Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Hezbolá y los medios de comunicación afiliados exigen el cierre total de la investigación sobre la explosión de Beirut

Personas con pancartas realizan una protesta frente al Palacio de Justicia de Beirut para apoyar al principal investigador, el juez Tarek Bitar, de la explosión del puerto de Beirut del año pasado, mientras corean consignas contra Hezbolá en Beirut, Líbano, el 13 de octubre de 2021. [Mahmut Geldi - Agencia Anadolu]

Los medios de comunicación afiliados al movimiento chiíta libanés Hezbolá, respaldado por Irán, han declarado que el grupo exige el cierre total de la investigación independiente sobre la explosión de Beirut, cuestión que ha desatado considerables tensiones sectarias y violencia esta semana.

En un artículo publicado el viernes en el sitio de noticias libanés pro-Hezbolá, Al-Akhbar, su director general y redactor jefe, Ibrahim al-Amin, fue más allá al oponerse al juez jefe de la investigación, Tarek Bitar, al pedir el fin de la investigación por completo.

Conocido por sus polémicos artículos de opinión, al-Amin se refirió a los violentos enfrentamientos ocurridos en el centro de Beirut durante una protesta de partidarios de Hezbolá y del otro partido chiíta, Amal.

Cuando la protesta se tornó violenta en el barrio de Tayouneh, de mayoría cristiana, los francotiradores abrieron fuego desde los tejados, lo que provocó el fuego de represalia de los combatientes de Hezbolá. Siete personas murieron en total en el incidente, y más de treinta resultaron heridas.

Al-Amin escribió que "después de todo lo ocurrido... hasta el crimen de ayer, la dirección de la resistencia [Hezbolá]... está esperando lo siguiente: Primero: el cierre del expediente de locura dirigido por Tariq Bitar".

LEER: Al menos 7 muertos en enfrentamientos en Beirut durante las protestas de Hezbolá por la investigación de la explosión

Añadió otras demandas del movimiento, pidiendo la segunda que es "el juicio de los que decidieron, planificaron y distribuyeron las tareas y llevaron a cabo los asesinatos en Tayouneh". La tercera, concluyó, es "responsabilizar a todos los que descuidaron y no protegieron a los manifestantes desarmados".

Bitar, el juez que dirige la investigación sobre la explosión, es el segundo juez que desempeña esa función después de que el anterior se viera obligado a dimitir y fuera destituido en febrero debido a la enorme oposición de grupos políticos y ministros tanto chiíes como suníes. Sin embargo, Bitar se ha ganado especialmente la ira de Hezbolá, que le ha acusado de ser parcial y de señalar para la investigación a políticos aliados y afiliados al grupo.

En medio de las numerosas crisis que han azotado al país en el último año -como la caída en picado de la moneda libanesa, la escasez de productos esenciales y la falta de combustible y electricidad suficientes, que han provocado apagones totales-, muchos consideran que Hezbolá, respaldado por Irán, es un factor clave y la causa de las dificultades que asolan el país.

La oposición del grupo a la investigación independiente ha levantado además la sospecha de su implicación en la explosión del pasado agosto y en la corrupción rampante que la provocó. Por lo tanto, es probable que las exigencias de Hezbolá y de sus afiliados, como Al-Akhbar, de deshacerse por completo de la investigación aumenten aún más esas sospechas.

Categorías
LíbanoNoticiasOriente Medio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines