Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El ejército sudanés derrocó al gobierno para detener una guerra civil, asegura un general

Los sudaneses salen a la calle tras el intento de "golpe militar" en Jartum, Sudán, el 25 de octubre de 2021 [Ömer Erdem - Agencia Anadolu].

El general de alto rango de Sudán, Abdel Fattah Al-Burhan, defendió la toma del poder por parte del ejército, afirmando el martes que había destituido al gobierno del primer ministro Abdalla Hamdok para evitar una guerra civil, informa Reuters.

En su primera conferencia de prensa desde que anunció la toma del poder ayer, Burhan acusó a los políticos de incitar a las fuerzas armadas. Dijo que Hamdok no había sido herido y que había sido llevado a la propia casa de Burhan.

"El primer ministro estaba en su casa. Sin embargo, temíamos que estuviera en peligro, así que lo han colocado conmigo en mi casa", dijo Al-Burhan.

"Los peligros que presenciamos la semana pasada podrían haber llevado al país a la guerra civil", dijo. Los ministros del gabinete habían asistido a manifestaciones la semana pasada para protestar contra la perspectiva de una toma de posesión militar.

Los soldados detuvieron ayer al primer ministro y a otros miembros de su gabinete, y horas más tarde Al-Burhan apareció en la televisión para anunciar la disolución del Consejo Soberano, un órgano creado para compartir el poder entre los militares y los civiles.

La toma del poder por parte de los militares puso fin a la transición a la democracia en Sudán dos años después de que un levantamiento popular derrocara al autócrata Omar Al-Bashir, que llevaba mucho tiempo en el poder.

Un funcionario del Ministerio de Sanidad dijo que siete personas habían muerto en enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad el lunes.

Las imágenes en las redes sociales mostraban nuevas protestas callejeras hoy en las ciudades de Atbara, Dongola, Elobeid y Port Sudan. La gente coreaba "No le des la espalda al ejército, el ejército no te protegerá".

Jartum y su ciudad gemela, Omdurman, al otro lado del Nilo, permanecieron parcialmente cerradas, con los comercios cerrados y las columnas de humo que salían de donde los manifestantes quemaban neumáticos. Por los altavoces de las mezquitas se escucharon llamamientos a la huelga general. Las calles y los puentes estaban bloqueados por soldados o por barricadas de manifestantes.

Al-Burhan dijo que la acción de los militares no equivalía a un golpe de estado, ya que el ejército había intentado rectificar el rumbo de la transición política.

"Sólo queríamos corregir el rumbo hacia la transición. Se lo habíamos prometido al pueblo de Sudán y al mundo entero. Protegeremos esta transición", dijo Al-Burhan. Dijo que se formaría un nuevo gobierno que no contaría con ningún político típico.

Los países occidentales han denunciado el golpe, han pedido la liberación de los ministros del gabinete detenidos y han dicho que cortarán la ayuda si los militares no restablecen el reparto de poder con los civiles.

LEER: Un diplomático sudanés afirma que el golpe militar no afectará a los vínculos con Israel

Categorías
ÁfricaNoticiasSudán

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines