Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Estallan protestas por la escasez de agua en Irán a medida que el río se va secando

Las palmeras datileras se consideran una de las principales fuentes de ingresos del país se enfrenta a la sequía en Kerman, Irán, el 15 de diciembre de 2018. [Fatemeh Bahrami - Agencia Anadolu]

Las protestas en la ciudad iraní de Isfahan estallaron ayer debido a la grave escasez de agua, ya que la región sigue sufriendo un año de escasas precipitaciones y sequía.

Miles de agricultores y otras personas que les apoyaban salieron ayer a las calles de Isfahan, en el centro de Irán, para expresar su descontento por la escasez de agua e instar al gobierno a resolver la crisis. Gritaban "dejad que Isfahan vuelva a respirar, revivid el Zayandeh Rud", en referencia al río seco que abastece de agua a sus cultivos.

En respuesta a las protestas, el ministro iraní de Energía, Ali Akbar Mehrabian, pidió disculpas por la escasez. "Pido disculpas a todos nuestros queridos agricultores, y me siento avergonzado por no poder proporcionar el agua necesaria para sus cultivos. Con la ayuda de Dios, espero que podamos superar estas carencias en los próximos meses", declaró a la televisión estatal.

La escasez de agua y la desecación del río llegan en un momento en que la región sufre una escasez similar, ya que las lluvias han sido escasas y las temperaturas han aumentado hasta convertirlo en uno de los años más calurosos y secos registrados.

LEER: Se avecina un conflicto entre Irán y el OIEA sobre los emplazamientos nucleares antes de las conversaciones de Viena

Las protestas de ayer también se producen después de que en julio de este año se produjeran importantes protestas callejeras por la escasez de agua en la provincia suroccidental de Juzestán, en las que varios manifestantes fueron abatidos por la policía.

Los vecinos Irak y Siria también han expresado su preocupación por la escasez de agua este año, y Bagdad solicitó a Damasco en agosto un aumento de su suministro de agua.

Sin embargo, la sequía del río Zayandeh Rud no sólo ha sido causada por la sequía, sino también por el desvío de agua del río por parte del gobierno para abastecer a otras zonas y por los daños sufridos por una tubería que suministra agua a la provincia de Yazd. Estas incidencias han contribuido a que las granjas se queden secas y los medios de vida de los agricultores se vean amenazados.

A principios de este mes, un importante embalse de Siria también se secó por completo, debido igualmente a una combinación de causas climáticas y estructurales.

 

Categorías
IránNoticiasOriente Medio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines