Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El enviado de Israel a la ONU no puede soportar la verdad sobre los abusos de derechos humanos

Ambassador of Israel to the US and UN Gilad Erdan attends The Algemeiner's 8th annual J100 Gala on October 12, 2021 in Rockleigh, New Jersey. [Roy Rochlin/Getty Images]

La Asamblea General de la ONU celebró el viernes una sesión especial para presentar el informe anual del Consejo de Derechos Humanos (CDH) a todos los Estados miembros. El informe condenó amplia y claramente las numerosas violaciones de derechos humanos cometidas por Israel contra los ciudadanos palestinos de Israel y los palestinos de los territorios ocupados.

El CDHNU condenó a Israel por la construcción del Muro de Separación en los territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén, que fue considerado ilegal por una sentencia del Tribunal Internacional de Justicia emitida en 2004. Reafirmó "el principio de la inadmisibilidad de la adquisición de territorio por la fuerza" y expresó "su profunda preocupación por la fragmentación del territorio palestino ocupado, incluido Jerusalén Oriental, mediante actividades de asentamiento y otras medidas".

Añadiendo su "grave preocupación" por las "graves violaciones de los derechos humanos y las graves infracciones del derecho internacional humanitario, incluidos posibles crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad", el CDHNU también dijo que estaba "gravemente preocupado por el hecho de que la impunidad de larga data de las violaciones del derecho internacional haya permitido la repetición de graves violaciones sin consecuencias".

Se reservó una condena especial para las "consecuencias continuas y negativas de los conflictos en la Franja de Gaza y sus alrededores, incluidas todas las víctimas, en particular entre los civiles palestinos, incluidos los niños, y las continuas violaciones del derecho internacional". El Consejo pidió "el pleno respeto del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos y de los principios de legalidad, distinción, precaución y proporcionalidad".

LEER: ¿Y si los palestinos aceptaran vivir bajo la ocupación?

Todo esto llevó al embajador de Israel ante la ONU, Gilad Erdan, a subir al podio de la Asamblea General de la ONU y expresar su enfado por el informe. En lugar de abordar las cuestiones planteadas, intentó desviar la atención del mundo diciendo que el CDHNU ha "atacado y condenado a Israel en 95 resoluciones, en comparación con 142 resoluciones contra el resto del mundo". Personas razonables llegarían a la conclusión de que esto sirvió en realidad para poner de relieve sus violaciones y el grado de desprecio de Israel por el derecho internacional, pero no Erdan. Mientras rompía una copia en pedazos, afirmó que el informe era "distorsionado y unilateral" y su lugar "está en el basurero del antisemitismo". Las acusaciones de "antisemitismo" son, por supuesto, recurridas por los funcionarios y los partidarios de Israel siempre que los hechos no pueden ser cuestionados.

¿Hasta qué punto es exacta la afirmación de Erdan de que el informe del CDH está lleno de mentiras y es un "ataque" contra Israel? ¿Puede alguien negar realmente que Israel comete crímenes contra los palestinos a diario? ¿Y que la comunidad internacional permite al autoproclamado "Estado judío" actuar con impunidad, lo que le permite seguir violando los derechos humanos y el derecho internacional?

Manifestación en Brooklyn en apoyo a los palestinos en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, el 15 de mayo de 2021. [Tayfun Coşkun - Agencia Anadolu]

El CDHNU no es el primer organismo que condena las violaciones israelíes, como la matanza gratuita de civiles palestinos, incluidos niños. Human Rights Watch, por ejemplo, examinó tres ataques israelíes contra los palestinos "en violación de las leyes de la guerra que mataron a 62 civiles e hirieron a docenas más" durante la ofensiva israelí en la Franja de Gaza entre el 10 y el 21 de mayo de este año.

HRW señaló que uno de los ataques israelíes mató a ocho civiles palestinos, entre ellos seis niños, e hirió a otros 18 durante la ofensiva de mayo. La organización constató que, para justificar su ataque, Israel adoptó narrativas poco claras y contradictorias. "El 11 de mayo", dijo HRW, "el sitio web de noticias israelí Ynet informó de que el ejército israelí había dicho que seis niños de Gaza habían muerto por "lanzamientos fallidos" de la Yihad Islámica palestina".

Sin embargo, añadió, "el 16 de mayo el ejército israelí publicó en las redes sociales un cartel en el que aparecían hombres que, según ellos, eran "activistas" palestinos que las fuerzas israelíes habían matado en la Franja de Gaza desde el 10 de mayo. Entre ellos figuraba "Mohammed Ali Mohammed Nusseir", uno de los hombres muertos en el ataque. El cartel no decía cuándo y dónde habían muerto".

Human Rights Watch continuó: "El mismo día, un artículo del sitio web de noticias israelí Walla informaba de que el ejército israelí había dicho que había matado a ocho "activistas" de Hamás y de la Yihad Islámica Palestina, incluido Nusseir, de nuevo sin decir cuándo y dónde habían muerto."

La cuestión no es sólo el asesinato premeditado de civiles palestinos, sino también la producción de narrativas falsas para justificar los brutales ataques llevados a cabo por las fuerzas de ocupación israelíes.

Según la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH), durante su ofensiva militar sobre Gaza en mayo, Israel mató a 261 palestinos, entre ellos 40 mujeres y 16 ancianos, así como 67 niños. Erdan lo sabe muy bien. También sabe que el CDHNU no apunta a Israel excluyendo a cualquier otro país; que los hechos hablan por sí mismos; y que Israel es una entidad que dirige una brutal ocupación militar bajo la cual las vidas de los palestinos no tienen ningún valor.

Erdan criticó al CDHNU por incluir a representantes de regímenes "dictatoriales y opresivos". "¿Cómo se puede dormir por la noche cuando los peores violadores de los derechos humanos son los supuestos defensores de los derechos humanos?", preguntó.

LEER: Poesía de la resistencia palestina de Mahmoud Darwish

Una vez más, esto fue simplemente un intento de desviar la atención de las violaciones de derechos humanos de su país. Israel está haciendo todo lo posible para normalizar las relaciones con algunas de estas "dictaduras y regímenes opresivos" del mundo árabe. No mencionó esto en su última diatriba en la ONU.

Arabia Saudí, los EAU, Bahréin y Egipto se encuentran entre los peores violadores de los derechos humanos en Oriente Medio -de hecho, en el mundo- y, sin embargo, Israel tiene un tratado de paz con Egipto desde la década de 1970 y normalizó sus relaciones con los EAU y Bahréin el año pasado. Está claro que el país al que Erdan representa en la escena mundial no es reacio a las dictaduras y los regímenes opresivos. Además, está haciendo todo lo posible para convertir sus vínculos secretos con Arabia Saudí -un Estado que encarcela y tortura a opositores políticos, y que asesinó a un columnista del Washington Post en 2018- en una relación oficial y muy abierta. De hecho, sólo la semana pasada, un vuelo israelí aterrizó en Riad por primera vez, un día después de que un vuelo de Arabia Saudí aterrizara en Tel Aviv.

El discurso de Erdan en la Asamblea General de la ONU fue un intento descarado de encubrir los crímenes israelíes contra los palestinos y las violaciones del derecho internacional por parte del Estado racista y de apartheid. Intentó presentar a Israel como la víctima, cuando es todo lo contrario. Israel es una entidad colonial de colonos que pretende completar la limpieza étnica de los palestinos de su tierra que las milicias sionistas iniciaron en la década de 1940. Como ilustra el informe del ACNUR, los lacayos de Israel en Occidente pueden estar dispuestos a hacer la vista gorda ante la realidad sobre el terreno en la Palestina ocupada, pero el resto del mundo no. El embajador Gilad Erdan simplemente no puede manejar la verdad.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines