Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Informe: el ejército israelí no sabía que el edificio de Gaza albergaba medios de comunicación extranjeros, pero continuó el ataque tras averiguarlo

El humo se eleva después de que las fuerzas israelíes destruyeran un edificio en la ciudad de Gaza donde tenían sus oficinas Al-Jazeera y Associated Press, el 15 de mayo de 2021 [Ali Jadallah/Anadolu Agency].

Los militares israelíes no sabían que la torre de la Franja de Gaza albergaba medios de comunicación extranjeros antes de ser destruido en el conflicto de mayo, pero no cancelaron el ataque una vez que lo supieron, según ha revelado un informe.

El edificio de Al-Jalaa fue destruido por un ataque israelí en el gran asalto a Gaza del 15 de mayo, lo que provocó un aluvión de críticas contra los ataques del Estado de ocupación a infraestructuras que albergan medios de comunicación y civiles. Israel ha justificado durante mucho tiempo estos ataques por considerar que se trata de lugares que supuestamente utiliza Hamás.

Sin embargo, en un informe del medio de comunicación israelí Haaretz, se revela que los militares israelíes no tenían conocimiento de que Associated Press y Al Jazeera tenían oficinas en el edificio antes del ataque. Se enteró de que los medios de comunicación estaban en el edificio sólo después de llevar a cabo el procedimiento de "golpear el techo", en el que un pequeño misil ataca para advertir a los habitantes antes del ataque final.

Citando fuentes anónimas implicadas en el suceso, el periódico reveló que los periodistas extranjeros que se encontraban en el interior informaron a sus colegas israelíes y a los funcionarios de defensa de lo que estaba ocurriendo, lo que llevó a varios de esos funcionarios a intentar impedir el ataque.

VIDEO: Los sindicatos de periodistas piden a la CPI que investigue la persecución sistemática de periodistas palestinos

A pesar de esos esfuerzos, y tras repetidos llamamientos a los habitantes del edificio para que lo evacuaran, los altos mandos militares israelíes ordenaron continuar el ataque alegando que Hamás estaba utilizando deliberadamente a los periodistas y los medios de comunicación como escudos humanos.

Tras el ataque y las consiguientes protestas, los militares continuaron con esa postura, insistiendo en que Hamás "sitúa deliberadamente sus activos militares en el corazón de la población civil de la Franja de Gaza. Lo hemos comprobado dos veces y estamos 100% seguros de que había activos militares de Hamás en este edificio de comunicaciones".

También llegaron críticas significativas al ataque desde Estados Unidos y, más recientemente, desde un antiguo general del ejército israelí, lamentando el incidente especialmente como un error y un impacto en las relaciones públicas. Una de las fuentes de Haaretz dijo que, aunque "el ataque podría haberse detenido en varios puntos", los políticos israelíes y los altos mandos militares "buscaban una imagen de victoria".

Como estaban más preocupados por los cohetes de Hamás desde Gaza y por la posibilidad de que Hamás ganara la guerra propagandística, querían llevar a cabo el ataque y mostrar al público un ataque exitoso contra Hamás. Otra de las fuentes afirmó que "no entendieron las implicaciones de este incidente y publicaron las fotos de las ruinas del edificio como una victoria de relaciones públicas".

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaQatarSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines