Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Marruecos se interesa por la compra del sistema de defensa israelí Cúpula de Hierro

Soldados israelíes pasan por delante de un sistema de defensa Iron Dome israelí el 25 de febrero de 2016 [AFP/Gil Cohen-Magen/Getty].

Marruecos está interesado en adquirir el sistema israelí de defensa antimisiles Cúpula de Hierro, según un informe publicado el sábado por el portal de noticias marroquí Le Desk.

La Cúpula de Hierro, diseñada para interceptar y destruir proyectiles de corto alcance, incluyendo cohetes y aviones no tripulados, producida por Rafael Advanced Defense Systems "garantizaría una mejor defensa del muro de arena en el Sahara, pero también de las zonas civiles y militares de carácter sensible", afirma el informe refiriéndose a los sitios militares del reino.

El informe se produce en medio de las crecientes hostilidades entre Marruecos y Argelia, cuyas relaciones han alcanzado un nuevo mínimo después de que tres camioneros argelinos murieran el lunes en un atentado con bomba en la zona fronteriza entre Mauritania y el disputado territorio del Sahara Occidental.

Aunque Marruecos ha negado cualquier implicación, el gobierno argelino sospecha que el reino está detrás del atentado. Un comunicado de la presidencia argelina condenó el incidente y advirtió al reino que los asesinatos "no quedarán impunes".

LEER: El precio de la electricidad en Marruecos no subirá tras la finalización del contrato de gas con Argelia

El comunicado también indicaba que "varios factores apuntan a que las fuerzas de ocupación de Marruecos en el Sáhara Occidental han cometido con armamento sofisticado este cobarde asesinato. Esta brutal agresividad es característica de una conocida política de expansión territorial y de terror".

El jueves, el diario español La Razón reveló que Argelia había desplegado desde entonces misiles cerca de su frontera con Marruecos.

Ayer, el rey de Marruecos, Mohamed VI, reiteró las reivindicaciones territoriales de Rabat sobre el Sáhara Occidental, diciendo que su estatus "no es negociable". Hizo estas declaraciones durante el 46º aniversario de la Marcha Verde, una manifestación masiva con el respaldo del gobierno en la que 350.000 marroquíes entraron en el territorio en 1975 para reclamarlo a España.

Marruecos mantiene un conflicto con el frente separatista Polisario, apoyado por Argelia, por el Sáhara Occidental desde el final de la ocupación española. Se convirtió en un enfrentamiento armado que duró hasta 1991 y terminó con la firma de un acuerdo de alto el fuego que se rompió el año pasado. El mes pasado, el líder del movimiento independentista del Sáhara Occidental prometió continuar la lucha contra las fuerzas marroquíes a lo largo del muro de separación hasta que la comunidad internacional reconozca el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.

A finales del año pasado, a cambio de reanudar las relaciones diplomáticas plenas con Israel, la administración estadounidense de Trump aceptó reconocer las reivindicaciones territoriales de Marruecos y apoyó su "Plan de Autonomía" sobre el Sáhara Occidental.

 

Categorías
ÁfricaIsraelMarruecosNoticias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines