Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El estatus legal de los prisioneros palestinos y la necesidad de enmendar la posición de los países árabes

Personas se reúnen con pancartas para una manifestación en apoyo de los prisioneros palestinos detenidos en cárceles israelíes, frente a las oficinas del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Ramallah, en la Cisjordania ocupada, el 14 de septiembre de 2021 [ABBAS MOMANI/AFP vía Getty Images].

Israel trata a los palestinos de acuerdo con sus procedimientos y leyes internas, y los jueces israelíes aplican las políticas injustas del gobierno israelí. Es un estado ilegítimo y su gente e instituciones buscan lograr el proyecto sionista, que es vaciar a Palestina de sus habitantes para obtener el control de su tierra.

Israel se rige por dos teorías; una de ellas es que Palestina fue originalmente controlada por los judíos y que es su tierra, pero los palestinos expulsaron a los judíos, los desplazaron y los privaron de su tierra, y por lo tanto Israel no está ocupando sino que está recuperando la tierra de los palestinos.

Esto tiene dos consecuencias. La primera es que la brutalidad practicada por Israel contra los palestinos no son crímenes, sino actos legítimos de venganza, y las bandas sionistas que invadieron Palestina antes de 1948 han sido calificadas como movimientos de liberación nacional.

El segundo resultado es que la paz tras la que se esconde Israel no es más que la "paz israelí", pero a pesar de ello, Egipto y algunos árabes, así como Yasser Arafat, reconocieron a Israel tal y como es sin reservas.

LEER: El espectáculo teatral de Abbas continúa

Con respecto a los prisioneros palestinos, cualquier persona arrestada por Israel no es un detenido o un prisionero, sino un cautivo, porque la ocupación israelí de Palestina no es una ocupación militar ni una ocupación prolongada, sino una ocupación de exterminio en preparación para la confiscación de toda la tierra. Mientras la ocupación exista de esta manera, la resistencia contra ella es aún más legítima. Además, todos los detenidos son prisioneros de una guerra permanente entre Israel y los pueblos indígenas.

Prisioneros palestinos se fugan de una cárcel de alta seguridad - Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente]

Detener a un palestino y criminalizar sus acciones contra Israel según la ley israelí no es válido porque Israel es una potencia ocupante. El juez debe aplicar el derecho internacional. Además, la resistencia es legítima y legal mientras la ocupación sea un crimen continuo.

El estatus legal de un combatiente de la resistencia es que está protegido por el derecho internacional mientras se resista a la invasión y la ocupación. En consecuencia, los combatientes de la resistencia encarcelados tienen derecho a resistir y escapar. Su recaptura es otro crimen cometido por el invasor.

El mundo entero ha guardado silencio sobre las acciones de Israel, por lo que pensó que sus acciones eran legítimas. También se permite asesinar a cualquiera que amenace la seguridad de su proyecto en cualquier lugar porque se libra del castigo.

Lo que hace falta es que la ONU reconozca la resistencia del pueblo palestino y aplique las Convenciones de Ginebra. La autoridad competente para ello es la Conferencia de los Estados Partes, el Comité Internacional de la Cruz Roja y el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Esta cuestión debe plantearse en estas instituciones y en la Asamblea General de la ONU.

LEER: La "pequeña Palestina": Cómo recordará la historia el asedio de Assad a Yarmouk

Lo que animó a Israel a cometer estos crímenes es que los árabes consideran la resistencia contra Israel como terrorismo, con el pretexto de que Irán -el principal enemigo de Israel- apoya la resistencia después de que los árabes cayeran en el abrazo de Israel y, por supuesto, abandonaran la resistencia.

Mientras que Gran Bretaña permitió a los judíos apoderarse de Palestina hasta la creación de Israel, fue Washington quien permitió a Israel infiltrarse e invadir el mundo árabe.

Lo que también alienta a Israel es la posición oficial árabe, que es la exigencia de un Estado palestino en las fronteras de junio de 1967, lo que significa permitir que el 80% de Palestina sea ocupado por Israel.

Hoy pido que se cambie esta posición y se vuelva al Plan de Partición entre árabes y judíos. Es inaceptable que los árabes recompensen los ataques, la ocupación y la invasión de tierras árabes por parte de Israel.

Este artículo apareció por primera vez en árabe en el Centro de Información Palestino el 8 de octubre de 2021

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

Abogado y veterano diplomático egipcio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines