Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El líder del partido sueco presentará cargos penales contra la ministra que se reunió con las YPG

La ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, Ann Linde, asiste a una sesión de una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN en Riga, Letonia, el 1 de diciembre de 2021. [GINTS IVUSKANS/AFP vía Getty Images]

El jefe de un partido político sueco ha anunciado que presentará una denuncia penal contra la ministra de Asuntos Exteriores del país, después de que ésta fuera vista reuniéndose con los dirigentes de una milicia kurda con base en Siria.

La semana pasada, la ministra de Asuntos Exteriores, Ann Linde, se reunió con Ilham Ahmed, copresidente de la administración autónoma de la milicia Unidades de Protección Popular (YPG), en el noreste de Siria.

Como resultado de esa reunión, Estocolmo se comprometió a aumentar su financiación a las YPG, respaldadas por Estados Unidos, hasta 376 millones de dólares en el transcurso de dos años. Tras la decisión, muchos esperaban que Turquía condenara a Suecia y su ayuda a la milicia que, según Ankara, está directamente vinculada al grupo terrorista designado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

El presidente del Partido Nuance de Suecia (Partiet Nyans), Mikail Yuksel, dijo que presentará una denuncia contra Linde, junto con otros suecos preocupados por su reunión.

LEER: Suecia aumenta la financiación para el YPG hasta los 376 millones de dólares

"Según la ley antiterrorista sueca, todo tipo de relaciones con terroristas es un delito", dijo Yuksel, según el medio turco Daily Sabah. "A pesar de esta ley, el ministro de Asuntos Exteriores Linde mantiene reuniones con miembros de un grupo terrorista, proporciona ayuda financiera y no pasa nada".

Añadió que la presentación de la denuncia penal servirá también para comprobar si la ley sueca se aplica sólo a algunos individuos selectos o a todos en el país.

Yuksel, de origen turco, lanzó su partido en 2019 tras ser expulsado del Partido del Centro, supuestamente por no hablar en contra de Turquía o de su gobierno bajo el presidente Recep Tayyip Erdogan.

Su partido ha sido un punto de controversia para muchos en la derecha sueca y en el extranjero, y ha sido tachado de "pro islámico", ya que algunos de sus focos de atención son el apoyo a los problemas de los migrantes y la lucha contra la islamofobia.

Categorías
NoticiasOriente MedioSiriaSmall SlidesSueciaTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines