Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La prohibición de las importaciones saudíes asesta un nuevo golpe a la tambaleante industria libanesa

Un vendedor de periódicos ordena los periódicos, con los titulares de la disputa diplomática con Arabia Saudí, en su puesto en la capital libanesa, Beirut, el 30 de octubre de 2021. [ANWAR AMRO/AFP vía Getty Images].

En Oriental Paper Products, una fábrica de papelería en las afueras de Beirut, la maquinaria está parada y se han reducido los turnos. La empresa ya tenía problemas en medio de la crisis financiera del Líbano; una disputa diplomática en toda regla con Arabia Saudí ha empeorado las cosas.

La semana pasada, Riad amplió el bloqueo de algunas mercancías procedentes de Líbano a una prohibición general, en respuesta a las críticas de un ministro libanés sobre el papel de Arabia Saudí en la guerra civil de Yemen. Los comentarios exacerbaron el deterioro de las relaciones entre los antiguos aliados, ya que Riad critica cada vez más lo que considera una creciente influencia del archienemigo Irán sobre Líbano a través del poderoso movimiento armado Hezbolá, que Teherán respalda.

En Oriental Paper Products y en las empresas de todo el Líbano, el impacto ya se está sintiendo.

La empresa había estado produciendo libros y material de oficina por valor de 500.000 dólares con destino a Arabia Saudí, cuando entró en vigor la prohibición.

"Ya teníamos nuestros problemas y ahora ellos (los políticos libaneses) los han aumentado. Que Dios ayude a los libaneses", declaró a Reuters el director general, Ziad Bekdache.

La disputa llega en un momento especialmente malo para la economía libanesa.

Las industrias habían tratado de aprovechar el aumento de la competitividad debido al colapso de la moneda para aumentar las exportaciones a Arabia Saudí de 240 millones de dólares en 2020 a 600 millones de dólares, dijo Bekdache, también jefe adjunto de la Asociación de Industriales Libaneses.

LEER: Bahréin pide a sus ciudadanos que abandonen el Líbano

"Ahora, es cero", dijo, señalando que varias empresas libanesas habían comenzado a trasladar fábricas a países como Omán, Turquía y Chipre para evadir la prohibición saudí.

Las exportaciones libanesas no alimentarias a Arabia Saudí incluyen aluminio, oro y joyas, maquinaria, jabones y pinturas.

"Es como si hubiera un plan para romper los sectores económicos e industriales de Líbano, además de cortar los lazos y conexiones entre Líbano y el mundo, y especialmente el Golfo y Arabia Saudí", dijo Bekdache.

Los ministros de Economía e Industria de Líbano no respondieron inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre el impacto de la prohibición saudí de las exportaciones. El Centro de Comunicación Internacional, la oficina de medios del gobierno saudí, tampoco respondió inmediatamente.

El ministro de Información de Líbano, George Kordahi, es criticado por sus comentarios en defensa de los hutíes respaldados por Irán en Yemen, diciendo que estaban actuando en "defensa propia"- Caricatura [Sabaaneh MonitordeOriente].

¿POR QUÉ ESTAMOS PAGANDO EL PRECIO?

Las empresas libanesas han sido golpeadas por una de las peores crisis económicas de la historia del país. A ello se sumó la pandemia del COVID-19 y una enorme explosión en el puerto de Beirut el año pasado que destrozó partes de la capital.

La libra libanesa, atada al dólar estadounidense durante más de dos décadas, se ha depreciado más de un 90% desde 2019, recortando el poder adquisitivo de los locales, mientras que el cierre mundial redujo drásticamente las exportaciones.

Luego, en abril, Arabia Saudita bloqueó las importaciones de productos agrícolas y alimentos libaneses después de un pico de contrabando de drogas que las autoridades saudíes dijeron que Líbano no había abordado.

Líbano afirma que ha tomado medidas para abordar el problema desde entonces, incluyendo varias redadas importantes de drogas.

La semana pasada, Arabia Saudí y otros cuatro países del Golfo retiraron a sus enviados a Líbano y el ministro de Asuntos Exteriores saudí declaró que el reino no veía ningún sentido en volver a comprometerse, mientras Líbano estuviera dominado por Hezbolá.

Hezbolá ha apoyado públicamente al ministro de Información, George Kordahi, cuyos comentarios han provocado la última disputa y que está siendo presionado por algunos políticos en su país para que dimita.

Esta semana, el ministro de Asuntos Exteriores libanés, Abdallah Bou Habib, calificó las exigencias saudíes de imposibles de cumplir, e instó a Riad a reanudar las conversaciones con el gobierno para resolver las diferencias. Los empresarios libaneses han expresado su creciente frustración.

LEER: Kuwait y los EAU son los últimos países del Golfo en retirar a sus diplomáticos del Líbano

"¿Hemos creado nosotros a Hezbolá? ¿Tenemos un arsenal de cohetes? ¿Por qué tenemos que pagar el precio?", dijo el jefe de una empresa libanesa con más de un millón de dólares en exportaciones a Arabia Saudí, hablando bajo condición de anonimato debido a lo delicado del asunto.

Algunas empresas habían estado trabajando para reparar los lazos con Arabia Saudí cuando estalló la nueva crisis.

El empresario libanés Joe Rizk, director de la cadena de suministro de Second House Products, que fabrica mezclas de especias y una variedad de alimentos secos, se reunió con el cónsul saudí en Beirut el día anterior a los comentarios de Kordahi.

"Intentamos solucionarlo como sea, pero las cosas se complicaron de nuevo", dijo Rizk desde una fábrica en las afueras de Beirut.

Antes de la prohibición, el 20% de sus productos iban a 700 restaurantes de Arabia Saudí, dijo Rizk, y la empresa no ha podido encontrar compradores alternativos antes del mes sagrado de ayuno islámico, el Ramadán, la próxima primavera, que suele ser la temporada alta para ellos.

Ahora dice que está considerando trasladar parte de su producción al extranjero, y le preocupan los posibles despidos.

"Acabamos pagando el precio de estas cuestiones tan importantes. Ellos están cansados y nosotros también", afirma Rizk, refiriéndose a los saudíes y libaneses. "Es una pérdida para ambos, no sólo para nosotros".

Categorías
Arabia SauditaLíbanoNoticiasOriente Medio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines