Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El CSNU condena las incursiones transfronterizas de los hutíes contra Arabia Saudí y pide un alto el fuego

Los hutíes comprueban las armas en camiones militares durante una reunión tribal el 1 de agosto de 2019 en Saná, Yemen [Mohammed Hamoud/Getty Images].

El Consejo de Seguridad de la ONU publicó ayer su última declaración sobre el conflicto en Yemen, en la que "condena los ataques transfronterizos de los hutíes contra objetivos en Arabia Saudí" y pide "un alto el fuego inmediato en todo el país", de acuerdo con la Resolución 2565 (2021), y que se resuelva el conflicto mediante un diálogo inclusivo.

El comunicado de prensa emitido por el presidente del Consejo, Martin Kimani, mencionaba específicamente el ataque del 8 de octubre contra el aeropuerto Rey Abdullah y los ataques con drones contra el aeropuerto civil de Abha. También condenó el aumento de los incidentes frente a la costa yemení, incluidos los ataques a barcos civiles y comerciales.

La declaración, que ha sido interpretada por algunos como una muestra de parcialidad a favor de Riad por no reconocer los ataques como represalias a la guerra de siete años de la coalición liderada por Arabia Saudí contra Yemen, se produce mientras las fuerzas armadas aliadas de los hutíes continúan su avance hacia el último bastión progubernamental del norte, la ciudad de Marib, y han afirmado haber conseguido ganancias territoriales. Kimani dijo que el consejo "subrayó la necesidad de una desescalada por parte de todos, incluyendo el fin inmediato de la escalada hutí en Marib", y añadió que "condenaron el reclutamiento y el uso de niños, y la violencia sexual, en el conflicto."

LEER: Irak construye 650 km de valla fronteriza con Siria

En relación con la situación en las provincias del sur, disputadas entre las fuerzas leales al gobierno yemení reconocido internacionalmente y el Consejo de Transición del Sur (STC), respaldado por los Emiratos Árabes Unidos, la declaración reiteró su llamamiento para que se aplique plenamente el Acuerdo de Riad y condenó el atentado con coche bomba contra el convoy del gobernador de Adén, en el que murieron seis personas. El gobernador Ahmed Al-Lamlas y el ministro de Agricultura Salem Al-Suqatri, ambos miembros del STC, sobrevivieron al "intento de asesinato terrorista", según informaron los medios de comunicación estatales la semana pasada.

La declaración del Consejo de Seguridad se produce un día después de que la agencia de la ONU para la infancia, Unicef, afirmara que la prolongada guerra en Yemen ha matado o mutilado al menos a 10.000 niños desde que comenzó el conflicto en 2015. El portavoz James Elder señaló que "muchas más muertes y lesiones de niños no se registran" y advirtió que cuatro de cada cinco menores necesitan "asistencia humanitaria".

Categorías
Arabia SauditaNoticiasOriente MedioSmall SlidesUNYemen

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines