Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El Senado de EE.UU. aprueba una ley sobre trabajos forzosos de los uigur

Manifestación contra las políticas de China hacia los musulmanes uigures y otras minorías étnicas y religiosas, que sufren crímenes contra la humanidad y genocidio, frente a la embajada china en Londres, Reino Unido, el 1 de julio de 2021. [Hasan Esen/Anadolu Agency]

El Senado estadounidense aprobó el jueves un proyecto de ley que prohíbe los productos procedentes de la región china de Xinjiang, de mayoría musulmana, y producidos con trabajos forzados, informó la Agencia Anadolu.

La Ley de Prevención del Trabajo Forzoso Uigur fue aprobada por unanimidad en la Cámara Alta del Congreso. El martes se aprobó en la Cámara de Representantes.

El principal promotor del proyecto de ley, el senador republicano del estado de Florida Marco Rubio, celebró la aprobación en Twitter.

"Tuvimos que luchar contra el lobby de las grandes empresas, la oposición de la Casa Blanca de Biden y las amenazas de la China comunista. Incluso tuve que frenar el proyecto de ley de Defensa.

"Pero finalmente aprobamos la #UyghurForcedLaborPreventionAct", dijo Rubio.

LEER: Los legisladores estadounidenses piden sanciones contra las empresas de software espía, incluida la israelí NSO Group

Ahora pasa a la mesa del presidente Joe Biden para su firma.

El proyecto de ley pretende garantizar que los productos fabricados con mano de obra forzada de uigures y otros habitantes de la región de Xinjiang no entren en el mercado estadounidense. También exige a las empresas que demuestren que no importan productos de Xinjiang procedentes de trabajos forzados.

En Xinjiang, los musulmanes de etnia uigur llevan años sufriendo abusos debido a su identidad y cultura.

Según datos de la ONU, al menos un millón de uigur están retenidos contra su voluntad en lugares que Pekín denomina "centros de formación profesional", pero que los críticos califican de lugares de adoctrinamiento, abuso y tortura.

Varios países han acusado a China de cometer un genocidio contra los uigures. Pekín ha negado cualquier delito y ha rechazado las acusaciones como "mentiras y (un) virus político".

Categorías
ChinaNoticiasOriente MedioUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines