Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Blinken: EE.UU. avanzará en la reapertura de su embajada palestina en Jerusalén

El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, habla durante una conferencia de prensa conjunta con el Ministro de Asuntos Exteriores de Kuwait, el Jeque Ahmad Nasser Al-Mohammad Al-Sabah (no se ve), en la ciudad de Kuwait, el 29 de julio de 2021 [Jaber Abdulkhaleg - Agencia Anadolu].

El Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, dijo el miércoles que la administración Biden tiene la intención de seguir adelante con su plan de reabrir el consulado de Jerusalén que tradicionalmente se relacionaba con los palestinos, a pesar de la oposición israelí a tal medida, informa Reuters.

Blinken reiteró una promesa que hizo originalmente hace meses sobre el restablecimiento del consulado, que había sido durante mucho tiempo una base para el acercamiento diplomático a los palestinos antes de que fuera cerrado por el predecesor del presidente Joe Biden, Donald Trump, en 2018.

Pero Blinken, hablando en una conferencia de prensa en Washington con el ministro de Asuntos Exteriores israelí de visita, Yair Lapid, y con el de Emiratos Árabes Unidos, el jeque Abdullah Bin Zayed Al-Nahyan, se abstuvo de fijar una fecha para la reapertura del consulado, lo que tensaría las relaciones con el nuevo gobierno de Israel, que es ideológicamente diverso.

"Seguiremos adelante con el proceso de apertura de un consulado como parte de la profundización de esos lazos con los palestinos", dijo Blinken en el Departamento de Estado.

La administración de Biden ha tratado de reparar las relaciones con los palestinos que quedaron muy dañadas bajo el mandato de Trump.

LEER: Hamás rechaza la propuesta de Egipto de formar un gobierno de unidad con Fatah

El consulado fue subsumido en la embajada de Estados Unidos que fue trasladada a Jerusalén desde Tel Aviv en 2018 por Trump, una reversión de la política de Estados Unidos desde hace mucho tiempo aclamada por Israel y condenada por los palestinos.

El gobierno de Biden dice que reabrirá el consulado, mientras que dejará la embajada en su lugar.

Israel considera toda Jerusalén como su capital. Los palestinos quieren que Jerusalén Este, capturada por Israel en una guerra de 1967 junto con Cisjordania y la Franja de Gaza, sea la capital del Estado que buscan.

Blinken habló en respuesta a la pregunta de un periodista, después de una reunión trilateral que marcó la última señal del abrazo de la administración Biden a los llamados Acuerdos de Abraham, que fueron ampliamente vistos como un éxito diplomático de Trump.

Los Emiratos Árabes Unidos fueron los primeros de los cuatro Estados árabes que se movilizaron, a finales del año pasado, para normalizar las relaciones con Israel tras décadas de enemistad. Bahréin, Sudán y Marruecos no tardaron en seguir su ejemplo.

Funcionarios palestinos dijeron que se sentían traicionados por sus hermanos árabes por llegar a acuerdos con Israel sin exigir primero avances hacia la creación de un Estado palestino.

Algunos críticos dijeron que Trump había promovido el acercamiento árabe a Israel, mientras ignoraba las aspiraciones palestinas de tener un Estado.

Acuerdos de Abraham

Funcionarios de la administración Biden han dicho que los Acuerdos de Abraham no son un sustituto de la solución de dos Estados entre israelíes y palestinos, un principio de la política estadounidense al que el presidente demócrata ha vuelto, después de que Trump se alejara de él.

Pero los funcionarios estadounidenses han dicho que no se dan las condiciones necesarias para presionar por la reanudación de las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos, que colapsaron en 2014. Washington se ha mostrado reacio a tomar cualquier medida que pueda debilitar a un Gobierno israelí que considera más cooperativo que el liderado por Benjamín Netanyahu, que fue destituido en junio.

La reapertura del consulado, sin embargo, encendería las tensiones entre Washington y su estrecho aliado en Oriente Medio. Israel ha dicho que se opondría a la medida, afirmando su soberanía sobre Jerusalén y argumentando que el gobierno del primer ministro de extrema derecha, Naftali Bennett, se vería desestabilizado por la reintroducción de un punto de apoyo diplomático para los palestinos en la ciudad.

LEER: Israel no dejará que EE.UU. reabra el consulado para Palestina en Jerusalén

Blinken expresó su esperanza de que la normalización entre Israel y los Estados árabes sea una "fuerza para el progreso" entre israelíes y palestinos, reafirmó su apoyo a la solución de los dos Estados y dijo que ambas partes "merecen por igual vivir con seguridad y protección".

Bin Zayed se hizo eco de Lapid al elogiar los lazos que sus países han forjado y dijo que visitaría Israel pronto. Pero también insistió en que sólo podrá haber paz en la región si israelíes y palestinos están en "condiciones de hablar".

En un guiño a los palestinos, Lapid dijo que éstos, como todas las personas, tenían "derecho a un modo de vida decente" y que el objetivo de Israel era trabajar con la Autoridad Palestina en esa cuestión. Pero no ofreció detalles.

Lapid, un centrista, llegó a un acuerdo para compartir el poder con Bennett que puso fin a los 12 años de mandato de Netanyahu como primer ministro. Según el acuerdo de coalición, Lapid sustituirá a Bennett como primer ministro en 2023.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall SlidesUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines