Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las tensiones en el Líbano ponen a prueba la alianza entre Hezbolá y el presidente Aoun

El presidente libanés Micheal Aoun en Beirut, Líbano, el 17 de marzo de 2021 [Presidencia libanesa/Agencia Anadolu].

El empeoramiento de las tensiones sectarias en el Líbano está poniendo a prueba la alianza entre el grupo chiíta Hezbolá y su aliado cristiano, el presidente Michel Aoun, que podría perder terreno frente a sus rivales al intensificar la oposición a la influencia del grupo respaldado por Irán, informa Reuters.

Los analistas creen que las divisiones que se han profundizado desde un estallido de violencia en Beirut la semana pasada pueden jugar a favor del adversario cristiano de Aoun desde hace tiempo, Samir Geagea, un opositor de Hezbolá con estrechos vínculos saudíes.

La alianza entre Hezbolá, fuertemente armado, y Aoun ha sido un rasgo definitorio de la política libanesa desde 2006: Hezbolá ayudó a Aoun a convertirse en presidente en 2016, mientras que Aoun ha proporcionado un importante respaldo cristiano al estatus armado del grupo, que es más poderoso que el ejército libanés.

Pero las tensiones han ido creciendo, concretamente por la oposición de Hizbulá a la investigación sobre quién fue el culpable de la catastrófica explosión del año pasado en el puerto de Beirut, que, aunque mató a muchos musulmanes, causó la mayor parte de sus daños en zonas cristianas de la ciudad.

El dilema al que se enfrenta Aoun se agudizó la semana pasada, cuando las tensiones en torno a la investigación desencadenaron la violencia callejera más mortífera de Beirut en años, reviviendo los recuerdos de la guerra civil de 1975-90.

LEER: Al menos 7 muertos en enfrentamientos en Beirut durante las protestas de Hezbolá por la investigación de la explosión

Los siete muertos eran chiíes, asesinados en lo que Hezbolá ha calificado como una emboscada de las Fuerzas Libanesas, un partido cristiano dirigido por Geagea.

El FL lo niega y culpa al otro bando de haber provocado los problemas enviando a sus partidarios al barrio cristiano de Ain al-Remmaneh, donde dice que cuatro residentes resultaron heridos antes de que se efectuara un disparo.

La violencia comenzó cuando los partidarios de Hezbolá y su aliado chiíta, Amal, empezaron a reunirse para una protesta para exigir la destitución del juez Tarek Bitar, que está investigando la explosión que mató a más de 200 personas.

"Hoy tienes a los cristianos rechazando estas escenas de vuelta a los recuerdos de la guerra civil, y al mismo tiempo no están contentos con la forma en que los chiíes están expresando su oposición al proceso del juez Bitar", dijo una fuente familiarizada con el pensamiento en el Movimiento Patriótico Libre, el partido fundado por Aoun.

El FPM y Hezbolá no habían decidido separarse, pero el curso de los acontecimientos los estaba separando, dijo la fuente.

Funcionarios de Hezbolá y del FPM no respondieron de inmediato a una solicitud de Reuters para que hicieran comentarios.

EL MAYOR PERDEDOR

Hezbolá ha acusado a Bitar de parcialidad al tratar de interrogar a algunos de sus aliados por sospechas de negligencia que provocaron una de las mayores explosiones no nucleares de la historia.

Geagea, que apoya a Bitar, ha dicho que los problemas del jueves comenzaron cuando los partidarios de Hezbolá y Amal destrozaron coches, se enfrentaron a los residentes e intentaron entrar en las casas de Ain al-Remmaneh.

"No fueron las Fuerzas Libanesas las que defendieron la zona... toda la gente de Ain al-Remmaneh lo hizo", dijo Geagea en una entrevista a última hora del viernes.

La opinión de que Ain al-Remmaneh fue atacada era ampliamente compartida entre los cristianos, dijo Mohanad Hage Ali, del Centro Carnegie de Oriente Medio.

El primer ministro Najib Mikati: El Líbano se dirige hacia el colapso - Caricatura [Sabaaneh/Middle East Monitor].

"Hay una especie de acuerdo entre los cristianos sobre el apoyo a la investigación de la explosión del puerto y el derecho a la autodefensa, y sobre el hecho de que Hezbolá y Amal atacaron la zona antes de ser atacados ellos mismos", dijo.

"Hasta ahora parece que Geagea ha ganado cierta popularidad entre los cristianos".

Nabil Boumonsef, redactor jefe adjunto del periódico Annahar, dijo que el FPM había cometido un error al acusar a Geagea de la violencia y que gozaba de una amplia simpatía entre los cristianos.

"Veo al FPM como el mayor perdedor", dijo a Reuters.

El ejército está investigando la violencia del jueves.

Inicialmente dijo que los disparos habían apuntado a los manifestantes, pero más tarde declaró que había habido un altercado e intercambio de disparos mientras los manifestantes se dirigían a la manifestación.

Se está investigando a un soldado sospechoso de haber disparado contra los manifestantes.

El FPM es el mayor partido cristiano. En las últimas elecciones parlamentarias de Líbano en 2018, el FPM, Hezbolá y otros partidos que apoyan la posesión de armas del grupo se aseguraron la mayoría.

Los opositores de Hezbolá esperan que esto pueda ser revocado en 2022, con los escaños cristianos vistos como el principal campo de batalla.

Además de la explosión del puerto, la presidencia de Aoun se ha visto ensombrecida por una enorme crisis financiera que ha sumido a más de tres cuartas partes de la población en la pobreza.

Gebran Bassil, jefe del FPM y yerno de Aoun, repasó los argumentos de la alianza con Hezbolá en un discurso pronunciado el sábado, incluyendo su lucha contra los yihadistas en la frontera siria.

Pareció ponerse del lado de Hezbolá al insinuar que las Fuerzas Libanesas eran las culpables de la violencia, y se hizo eco de algunas de las críticas de Hezbolá a la investigación cuando dijo que se había llevado a cabo de forma "selectiva".

Pero Bassil dijo que todavía no estaba claro que el propio Bitar estuviera politizado y que la investigación debía continuar. "Nos enfrentaremos a quienes intenten obstruir el expediente", dijo.

Categorías
LíbanoNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines