Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los partidos de Túnez rechazan el uso del ejército por parte del presidente en las luchas políticas

Cientos de tunecinos se reúnen en la plaza del Bardo, cerca del Parlamento, para protestar por la toma de poder del presidente Kais Saied, en Túnez, el 14 de noviembre de 2021. [Nacer Talel - Agencia Anadolu]

Tres partidos tunecinos han rechazado que el presidente Kais Saied involucre al ejército en los conflictos políticos.

El Partido de la Corriente Democrática, el Foro Democrático por el Trabajo y las Libertades (Ettakatol) y el Partido Republicano denunciaron el contenido del discurso de Saied durante una reunión del Consejo Supremo de los Ejércitos, el martes, en el que "implicó a órganos sensibles del Estado en conflictos políticos y los desvió de su credo republicano".

En un comunicado emitido por la presidencia tunecina, Saied elogió los esfuerzos realizados por las fuerzas armadas para preservar el Estado y defender la patria, y añadió que "el Estado no es una presa fácil y sus instituciones permanecerán, y quien trabaje para golpear al Estado o infiltrarse en sus instituciones es un iluso".

En una declaración conjunta, los tres partidos denunciaron lo que consideran el discurso divisivo de Saied, y las acusaciones vertidas contra sus oponentes, así como los nombramientos para altos cargos del Estado en función de la lealtad y no de la competencia.

Saied ostenta un poder casi total desde el 25 de julio, cuando destituyó al primer ministro, suspendió el parlamento y asumió el poder ejecutivo alegando una emergencia nacional.

El 29 de septiembre nombró un primer ministro y desde entonces se ha formado un gobierno.

La mayoría de los partidos políticos del país criticaron la medida como un "golpe de estado contra la Constitución" y los logros de la revolución de 2011. Los críticos afirman que las decisiones de Saied han reforzado los poderes de la presidencia en detrimento del parlamento y el gobierno, y que pretende transformar el gobierno del país en un sistema presidencialista.

En más de una ocasión, Saied, que inició un mandato presidencial de cinco años en 2019, dijo que sus decisiones excepcionales no son un golpe de Estado, sino medidas en el marco de la Constitución para proteger al Estado de un "peligro inminente".

LEER: El hijo de Gadafi vuelve a la carrera presidencial tras aceptar su recurso

Categorías
ÁfricaNoticiasTúnez

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines