Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El desalojo de judíos árabes por parte de Israel trae a la memoria la Nakba

La policía israelí desplaza por la fuerza a las familias mizrahi en Givat Amal el 15 de noviembre de 2021 [jvplive/Twitter].

Un enfrentamiento de décadas entre el gobierno israelí y los judíos mizrahi terminó ayer con el desalojo de docenas de familias del barrio Givat Amal Bet de Tel Aviv, lo que provocó acusaciones de racismo y "desprecio" hacia la comunidad judía árabe que emigró al Estado de ocupación tras su fundación.

Las últimas 32 familias fueron desalojadas tras 60 años de batallas legales. Durante el tenso enfrentamiento, en el que algunos de los residentes se habían atrincherado en sus casas, más de 200 agentes de policía y de la Policía de Fronteras descendieron sobre el barrio obrero mizrahi para desalojarlos de sus hogares con el fin de construir apartamentos de lujo.

Las familias fueron enviadas originalmente a Givat Amal en 1948, cuando más de 750.000 palestinos fueron desalojados de sus hogares. El terreno había sido anteriormente parte de un pueblo árabe. Se cree que el gobierno israelí envió a estas familias judías a la zona para impedir que los refugiados palestinos regresaran a sus hogares.

A lo largo del día, los contratistas sacaron las pertenencias de los residentes de sus casas y demolieron puertas, ventanas y otras estructuras en las viviendas que ya habían sido vaciadas de sus ocupantes, haciéndolas inhabitables e impidiendo así que nadie regresara a ellas.

La Voz Judía por la Paz (JVP) describió el enfrentamiento de ayer como "un microcosmos" de Israel en general. "El desplazamiento fundacional de los refugiados palestinos, el uso racista de los judíos mizrahi como sustitutos desechables, la opresión y el abandono de los mizrahim por parte de la élite ashkenazi, excepto cuando es conveniente desde el punto de vista político o económico", twitteó el grupo de derechos.

VIDEO: Recordando la Gran Hambruna del Monte Líbano (1914-1918)

En su serie de tweets, el JVP destacó el racismo subyacente del estado de ocupación y la conexión del desalojo de la familia Mizrahi con la Nakba (Catástrofe) de 1948.

"Para evitar que los residentes Mizrahi regresen a sus hogares de 7 décadas - hogares a los que el gobierno israelí los envió para evitar el regreso de los refugiados palestinos - los trabajadores israelíes comenzaron a destruir sus puertas y ventanas", agregó JVP.

"Las experiencias de los residentes judíos mizrahi de Givat Amal no son directamente comparables con las de los palestinos que se enfrentan a la limpieza étnica en barrios como Sheikh Jarrah. Pero la Nakba en curso y la opresión de los mizrahim *están* conectadas", subrayó el JVP.

Afirmó que "desde 1948 hasta hoy, todos los desplazamientos forzados por el gobierno israelí son el resultado del sionismo, un movimiento colonial de colonos dirigido por asquenazíes que promueve la jerarquía étnica, no sólo de los judíos sobre los palestinos, sino también de los judíos europeos sobre los judíos de Oriente Medio y el Norte de África".

Los residentes mizrahi también han criticado la decisión de desalojarlos de sus hogares. "Me enfurece que [el Estado] nos haya traicionado", dijo Ronit Aldouby, residente de Givat Amal. "Su desprecio por los mizrahim no tiene palabras".

"En todos estos años no se ha plantado ni un solo árbol aquí, no han proporcionado ningún servicio, y todo es deliberado", añadió Yossi Cohen, otro residente de Givat Amal. "Los gobiernos [laboristas-sionistas] de Mapai lo empezaron, el Likud lo continuó, y ahora el 'gobierno del cambio' sigue traicionándonos. Es una vergüenza para el Estado".

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines