Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El Banco Mundial advierte que Gaza "ha sufrido una desindustrialización" como consecuencia del asedio israelí

Un trabajador humanitario proporciona asistencia alimentaria a un niño palestino el 14 de enero de 2021 [Ashraf Amra/ApaImages].

Gaza sigue sufriendo "una situación económica especialmente difícil, con un desempleo muy elevado y un deterioro de las condiciones sociales", advirtió esta semana el Banco Mundial en un informe.

El informe subraya los retos críticos a los que se enfrenta la economía palestina en general y, más concretamente, los resultados económicos y las necesidades de desarrollo de Gaza, y será presentado ante la Ad Hoc Liaison Committee (AHLC) en Oslo el 17 de noviembre.

En él se destaca que, aunque en la Cisjordania ocupada se está produciendo un "repunte" tras la pandemia de coronavirus y los posteriores cierres, "la economía sigue sufriendo las restricciones de circulación, acceso y comercio, que son el mayor impedimento para la inversión y el acceso a los mercados", declaró Kanthan Shankar, director del Banco Mundial para Cisjordania y Gaza.

"La mejora de los resultados económicos fue impulsada en su totalidad por Cisjordania, mientras que la economía de Gaza permaneció casi estancada, afectada por el conflicto de 11 días de mayo", añadió el Banco Mundial.

El informe afirma que la situación fiscal de la Autoridad Palestina (AP) "sigue siendo muy difícil", y que la deducción de los ingresos fiscales mensuales por parte de Israel se suma a "la tensión fiscal". Esto, advirtió, significa que la "AP puede encontrar dificultades para cumplir con sus compromisos recurrentes hacia el final del año".

LEER: Los jordanos se concentran para protestar por la subida de precios y la Ley de Defensa

La contribución de Gaza a la economía palestina en general, explicó, "se redujo a la mitad en las últimas tres décadas, reduciéndose a sólo el 18% en la actualidad" como resultado de los 15 años de asedio israelí al enclave. Gaza también "ha sufrido una desindustrialización" y su economía se ha vuelto muy dependiente de las transferencias externas.

"Las acciones prioritarias requieren aumentar el suministro de electricidad y mejorar las infraestructuras y redes para permitir el crecimiento económico y mejorar los servicios públicos".

El informe, cuyos detalles se dieron a conocer el martes, se suma a las advertencias publicadas ayer por la ONU, que afirman que la situación financiera de los territorios palestinos es "nefasta". El informe completo de la ONU se dará a conocer en Oslo la próxima semana.

Categorías
Banco MundialIsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines