Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El aumento de la delincuencia sigue teniendo como objetivo a los árabes de Israel, en una situación de incapacidad para combatirla

Árabes israelíes marchan para protestar contra el aumento de la delincuencia y la violencia después de realizar la oración del viernes frente al edificio municipal en Umm al-Fahm, Israel, el 5 de febrero de 2021. [Mostafa Alkharouf - Agencia Anadolu].

Un hombre árabe-israelí fue asesinado a tiros por hombres armados en un vehículo que pasaba por la ciudad de Umm al-Fahm, al norte de Israel, el martes por la mañana. Las autoridades locales informaron de que el muerto es Khalil Ja'u, de 25 años.

Ja'u es la víctima número ciento uno, en el número de árabes muertos a tiros en la ola de crímenes que arrasa la sociedad árabe en Israel desde principios de este año. La víctima número cien fue Salim Abd al-Karim Hasarma, de 44 años, asesinado por la mañana, un día antes.

El hermano de Salim, Ibrahim, también falleció a tiros en 2019.

En 2020, 113 árabes murieron por disparos de desconocidos, convirtiéndose en el año más mortífero de la historia, frente a los 71 casos de 2018 y los 89 de 2019. Pero 2021 puede alcanzar una cifra récord, tras haber superado el hito de las 100 víctimas.

"Este fuerte aumento de la tasa de asesinatos no es una coincidencia", dijo la miembro árabe de la Knesset israelí, Aida Touma-Suleiman. "El gobierno guardó silencio y lo ignoró porque quería crear un agente que controlara a la comunidad árabe".

Como parte de sus obligaciones respecto a la alianza con el líder del partido árabe, Mansour Abbas, el primer ministro israelí, Naftali Bennett, se había comprometido a luchar contra la delincuencia en las comunidades árabes poco después de tomar posesión del cargo en julio.

LEER: La violencia de los colonos y la impenetrable red de impunidad de Israel

La violencia en la comunidad árabe es una calamidad nacional que se ha descuidado durante muchos años", dijo Bennett.

La lucha contra la violencia fue también una de las condiciones del líder del Partido Ra'am, Mansour Abbas, para unirse al gabinete de coalición dirigido por Bennet. El partido declaró que se destinaría un fondo a gran escala para combatir la creciente tasa de asesinatos en el sector árabe.

A principios de este mes, el gabinete israelí dio a conocer un plan para combatir la delincuencia y la violencia entre los árabes israelíes. Bennet declaró que el Shin Bet y el ejército israelí participarían en estos esfuerzos, unos días después. Sin embargo, el ministro de Seguridad Interior, Omer Bar-Lev, negó cualquier implicación directa en la lucha contra la delincuencia organizada en el sector árabe, pero señaló que el ejército sólo actuaría "en el contexto del robo de armas".

Árabes israelíes marchan para protestar contra el aumento de la delincuencia y la violencia después de realizar la oración del viernes frente al edificio municipal en Umm al-Fahm, Israel, el 5 de febrero de 2021. [Mostafa Alkharouf - Agencia Anadolu].

El Shin Bet es la agencia de inteligencia de Israel que dirige únicamente operaciones de seguridad contra la llamada "actividad terrorista". El ejército no suele implicarse también en cuestiones internas.

La mayoría de la sociedad árabe de Israel se opuso con vehemencia a esta medida por motivos legales y políticos. Sin embargo, algunas voces árabes siguen estando a favor de las nuevas medidas del gobierno.

El Centro Legal para los Derechos de las Minorías Árabes en Israel (Adala), dijo en una carta enviada al Primer Ministro de Israel que la participación de los servicios de inteligencia o del ejército no tiene ningún fundamento legal, exigiendo así a Bennet que dé marcha atrás en la reciente decisión de alistar al Shin Bet y al ejército y asignar a la policía israelí, exclusivamente.

"La decisión crea dos sistemas de aplicación de la ley separados -uno para las ciudades, los barrios y los ciudadanos árabes palestinos, y el otro para el resto del país- en los que los ciudadanos palestinos son tratados como extranjeros enemigos", escribió Adala en la carta, afirmando que las autoridades israelíes toman consideraciones de seguridad como pretexto para interferir en la comunidad árabe.

Opresión y racismo: Los principales determinantes de la inmigración judía

El presidente del Comité Superior de Seguimiento de los Ciudadanos Árabes de Israel, Mohammad Barakeh, declaró a Al-Quds Al-Arabi que el comité rechaza la injerencia del Shin Bet y del ejército en la lucha contra la delincuencia. También acusó al gobierno israelí de ser cómplice del aumento de la violencia.

"Sabíamos perfectamente que los grupos de delincuencia organizada en la comunidad árabe son un proyecto autoritario. Y los agentes de policía lo confirmaron en una reunión con el ministro israelí de Seguridad Pública, Omer Barlev. Le dijeron que el Shin Bet protege a los jefes de los grupos organizados porque son sus agentes", subrayó Barakeh. "Intentan apagar el fuego con bencina".

A pesar de estas advertencias, el presidente de la Lista Árabe Unida, Mansour Abbas, expresó a principios de este mes su conformidad con el servicio de inteligencia israelí en la sociedad árabe de Israel. Muchos otros miembros de la lista guardaron silencio sobre el asunto.

La violencia en la comunidad árabe está asociada desde hace tiempo a la negligencia del gobierno israelí. Aunque la policía israelí anuncia una investigación después de declarar la muerte de cualquier árabe, no se encuentra ninguna información clara sobre los autores y sus motivos, sobre su forma de actuar y sobre si son procesados con éxito o no.

Dado que la tasa de criminalidad en la comunidad árabe no muestra signos de desaceleración, una pregunta importante sobre el asunto sigue sin respuesta. ¿Por qué las fuerzas de seguridad israelíes actúan incansablemente cuando un ciudadano israelí es la víctima pero no detienen a los autores de los delitos en la sociedad árabe?

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines