Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La OCI creará un fondo humanitario para Afganistán

El negociador talibán Suhail Shaheen asiste a una rueda de prensa en Moscú el 9 de julio de 2021. [DIMITAR DILKOFF/AFP vía Getty Images]

La Organización de Cooperación Islámica (OCI) anunció y sugirió el domingo una serie de medidas para mitigar la inminente crisis humanitaria en Afganistán, informa Anadolu.

Esto se produjo en una "sesión extraordinaria" de un día de duración de la organización sobre Afganistán, celebrada en la capital de Pakistán, Islamabad, y a la que asistieron los ministros de Asuntos Exteriores de los Estados miembros, y representantes de la ONU, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Japón, Italia y varias organizaciones internacionales.

La delegación afgana, encabezada por el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Amir Muttaqi, también asistió a la reunión, que se convocó con el telón de fondo del agravamiento de la situación humanitaria en el país.

Al anunciar las decisiones en una conferencia de prensa conjunta al término de la sesión, el ministro de Asuntos Exteriores de Pakistán, Shah Mahmood Qureshi, junto con el secretario general de la OCI, Hissein Brahim Taha, dijo que se creará un "fondo fiduciario humanitario" para ayudar a los afganos en materia de asistencia humanitaria.

LEER: El régimen de Assad en Siria y la oposición liberan a los detenidos en el marco del Proceso de Astana

El fondo se establecerá bajo la égida del Banco Islámico de Desarrollo para que sirva de vehículo para canalizar la ayuda humanitaria a Afganistán, incluso en asociación con otros actores internacionales.

La conferencia, dijo, ha acordado lanzar un programa de seguridad alimentaria para Afganistán con el fin de mitigar la creciente escasez de alimentos en el país.

Estados Unidos se retira de Afganistán, ¿hacia dónde va esto? - Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente].

Además, añadió, la OCI nombrará un representante especial para Afganistán que coordinará los esfuerzos de ayuda y asistencia. El representante también tendrá el mandato de buscar un compromiso económico y político con Kabul.

Insistiendo en que las sanciones internacionales y del Consejo de Seguridad de la ONU no deben impedir el suministro de la ayuda humanitaria, la conferencia pidió que se desbloqueen los canales financieros y bancarios para Afganistán.

"Se siente la necesidad de forjar una asociación entre la OCI y la ONU para canalizar los recursos que se comprometan en términos de ayuda humanitaria (para Afganistán)", dijo Qureshi.

En respuesta a una pregunta, Taha aclaró que hasta ahora no se han prometido cantidades para el fondo humanitario de la OCI. Según las estimaciones de la ONU, alrededor del 60% de los 38 millones de afganos se enfrentan a "niveles de crisis de hambre", que empeoran "cada día".

La mayor crisis provocada por el hombre

Anteriormente, en su intervención en la sesión inaugural de la conferencia, el primer ministro de Pakistán, Imran Khan, advirtió que Afganistán podría convertirse en la "mayor crisis provocada por el hombre" si el mundo no toma medidas para contener la tragedia.

Instando a Estados Unidos a "desvincular" al gobierno talibán de los 40 millones de ciudadanos afganos, Khan afirmó que Afganistán se dirige al caos, lo que significa la incapacidad de luchar contra el terrorismo y el resurgimiento de grupos terroristas, como Daesh/ISIS.

"Una situación así no le conviene a Estados Unidos", advirtió.

LEER: El líder del partido sueco presentará cargos penales contra la ministra que se reunió con las YPG

El ministro de Asuntos Exteriores saudí, Faisal bin Farhan Al Saud, temió en su discurso que la crisis económica en curso pudiera desencadenar una crisis humanitaria, lo que a su vez provocaría una mayor inestabilidad y afectaría a la paz regional e internacional.

Instó a los Estados miembros de la OCI a desempeñar un papel para evitar un colapso económico.

Declaración conjunta

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, entre enero y septiembre de 2021 unas 665.000 personas se han visto desplazadas dentro de Afganistán, además de los 2,9 millones de personas que ya estaban desplazadas internamente por el conflicto en Afganistán.

Una declaración conjunta adoptada en la reunión reafirmó el "firme" compromiso de los Estados miembros de la OCI con la "soberanía, independencia, integridad territorial y unidad nacional" de Afganistán.

La declaración subrayaba la importancia de invertir en el desarrollo humano para lograr una paz y un desarrollo sostenibles en el país.

Expresó su solidaridad con el pueblo de Afganistán y reiteró el compromiso de los Estados miembros de la OCI de ayudar a llevar la paz, la seguridad, la estabilidad y el desarrollo al país.

La reunión también expresó su "profunda alarma" por el deterioro de la crisis humanitaria en Afganistán, en particular la advertencia hecha por el Programa Mundial de Alimentos de que 22,8 millones de personas -más de la mitad de la población de Afganistán- se enfrentan a una escasez aguda de alimentos; 3,2 millones de niños y 700.000 mujeres embarazadas y lactantes corren el riesgo de sufrir desnutrición aguda.

LEER: Occidente está diseñando una hambruna neocolonial en Afganistán, por el bien de las mujeres

Observando con "profunda preocupación" el colapso del sistema sanitario de Afganistán, los brotes de enfermedades y la grave desnutrición, en particular ante la pandemia del COVID-19, la reunión advirtió que un colapso económico en Afganistán provocaría un éxodo masivo de refugiados, fomentaría el terrorismo y la inestabilidad, con consecuencias nefastas para la paz y la estabilidad regionales e internacionales.

La reunión hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que proporcione ayuda humanitaria urgente y sostenida a Afganistán, así como a los principales países que acogen a los refugiados afganos.

Se decidió que la OCI desempeñará un papel de liderazgo en el suministro de ayuda humanitaria y de desarrollo al pueblo de Afganistán.

También se decidió que la Secretaría General de la OCI, junto con el Banco Islámico de Desarrollo y el fondo fiduciario humanitario, iniciará conversaciones con las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas para diseñar una hoja de ruta que permita movilizar acciones en los foros pertinentes con el fin de desbloquear los canales financieros y bancarios para reanudar la liquidez y el flujo de la ayuda financiera y humanitaria, y para diseñar un mecanismo para el desembolso de la ayuda humanitaria urgente y sostenida al pueblo de Afganistán.

La declaración también pide a los Estados miembros de la OCI, a las instituciones financieras islámicas, a los donantes y a otros socios internacionales que anuncien promesas de contribución al fondo fiduciario humanitario para Afganistán, así como que proporcionen ayuda humanitaria a este país.

Categorías
AfganistánNoticiasOCIOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines