Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La caligrafía árabe entra en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO

Un trabajador saudí cose caligrafía árabe en hilo de oro en un paño para cubrir la Kaaba en la fábrica Kiswa en la ciudad santa de La Meca el 8 de noviembre de 2010 [MUSTAFA OZER/AFP/Getty Images].

La UNESCO incluyó el martes la caligrafía árabe en su lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El reconocimiento se produjo tras una candidatura liderada por Arabia Saudí que incluía a 16 países de habla árabe. El reino había declarado los años 2020 y 2021 como los "Años de la Caligrafía Árabe", parte de la cual fue el llamamiento para que esta forma de arte se incluyera en la lista de la UNESCO.

En reacción al anuncio, el ministro saudí de Cultura, el príncipe Badr Bin Abdullah Bin Farhan, declaró: "Acogemos con satisfacción la inscripción de la caligrafía árabe, que es el resultado de la defensa por parte del Reino de este preciado aspecto de la auténtica cultura árabe".

Según un comunicado del organismo de la ONU, la caligrafía árabe es "la práctica artística de escribir a mano la letra árabe de forma fluida para transmitir armonía, gracia y belleza".

VIDEO RECETA: Sopa de lentejas con limón

El portal web de la UNESCO define el patrimonio cultural inmaterial como "un factor importante para mantener la diversidad cultural frente a la creciente globalización". Su importancia "no es la manifestación cultural en sí misma, sino la riqueza de conocimientos y habilidades que se transmiten a través de ella de una generación a otra".

"La fluidez de la escritura árabe ofrece infinitas posibilidades, incluso dentro de una misma palabra, ya que las letras pueden estirarse y transformarse de numerosas maneras para crear diferentes motivos".

Según un portal web especializado en este arte, la caligrafía árabe comenzó con la primera versión escrita del Corán por Zaid Ibn Thabit durante el califato de Othman Ibn Affan (644-656 de la era cristiana). Esta versión se escribió con la escritura jazm, una de las primeras predecesoras de la escritura cúfica.

El desarrollo temprano de la escritura árabe continuó durante la dinastía omeya, con sede en Damasco, con la arquitectura y la caligrafía icónicas de la Mezquita de la Cúpula de la Roca de Jerusalén.

La caligrafía árabe se encuentra entre las 35 nuevas entradas de la lista, que también incluye: El bordado palestino y la tradición de 4.000 años de antigüedad de la cetrería, que aún se practica en varias partes del mundo, especialmente en los países del Golfo.

Categorías
NoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioUNESCO

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines