Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La iglesia nacional de Suecia aprueba la moción para investigar el apartheid israelí

Personas con pancartas y banderas palestinas marchan en solidaridad con el pueblo palestino en medio del actual conflicto con Israel, durante una manifestación en Malmo, Suecia, el 15 de mayo de 2021. [JOHAN NILSSON/TT News Agency/AFP vía Getty Images]

La Iglesia de Suecia ha sido la última en sumarse a la creciente lista de organizaciones cristianas que han expresado su preocupación por la imposición del apartheid por parte de Israel a los palestinos. La semana pasada, el Sínodo General, órgano decisorio de la Iglesia, encargó a su Junta Central que investigara lo que se ha convertido en un casi consenso entre los principales grupos de derechos humanos de que Israel es un Estado de apartheid.

Entre estos grupos se encuentran Human Rights Watch y B'Tselem, que concluyeron a principios de este año que Israel cumple el umbral para ser designado como país que practica el apartheid y los crímenes contra la humanidad.

La junta ha recibido instrucciones de "plantear la cuestión de examinar la aplicación del derecho internacional en Israel y Palestina, también desde la perspectiva de la convención de las Naciones Unidas sobre el apartheid y las definiciones de apartheid en el Estatuto de Roma".

Como era de esperar, la decisión ha sido criticada, especialmente por la comunidad judía pro-Israel de Suecia. "[La Iglesia de Suecia] elige repetidamente criticar al único Estado judío, sin criticar a ninguno de los vecinos de Israel por la persecución a la que son sometidos los cristianos", dijo Aron Verständig, presidente del Consejo de Comunidades Judías de Suecia en Haaretz. Sus comentarios siguieron el patrón demasiado familiar de intentar desviar la atención del tema en cuestión, una táctica utilizada por los grupos antipalestinos cuando se mencionan los abusos de los derechos humanos por parte de Israel.

LEER: Hamás aplaude la postura antinormalización de Malasia

El director de asuntos internacionales de la Iglesia, Erik Lysén, explicó que los miembros del Sínodo que propusieron la investigación argumentaron en el debate que lo hacían por la creencia de que el deterioro de la situación de los derechos humanos sobre el terreno requiere una investigación basada en los derechos humanos y el derecho internacional. Al hacerlo, se hacen eco de las voces de los cristianos palestinos, a menudo olvidados, así como de los grupos de derechos humanos israelíes, palestinos e internacionales que piden que se actúe para acabar con la impunidad de Israel.

Un líder eclesiástico que se opuso a la decisión dijo que estaba en contra del uso de la palabra "apartheid" porque provoca ira y tristeza. "Yo mismo no habría utilizado la palabra en este contexto", dijo el arzobispo de Suecia Antje Jackelén. "Pero también soy consciente de que organizaciones israelíes y otras de derechos humanos como B'Tselem, Yesh Din y Human Rights Watch han utilizado el término en sus informes". La ONU también ha utilizado el término apartheid para describir la situación en Palestina.

Otros grupos cristianos han aprobado resoluciones que denuncian a Israel por su apartheid, que es un crimen contra la humanidad. La Iglesia Episcopaliana de Chicago, por ejemplo, aprobó el mes pasado, por 72 votos a favor y 28 en contra, una resolución que describe a Israel como un país que cumple con la definición legal de apartheid y lo condena como "antitético" a los valores de la iglesia. Esta resolución se produjo un año después de que la iglesia rechazara una resolución similar.

 

Categorías
Europa y RusiaIsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegiónSuecia

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines