Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel ignora las solicitudes de ciudadanía de los judíos conversos, desafiando al Tribunal Supremo

El gobierno israelí no aprueba las solicitudes de ciudadanía de casi 80 judíos conversos.

El gobierno israelí no está aprobando las solicitudes de ciudadanía de casi 80 conversos al judaísmo, nueve meses después de que el Tribunal Supremo del país anunciara su reconocimiento de las conversiones a efectos de ciudadanía.

En marzo de este año, el Tribunal Supremo israelí aprobó una decisión histórica según la cual las conversiones a confesiones judías no ortodoxas permitirían a los extranjeros solicitar la ciudadanía israelí. Sin embargo, hasta ahora el Ministerio del Interior sólo ha aprobado tres solicitudes de ciudadanía.

La ley se aprobó como respuesta a una petición presentada en 2005 por ocho residentes temporales que se convirtieron al judaísmo de la mano de los grupos no ortodoxos. Más de quince años después, cuando finalmente se aprobó la ley, a esos ocho conversos se les concedió la ciudadanía.

La sentencia del Tribunal Supremo pretendía imitar y ampliar a los conversos la Ley del Retorno, según la cual cualquier judío nacido en cualquier parte del mundo -independientemente de su nacionalidad- tiene derecho a trasladarse y establecerse en Israel.

Sin embargo, según el medio de comunicación israelí Haaretz, la gran mayoría de los conversos -que están casados o han estado casados con israelíes y proceden de países de Europa del Este o Sudamérica- no han tenido tanta suerte y siguen esperando que sus solicitudes sean aceptadas.

En primer lugar, las entrevistas a las que deben someterse en el Ministerio del Interior son notablemente más largas que las de quienes presentaron sus solicitudes antes de la sentencia judicial. Mientras que las entrevistas solían durar alrededor de una hora, ahora se prolongan una media de dos horas y media a tres horas.

LEER: Israel finaliza la construcción del muro de Gaza

El rabino Andrew Sacks, director de la Asamblea Rabínica del movimiento Conservador-Masorti en Israel, dijo al periódico que los conversos le han expresado su frustración y sospechan que las entrevistas son tan largas porque los entrevistadores dudan de la intención de sus conversiones.

El rabino Sacks declaró que la "lentitud" del proceso de ciudadanía "demuestra que, no sólo las cosas no han cambiado para mejor en el Ministerio del Interior bajo el nuevo gobierno, sino que incluso están empeorando".

Una prueba más del retraso del proceso por parte del gobierno es el hecho de que de los 30 residentes temporales -que se convirtieron en el país de la mano de las denominaciones reformista o conservadora- sólo dos de ellos han visto aprobadas sus solicitudes, y otro ha sido rechazado.

Todos los demás solicitantes siguen esperando la decisión del gobierno. Todo ello a pesar de haber presentado su solicitud antes de la sentencia judicial, de haber recibido permiso para permanecer en Israel hasta que se anuncien sus resultados y de que la mayoría de ellos ya han sido entrevistados por el Ministerio.

Otros solicitantes lo tienen aún peor, ya que la mayoría de los otros casi 50 conversos siguen esperando ser entrevistados y sólo uno tiene su solicitud aprobada, hasta ahora. Esto significa que, en total, sólo tres conversos han obtenido la nacionalidad nueve meses después de la aprobación de la sentencia.

Nicole Maor, la abogada que representa a esos conversos, dijo que tanto si el retraso se debe a "limitaciones de personal como a otras razones... el simple hecho es que el Ministerio del Interior no está aplicando una decisión del Alto Tribunal de una manera que yo consideraría razonable".

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioSmall SlidesVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines