Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El golpe militar aumenta la preocupación de Israel por sus recientes vínculos con Sudán

Los sudaneses salen a la calle tras el intento de "golpe militar" en Jartum, Sudán, el 25 de octubre de 2021. [Mahmoud Hjaj - Agencia Anadolu]

La toma del poder por parte de los militares en Sudán ha suscitado preocupación en Israel sobre el futuro de la normalización de los lazos entre ambos países, informa la Agencia de Noticias Anadolu.

El lunes, los militares sudaneses anunciaron el estado de emergencia y disolvieron el gobierno, horas después de detener al primer ministro del país, Abdalla Hamdok, y a los ministros de su gobierno civil.

Los medios de comunicación israelíes afirmaron que la toma del poder por parte de los militares hará fracasar el acceso de Sudán a los acuerdos de normalización patrocinados por Estados Unidos, conocidos como Acuerdos de Abraham.

Las autoridades israelíes no hicieron ningún comentario oficial sobre la situación en Sudán, pero la emisora pública israelí KAN News afirmó que Israel estaba realizando "varias consultas" sobre el aparente golpe de Estado en Sudán.

LEER: Un diplomático sudanés afirma que el golpe militar no afectará a los vínculos con Israel

"Los recientes movimientos en Sudán probablemente retrasen la adhesión oficial de Sudán a los Acuerdos de Abraham", dijo el portal de noticias, citando fuentes familiarizadas con las deliberaciones.

Los Acuerdos de Abraham se refieren a los acuerdos patrocinados por Estados Unidos el año pasado, por los que cuatro países árabes -Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahrein, Sudán y Marruecos- normalizaron sus relaciones con Israel.

KAN News citó a un alto diplomático sudanés no identificado que dijo que la toma de posesión militar no afectará dramáticamente a la normalización con Israel.

La fuente argumentó que la mayoría de los líderes militares de Sudán apoyan el proceso de normalización con Israel y han consolidado su poder tras disolver el gobierno y declarar el estado de emergencia.

Sin embargo, el diplomático, que según la KAN pertenece al bando de Hamdok, advirtió que "el golpe puede debilitar el apoyo popular a la normalización".

"El pueblo [sudanés] está harto de los golpes militares", dijo el diplomático.

"El ejército cometió un gran error y puede enfrentarse a un levantamiento desde dentro", que se agravará si Estados Unidos decide "cortar la ayuda económica que Sudán necesita desesperadamente", dijo.

Mientras tanto, el periódico Jerusalem Post publicó un análisis titulado: "¿Perjudicará el golpe de Estado en Sudán a los lazos con Israel?"

El análisis argumentaba que los recientes acontecimientos en Sudán podrían "afectar a las relaciones de Sudán con Israel porque fue uno de los países que se sumó a la vía de la normalización tras los Acuerdos de Abraham".

Por su parte, el periódico israelí Yedioth Ahronoth afirmó que la toma de posesión militar en Sudán "probablemente conduzca al retorno de las sanciones (estadounidenses) y al aplazamiento o abandono del acuerdo (de normalización) por completo".

El medio de comunicación señaló que la cúpula militar sudanesa era más partidaria de la normalización de las relaciones con Israel que el ala política, ya que estaba deseosa de que se levantaran las sanciones estadounidenses.

"Aunque el proceso de normalización fue lento debido a los serios desacuerdos que plagaron a los líderes sudaneses, el proceso de normalización se anotó algunos puntos durante el año pasado, incluyendo una visita a Sudán del ex ministro de Inteligencia, Eli Cohen, y la visita de una delegación de seguridad sudanesa a Israel", agregó.

LEER: Se desconoce cuándo nombrará Marruecos a su enviado para Israel

El informe señala que los dirigentes sudaneses están interesados en formalizar las relaciones con Israel para garantizar el levantamiento de todas las sanciones, pero advierte que las fuerzas políticas sudanesas que se oponen al gobierno militar podrían socavar este objetivo.

Según el periódico, es improbable que Occidente, con Estados Unidos a la cabeza, acepte un gobierno militar en Sudán, y si las relaciones entre Washington y Jartum se deterioran, las relaciones de Tel Aviv con Sudán también se verán afectadas.

Señaló que las sanciones de Estados Unidos a Jartum se estaban levantando gradualmente, pero también señaló que podrían volver a imponerse debido a la toma de posesión militar, un paso que podría obligar a los dirigentes militares sudaneses a dar marcha atrás en su acuerdo de normalización con Israel.

Categorías
ÁfricaIsraelNoticiasOriente MedioSmall SlidesSudán

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines