Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Gantz no tenía pruebas para justificar la prohibición de 6 oenegés palestinas

El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, en Jerusalén el 7 de junio de 2021 [Menahem KAHANA//AFP/Getty Images].

Los medios de comunicación israelíes informaron ayer de que el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, sorprendió a los estadounidenses, a la ONU y a los europeos al declarar a seis oenegés palestinas como grupos terroristas, según informaron los periódicos locales.

Según el Jerusalem Post, la declaración de Gantz tiene dos defectos: las oenegés fueron prohibidas sin que se presentaran pruebas de las acusaciones contra ellas y Estados Unidos -el principal aliado de Israel- no fue informado antes de la decisión.

Estados Unidos, según el periódico, no habría condenado esta medida si se le hubiera informado de ella.

El periódico israelí recordó el bombardeo de la torre Al Jalaa, que albergaba oficinas de medios de comunicación internacionales, durante la ofensiva israelí en Gaza en mayo.

También recordaba la detención y el procesamiento del antiguo director de World Vision, Mohammad El-Halabi, por acusaciones de haber canalizado dinero a Hamás, ya que no se han aportado pruebas en ninguno de estos casos.

El Times of Israel informó ayer de que el Shin Bet y el Ministerio de Asuntos Exteriores enviarán un enviado a Estados Unidos con información "inequívoca" que demuestre los vínculos de las seis ONG con el terrorismo.

LEER: Israel licita la construcción de 1.355 nuevos asentamientos

El ministro de Sanidad, Nitzan Horowitz, se quejó al primer ministro israelí, Naftali Bennett, de que Gantz había actuado solo en este asunto. A continuación, exigió pruebas sobre la acusación. El periódico informó de que Gantz se mostró inflexible en cuanto a que las pruebas no se presentaran al gabinete.

El viernes, Gantz declaró a seis destacados grupos palestinos de derechos humanos organizaciones terroristas que canalizan el dinero de los donantes a grupos ilegalizados. En virtud de la decisión, se ha prohibido la labor de Addameer, al-Haq, Defensa de los Niños Palestina, la Unión de Comités de Trabajo Agrícola, el Centro de Investigación y Desarrollo de Busan y la Unión de Comités de Mujeres Palestinas. Gantz dijo que los grupos tienen vínculos con el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), un grupo prohibido por la ocupación israelí. Todos los grupos niegan la acusación.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines