Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Colonos israelíes cuelgan y torturan a un adolescente palestino con fuego, según revela un grupo de derechos humanos

Tareq Zbeidi, de 15 años, en el hospital [B'Tselem].

El grupo israelí de derechos humanos B'Tselem ha revelado en un informe publicado la semana pasada los desgarradores detalles del adolescente palestino que fue secuestrado y torturado con fuego por un grupo de colonos israelíes en la Cisjordania ocupada.

El 17 de agosto, Tareq Zbeidi, de 15 años, y cinco de sus amigos estaban disfrutando de un picnic cerca de su pueblo, Silat a-Daher, situado en el distrito de Jenin, en el norte de Cisjordania.

Sin embargo, un numeroso grupo de colonos israelíes del cercano asentamiento israelí de Homesh llegó más tarde en coche a la zona, portando piedras y palos.

Los chicos palestinos huyeron rápidamente del lugar, ya que uno de los colonos empezó a lanzarles piedras y consiguieron escapar de vuelta a su pueblo. Sin embargo, según B'Tselem, Tareq no pudo seguir a sus amigos debido a una lesión en la pierna que sufrió apenas dos semanas antes del incidente.

Dijo al grupo de derechos: "Los colonos se dirigieron hacia mí y me golpearon con su coche, y caí al suelo. El coche se detuvo y salieron cuatro colonos. Algunos llevaban palos. Me atacaron y me golpearon en el hombro, las piernas y la espalda".

Además, le ataron las manos y los pies y lo encadenaron al capó de su coche, antes de llevarlo a Homesh, donde frenaron bruscamente, haciéndolo caer al suelo.

Añadió que, al llegar al asentamiento, otros colonos corrieron a darle patadas y burlarse de él. Su calvario consistió en que le rociaran con pimienta y le escupieran en la cara, mientras le insultaban en árabe y hebreo.

Mientras seguían agrediéndolo, los colonos israelíes lo llevaron y colgaron de un árbol para "quemarle los pies".

LEER: Israel impide que cientos de judíos se trasladen a Irán como solicitantes de asilo

"Me dejaron colgado así durante unos cinco minutos, con los ojos tapados. Sentí que me cortaban y frotaban la piel del pie izquierdo con un objeto afilado. Sentí mucho dolor. No podía soportarlo. De repente, sentí una fuerte quemadura en el pie derecho, de un mechero o algo similar. Duró unos segundos. Grité y lloré de dolor y miedo. No fue hasta entonces cuando me bajaron del árbol", relató Tareq.

Entonces le golpearon en la cabeza con un palo y perdió el conocimiento.

Según B'Tselem, los soldados israelíes llegaron poco después en un jeep militar y los colonos acusaron a Tareq de haberles tirado piedras.

Cuando Tareq recuperó el conocimiento en el suelo del jeep militar, los soldados le amenazaron con detenerle si volvía a tirar piedras. "Dijeron que lo sabían todo sobre mí y que si alguien tiraba piedras a los colonos, vendría a mi casa y me arrestaría".

El tío y el hermano mayor de Tareq lo metieron inmediatamente en una ambulancia palestina y lo llevaron a un hospital de Yenín, tras recogerlo en la comisaría.

"Me llevaron a urgencias, donde me examinaron y me hicieron una radiografía. Encontraron moretones y heridas en mi hombro, espalda y piernas, así como heridas y quemaduras en mis pies. Permanecí allí hasta la tarde siguiente, y luego me dieron el alta", dijo Tareq, añadiendo que, a pesar de haber sido dado de alta, su cuerpo estaba dolorido y no podía caminar debido a los cortes y quemaduras en los pies.

Los colonos suelen atacar a los palestinos y sus propiedades en Cisjordania. Los cálculos israelíes y palestinos indican que hay unos 650.000 colonos en Cisjordania, incluida la Jerusalén ocupada, que residen en 164 asentamientos y 116 puestos de avanzada.

B'Tselem señaló que el ataque a Tareq fue el décimo ataque de colonos a palestinos cerca del asentamiento, documentado por el grupo desde principios de 2020.

"Este caso puede ser excepcionalmente cruel, pero la violencia de los colonos contra los palestinos, a menudo con la participación de los soldados, se ha convertido desde hace tiempo en parte de la política israelí en Cisjordania y en parte integral de la rutina de la ocupación", dijo B'Tselem en el informe.

"El resultado a largo plazo de estos actos violentos es la desposesión de los palestinos de franjas cada vez mayores de Cisjordania, lo que facilita que Israel se apodere de las tierras y los recursos de la zona".

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines