Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La AP saca a relucir su dependencia con Israel y la comunidad internacional

Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, habla en un video pregrabado durante la Asamblea General de las Naciones Unidas a través de una transmisión en vivo en Nueva York, Estados Unidos, el viernes 24 de septiembre de 2021 [Michael Nagle/Bloomberg vía Getty Images].

El discurso del líder de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, en la Asamblea General de la ONU seguirá siendo una referencia durante un buen tiempo. Mientras Israel planea una mayor expansión de los asentamientos, Nabil Abu Rudeineh, portavoz de Abbas, dijo que la expansión de los asentamientos de Israel "empujará a los dirigentes palestinos a acelerar la aplicación del ultimátum" anunciado durante el discurso de la AGNU. Israel, dijo Abbas, tiene un año para retirarse a las fronteras de 1967, o de lo contrario la AP rescindirá su reconocimiento del derecho de Israel a existir.

Sin embargo, Abbas parece más empeñado en promover, una vez más, la necesidad de celebrar una conferencia de paz internacional, como declaró durante una conferencia de prensa conjunta con el presidente tunecino, Kais Saied. Si Israel no cesa con sus violaciones, Abbas declaró: "Tendremos nuestras opciones y medidas pronto".

Huelga decir que la AP no está en condiciones de decidir opciones y medidas, ahogada como está por las mismas entidades que financian su existencia, y para las que la presencia de Israel sigue siendo prioritaria, por encima incluso de la hipótesis de un Estado palestino independiente.

La amenaza de Abbas en la AGNU también es inútil. A estas alturas, cuando la anexión de facto es la prioridad de Israel, el reconocimiento de Israel por parte de la AP equivale a poco más que a una delicadeza diplomática. El daño iniciado hace décadas no se deshará con ninguna declaración futura de la AP, no cuando los mandos de Ramallah han demostrado su falta de confianza en repetidas ocasiones. Es poco probable que el pueblo palestino olvide los trucos que Abbas ha hecho a lo largo de este año, desde la cancelación de las elecciones hasta la reanudación de la coordinación de seguridad con Israel. Por no hablar de cómo los servicios de seguridad de la AP han demostrado ser tan violentos como sus homólogos israelíes, especialmente a raíz del asesinato del activista y crítico palestino Nizar Banat.

LEER: Independencia del Estado de Palestina

Si Abbas pone en práctica su amenaza, los donantes internacionales estarán en mejor posición para exigir aún más aquiescencia a la AP. La construcción del Estado palestino y la financiación que recibe Abbas para esta ilusión se basan en la premisa de que Israel siga siendo reconocido y no sea cuestionado.

Lo que Abbas y Abu Rudeineh no expusieron es cómo implementaría la AP su amenaza. ¿Cómo acelerará la fijación de Abbas en las conferencias internacionales de paz cualquier supuesta renuncia a reconocer a Israel? Además, la adhesión de Abbas al compromiso de dos Estados implica automáticamente el reconocimiento de Israel. Si Abbas sigue defendiendo el concepto de las conferencias internacionales de paz para poner en marcha las negociaciones que defienden la diplomacia de los dos Estados, ¿no anularía eso la amenaza de Abbas?

A menos que la AP decida abrazar la resistencia anticolonial, cosa que no hará, las amenazas vacías de Abbas no suponen ningún peligro. Sin embargo, Israel está poniendo en peligro a Palestina y no encuentra oposición a sus violaciones del derecho internacional y a sus crímenes de guerra. La fijación de la AP en involucrar a la comunidad internacional no obstaculiza a Israel. Al contrario, refuerza la anexión de facto de Israel porque no ha habido oposición al sigilo con el que se está apropiando del territorio palestino. Si la AP recuerda bien, fue la formalización del colonialismo lo que la comunidad internacional cuestionó, y sólo con moderación.

Sólo una amenaza funcionaría si se aplicara de verdad, y sería permitir a los palestinos opinar sobre la política que determina sus vidas. Pero la AP, por supuesto, no querría ninguna alternativa que pusiera en peligro su autoridad. Abbas parece haber olvidado también convenientemente que ha aceptado la ayuda de Israel para sofocar la resistencia palestina. A la luz de lo dependiente que es la AP de Israel para su supervivencia, ¿qué reconocimiento revocará Abbas al final del plazo estipulado?

Abbas: "El mundo debe cambiar su forma de tratar a Israel"

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y AnálisisSmall Slides

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines