Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Jueces libaneses dimiten por la intromisión política en el poder judicial

Una mujer sostiene la bandera libanesa alrededor del lugar de la explosión mortal en el Puerto de Beirut que provocó explosiones masivas el 4 de agosto en Beirut, Líbano, el 9 de agosto de 2020 [Houssam Shbaro/Anadolu Agency].

Tres jueces libaneses han dimitido en protesta por la injerencia de los políticos en el poder judicial, ya que casos importantes siguen siendo desviados e influenciados por actores políticos.

La investigación en curso sobre la catastrófica explosión que afectó a gran parte de la capital, Beirut, el año pasado, es uno de esos casos, y la investigación y el juez que la dirige -Tarek Bitar- han sido condenados y señalados por algunos políticos y grupos de interés del país.

Bitar es el segundo juez que desempeña esa función, después de que el anterior se viera obligado a dimitir y fuera destituido en febrero debido a la enorme oposición de los bloques políticos y ministros tanto chiíes como suníes. Se ha ganado especialmente la ira de la milicia chiíta Hezbolá, respaldada por Irán, así como de los políticos afiliados a ella, que le han acusado de tener prejuicios y de señalarlos.

Según una fuente judicial anónima que habló con la agencia de noticias AFP, esa injerencia en el poder judicial ha llevado ahora a tres jueces libaneses a dimitir "para protestar... por la injerencia política en el trabajo del poder judicial y el menoscabo de las decisiones emitidas por los jueces y los tribunales".

LEER: Beirut agradece a Turquía su apoyo a los libaneses sin discriminación

La fuente añadió que "el constante cuestionamiento de las decisiones del poder judicial está empañando su reputación".

En un intento de destituir a Bitar y obstruir la investigación, numerosos políticos han presentado decenas de demandas contra él y su supuesta parcialidad. Al parecer, una de las juezas que dimitieron -todas ellas mujeres- se enfrentó personalmente a la corrupción, al rechazar la petición de un funcionario de destituir al investigador.

En octubre, estallaron protestas en todo Beirut, tanto de apoyo como de oposición a Bitar, que desembocaron en enfrentamientos armados en los que murieron alrededor de siete personas y decenas resultaron heridas. Tras ese incidente, Hezbolá y sus medios de comunicación afiliados exigieron el fin de la propia investigación.

Categorías
LíbanoNoticiasOriente Medio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines