Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Polonia acusa a Turquía de alimentar la crisis de los inmigrantes en Europa del Este y Central

Migrantes irregulares siguen esperando en la frontera entre Polonia y Bielorrusia el 10 de noviembre de 2021 en Bielorrusia [Stringer - Agencia Anadolu].

Polonia ha acusado a Turquía de cooperar con Rusia y Bielorrusia para posibilitar la actual crisis migratoria en la frontera bielorrusa-polaca.

En una sesión parlamentaria de urgencia celebrada ayer, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, declaró: "Vemos que [las acciones turcas] están totalmente sincronizadas con Bielorrusia y Rusia. Nos molesta, no nos gusta".

En los últimos meses, los migrantes y refugiados de varios países -principalmente Siria e Irak- se han ido acumulando en la frontera de Bielorrusia con Polonia y otros estados cercanos tras ser trasladados a Minsk por un consorcio de contrabandistas y empresas como la sancionada aerolínea del régimen sirio, Cham Wings.

Los migrantes fueron abandonados en la capital y luego transportados por las autoridades a sus fronteras con los países vecinos, donde fueron retenidos, golpeados, maltratados y, en ocasiones, obligados a cruzar la frontera en duras condiciones climáticas.

Polonia acusa al gobierno de Bielorrusia, presidido por Alexander Lukashenko, de intentar provocar un enfrentamiento utilizando a migrantes y refugiados de Oriente Medio y otros lugares para que crucen a los Estados de la Unión Europea (UE), como forma de vengarse de las sanciones occidentales.

LEER: Miles de refugiados afganos huyen a diario a Irán, según organizaciones de derechos humanos

Aunque Morawiecki expresó su opinión de que Rusia es el cerebro de la crisis y Bielorrusia el culpable, abordó una pregunta sobre el papel de Turquía. "Hace uno o dos meses, Turquía parecía querer colaborar estrechamente con nosotros. Nuestra ayuda en la extinción del incendio, nuestra ayuda en la promoción de la industria turística turca, desgraciadamente resultó ser un favor en un solo sentido".

Los funcionarios de la UE han culpado principalmente a la compañía aérea nacional rusa, Aeroflot, por el transporte de los inmigrantes, pero al parecer también culpan a Turkish Airlines de ayudar en esa crisis debido a que realiza vuelos desde Estambul a Minsk.

En un comunicado el martes, Turkish Airlines insistió en que esas acusaciones son infundadas. "Nuestra compañía se asegura de cumplir con todas las precauciones y sensibilidades de seguridad en cooperación con las autoridades internacionales en todos sus vuelos operados a todos los rincones del mundo", decía el comunicado. Desde finales de octubre, la aerolínea también redujo sus vuelos semanales de Estambul a Minsk de 14 a 10.

Ayer, el ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, llamó a su homólogo polaco, Zbigniew Rau, para expresarle su disgusto y tristeza por las acusaciones. Según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, Cavusoglu también "recordó a su homólogo que hay que informar correctamente a la opinión pública y le ofreció traer equipos técnicos de Polonia para informar correctamente al público".

Categorías
NoticiasOriente MedioPoloniaSmall SlidesTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines