias israelí Walla, informó esta semana de la recomendación de varios altos mandos del ejército y de los servicios de inteligencia israelíes al gobierno, que pedían un canje de prisioneros con Hamás lo antes posible antes de que se deteriorara la situación de seguridad en la Cisjordania ocupada por la muerte de Abbas.

Los analistas creen que la actual campaña de la AP contra Hamás y las demás facciones palestinas es una prueba de que estos movimientos tienen una gran repercusión en los territorios palestinos ocupados, a pesar de las estrictas restricciones a las que están sometidos.

Describiendo a Hamás, Kan dijo: "A pesar de los esfuerzos de los organismos de seguridad de la AP por recuperar el control en Cisjordania, Hamás sigue siendo allí la verdadera amenaza para la AP e Israel". El periodista israelí Zvi Yehezkeli se hizo eco de la misma postura: "La principal amenaza a la que se enfrenta Israel no es Irán, sino Hamás en Gaza, Cisjordania e Israel".

"Los esfuerzos de Israel por reforzar la posición de la AP y las reuniones que se están celebrando entre el ministro de Defensa [Gantz] y el presidente de la AP a la luz del aumento de la popularidad de Hamás son sólo intentos de resucitar un cadáver", añadió.

LEER: Gaza está a punto de estallar

El profesor y periodista israelí, Ariel Segal, también señaló que el aumento de la popularidad de los movimientos de resistencia, señalando que esto demuestra el fracaso de la visión estratégica de la inteligencia israelí y su incapacidad para predecir el futuro y proponer soluciones. Describió la cooperación entre Israel y la AP como una forma de utilidad recíproca. "Israel mantiene la seguridad de la AP y la AP mantiene la seguridad de Israel", dijo.

Cuando el editor militar Bohbot informó de la recomendación de altos mandos del ejército y de los servicios de inteligencia de que Israel debería lograr un intercambio de prisioneros con Hamás lo antes posible, citó el precio que podrían pagar los soldados israelíes si se vieran obligados a enfrentarse a Hamás. Dijo que los comandantes citaron los dolores y sufrimientos diarios a los que se enfrentaron los miembros de la unidad de élite del ejército israelí durante la ofensiva israelí sobre Gaza en 2014.

Mientras tanto, Hamás dijo que continúa su lucha por los derechos de los palestinos. El portavoz Hazem Qasem dijo: "Renunciar a nuestra resistencia y dejar las armas es una traición a Palestina y a los palestinos". Añadió que, no obstante, el movimiento está abierto a todas las opciones, incluidas las soluciones pacíficas.

En la Cisjordania ocupada, la popularidad de Hamás va en aumento y la posición de la AP como organismo nacional palestino se desvanece día a día. Esto deja a Israel sin un socio en Cisjordania y la situación será un día, tras una amarga guerra de desgaste, similar a la de Gaza. Sólo entonces el Estado ocupante de Israel empezará a pensar en una solución seria con los palestinos.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines