Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Ministerio de Asuntos Exteriores de la AP: "el gobierno israelí muestra diariamente su cara racista a los palestinos"

Soldados israelíes detienen a un manifestante palestino durante una manifestación contra la expansión de los asentamientos israelíes en el pueblo de Jbara, al sur de Tulkarm, en la Cisjordania ocupada, el 1 de septiembre de 2020. [JAAFAR ASHTIYEH/AFP vía Getty Images]

El Ministerio de Asuntos Exteriores de la Autoridad Palestina ha declarado que el gobierno de ocupación muestra a diario su cara racista, colonial y violenta al pueblo palestino. Sus derechos, su tierra, su propiedad y sus santidades se enfrentan a un conjunto integrado de medidas represivas y punitivas, insiste el ministerio.

En un comunicado emitido el miércoles, el ministerio acusó al gobierno israelí dirigido por Naftali Bennett de llevar a cabo actividades ilegales de asentamiento que constituyen un gran obstáculo para la paz. "Parece como si el gobierno de Bennett quisiera demostrar su valía cometiendo más violaciones y crímenes contra los palestinos, como si compitiera para imponer más castigos colectivos, restricciones y tormentos". El ministerio sugirió que la presencia de individuos de extrema derecha dentro de la coalición empuja al gobierno a reforzar la ocupación y la represión, y el "régimen racista, aborrecible y de apartheid" de Israel.

Funcionarios de la AP señalaron que se ha producido un "aumento significativo" del número de ataques violentos por parte de los colonos ilegales contra los palestinos. "Estos ataques han sido documentados por organismos de derechos humanos locales, internacionales e israelíes, como la ONU, Human Rights Watch, Peace Now y B'Tselem".

VIDEO: Diputados jordanos abandonan la sesión por el acuerdo con Israel

De hecho, "las violaciones israelíes afectan a todos los aspectos de la vida palestina a lo largo y ancho de los territorios ocupados, incluidos Cisjordania, Jerusalén Este y la Franja de Gaza". Estas violaciones incluyen la construcción y expansión de asentamientos ilegales anunciada por la ultraderechista Ayelet Shaked, ministra de Interior israelí. "El municipio de ocupación de Jerusalén también ha aprobado un nuevo plan para construir más de ochenta unidades de asentamientos y dos bloques de torres". Estas actividades van acompañadas del desplazamiento forzoso de residentes palestinos y de restricciones a su presencia continuada en su propia tierra.

El ministerio enumeró algunas de las últimas violaciones cometidas por las autoridades de ocupación israelíes: se han arrancado árboles; se ha destruido un pozo; se han demolido viviendas; han aumentado las incursiones armadas de colonos y soldados en la mezquita de Al-Aqsa y en ciudades de los territorios ocupados; y se ha atacado a pescadores en las aguas territoriales palestinas frente a la costa de Gaza.

La declaración concluye condenando el "muro racista y de separación" que acaba de construir Israel alrededor de la Franja de Gaza, que ha tenido "consecuencias medioambientales devastadoras" para los agricultores palestinos, que siguen siendo tiroteados por los soldados israelíes.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines