Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El plan alternativo a las negociaciones: sobre el acuerdo nuclear de Irán

El ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz (izq.), se reúne con el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken (der.), en Washington D.C., Estados Unidos, el 3 de junio de 2021. [Departamento de Estado de EEUU - Agencia Anadolu]

Los medios de comunicación israelíes promueven actualmente un plan alternativo para los dirigentes del país en caso de que fracasen las negociaciones de Viena, y se esfuerzan por arrastrar a Washington y a los Estados europeos. Considera que ahora es el momento adecuado para alejar a Teherán de sus posiciones políticas y empujarlo a aceptar concesiones sobre su programa de misiles y su papel regional. La pregunta aquí es, ¿cuál es este plan alternativo?

El sitio de noticias israelí Kan ha revelado importantes detalles de la visita de Benny Gantz y el jefe del Mossad, David "Dadi" Barnea, a Washington, y ha señalado que tienen un plan alternativo que Washington puede empezar a aplicar para obligar a Teherán a cambiar su comportamiento y hacer concesiones en su expediente nuclear. Esto sucede después de que altos funcionarios de la Casa Blanca se negaran a que se lanzaran ataques militares contra las instalaciones nucleares iraníes. Informaron de que el plan alternativo israelí incluye el ataque a los centros de mando y control iraníes y a los emplazamientos militares en Yemen, Siria, Irak y Líbano, afirmando que esto obligará a los dirigentes de Teherán a hacer concesiones en varias cuestiones planteadas en las negociaciones de Viena.

Gantz y Barnea han dado a entender que Israel está dispuesto a aplicar el plan alternativo si Washington se niega a hacerlo, y que hay líderes en el Congreso que ven la importancia de tomar medidas más decisivas para empujar a Teherán a hacer concesiones, incluyendo la amenaza de utilizar el poder militar. Esto significa que el próximo período será testigo de una escalada de seguridad en varios países árabes ya inestables.

LEER: Preguntas sobre la normalización emiratí

El plan alternativo se desarrollará en tierra árabe y en las actuales zonas de conflicto, es decir, Siria, Irak, Yemen y Líbano, y puede extenderse a Libia y a los países árabes africanos. Resolver las disputas en Viena se manchará con la sangre de los árabes y a costa de nuestra seguridad y nuestro futuro. Los dirigentes de Israel buscan una opción que destruya a los Estados árabes por temor a una confrontación directa con Teherán y a la posible intervención de Rusia y China.

Además, el plan alternativo significa calentar los actuales frentes de confrontación en materia de seguridad, y supone arrastrar a Washington y a las capitales de Europa a interferir directamente para arrancar la influencia iraní por la fuerza de Yemen, Irak, etc. Lo que viene a continuación obligará a Teherán a reconsiderar sus cálculos regionales y a ceder a las exigencias de la comunidad internacional en todos los expedientes planteados en las negociaciones de Viena. Esto nos lleva a preguntarnos: ¿Se han convertido nuestros países en campos de fútbol, en hipódromos donde se pueden ajustar cuentas a nuestra costa y con nuestro dinero?

Israel e Irán están poniendo a prueba su poder y sus áreas de influencia con fuego en nuestros países que están cargados de guerras abiertas. No sería de extrañar que Turquía se uniera y tomara su parte. Es posible que Rusia crea que la resolución del problema con EE.UU. y Europa en relación con Ucrania pasa por la realización de ejercicios con munición real en nuestros estados árabes, lo que significa que nosotros, junto con nuestros estados, tierras y personas, estamos siendo vulnerados por todas las fuerzas regionales e internacionales en conflicto y que la resolución de las diferencias entre ellas empieza y termina con la sangre árabe.

LEER: Los intereses "militares y de seguridad" de Israel avanzan en su normalización con Marruecos

El plan alternativo se desarrollará en tierra árabe y en las actuales zonas de conflicto, es decir, Siria, Irak, Yemen y Líbano, y puede extenderse a Libia y a los países árabes africanos. Resolver las disputas en Viena se manchará con la sangre de los árabes y a costa de nuestra seguridad y nuestro futuro. Los dirigentes de Israel buscan una opción que destruya a los Estados árabes por temor a una confrontación directa con Teherán y a la posible intervención de Rusia y China.

Además, el plan alternativo significa calentar los actuales frentes de confrontación en materia de seguridad, y supone arrastrar a Washington y a las capitales de Europa a interferir directamente para arrancar la influencia iraní por la fuerza de Yemen, Irak, etc. Lo que viene a continuación obligará a Teherán a reconsiderar sus cálculos regionales y a ceder a las exigencias de la comunidad internacional en todos los expedientes planteados en las negociaciones de Viena. Esto nos lleva a preguntarnos: ¿Se han convertido nuestros países en campos de fútbol, en hipódromos donde se pueden ajustar cuentas a nuestra costa y con nuestro dinero?

Israel e Irán están poniendo a prueba su poder y sus áreas de influencia con fuego en nuestros países que están cargados de guerras abiertas. No sería de extrañar que Turquía se uniera y tomara su parte. Es posible que Rusia crea que la resolución del problema con EE.UU. y Europa en relación con Ucrania pasa por la realización de ejercicios con munición real en nuestros estados árabes, lo que significa que nosotros, junto con nuestros estados, tierras y personas, estamos siendo vulnerados por todas las fuerzas regionales e internacionales en conflicto y que la resolución de las diferencias entre ellas empieza y termina con la sangre árabe.

LEER: Mohammed Bin Zayed: ¿pacificador o belicista?

Este artículo apareció por primera vez en árabe en Addustour el 7 de diciembre de 2021

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIránIsraelOriente MedioRegiónSiria

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines