Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Una comisión del Congreso estadounidense afirma que la democracia tunecina está en peligro

El congresista Ted Deutch, el 16 de septiembre de 2020 en Washington, DC. [Kevin Dietsch-Pool/Getty Images]

La democracia en Túnez está en peligro tras una serie de órdenes ejecutivas emitidas por el presidente Kais Saied, según declaró ayer la Subcomisión de Asuntos Exteriores del Congreso sobre Oriente Medio, Norte de África y Antiterrorismo Global.

Esto se produjo durante una audiencia virtual titulada "Túnez: examen del estado de la democracia y próximos pasos para la política estadounidense", celebrada con la participación de varios miembros de la comisión y expertos políticos.

"Estamos profundamente preocupados por las medidas adoptadas por el presidente Saied, a pesar de los movimientos positivos de las últimas semanas", dijo durante la sesión el presidente del Comité, el congresista Ted Deutch, quien señaló que varios parlamentarios siguen detenidos por cargos de motivación política.

Destacó la disposición de Washington a "apoyar la transición democrática de Túnez y el proceso de reforma constitucional".

El martes, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, felicitó a Túnez por la formación de un nuevo gobierno, esperando que se establezca una vía inclusiva para un rápido retorno al orden constitucional.

LEER: Los Acuerdos de Abraham fracasarán si no se aborda la interminable ocupación israelí

Ayer por la tarde, el presidente Saied se reunió con el embajador de Estados Unidos en Túnez, Donald Bloom, y le transmitió el "descontento" de Túnez por la decisión del Congreso de discutir la situación en Túnez.

El 25 de julio, el presidente tunecino, Kais Saied, invocó el artículo 80 de la Constitución para destituir al primer ministro, Hicham Mechichi, congelar el trabajo del Parlamento durante 30 días, levantar la inmunidad de los ministros y nombrarse a sí mismo jefe del poder ejecutivo hasta la formación de un nuevo gobierno.

Esto se produce después de que estallaran violentas protestas en varias ciudades de Túnez criticando la gestión del gobierno en materia de economía y el coronavirus. Los manifestantes habían pedido la disolución del Parlamento.

La mayoría de los partidos políticos del país tacharon la medida de "golpe contra la Constitución" y los logros de la revolución de 2011.

Saied nombró un primer ministro el 29 de septiembre y desde entonces se ha formado un nuevo gobierno.

Categorías
ÁfricaNoticiasSmall SlidesTúnezUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines