Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Resolverán los líderes mundiales en la COP26 la crisis de los refugiados?

Niñas refugiadas afganas observan un partido de fútbol cerca de donde se alojan en la Aldea de la base del ejército estadounidense de Ft. McCoy el 30 de septiembre de 2021 en Ft. McCoy, Wisconsin. [Barbara Davidson/Getty Images]

El cambio climático en Afganistán no sólo ha alimentado el conflicto, sino que también ha provocado una importante crisis de refugiados. La mayor parte de Afganistán es seca y calurosa durante gran parte del año, y entre 1950 y 2010, el país sin salida al mar se calentó 1,8 grados centígrados, aproximadamente el doble de la media mundial, pero sólo es responsable de una pequeña fracción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Combatir estas emisiones requiere tomar medidas y realizar enormes inversiones en tecnología e infraestructuras. En agosto, las graves inundaciones causaron más de 100 muertos y cientos de viviendas destruidas.

¿Cuál es la razón principal de estos desastres naturales?

En lugar de abordar este problema, los gobiernos de toda la región han cerrado una a una sus fronteras y han intentado bloquear la entrada de los refugiados que huyen.

Sin embargo, los refugiados afganos no son la causa de la crisis. Las naciones más ricas son las que más daño hacen en términos de emisiones de CO2 y destrucción de la biodiversidad con su estilo de vida. Su venta de armas para alimentar los conflictos en países devastados por la guerra como Afganistán también ha contribuido al desplazamiento masivo de poblaciones civiles.

Un estudio estima que el cambio climático podría empujar a 1.500 millones de personas a emigrar en 2050. En este contexto, varios analistas han intentado poner cifras a los futuros flujos de migrantes climáticos, a menudo denominados "refugiados climáticos". La predicción más repetida es que habrá al menos 200 millones de estos refugiados en 2050.

LEER: Afganistán es el último ejemplo de que los conservadores son incompetentes

El Reino Unido acogerá la 26ª Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático de la ONU (COP26) en Glasgow durante 12 días a partir del 31 de octubre y pondrá de relieve cómo el cambio climático desencadena una crisis de refugiados. Mientras los participantes se preocupan por el coste del alquiler de los pabellones en la COP26, ya que es considerablemente más elevado que en la COP25 de Madrid, observadores y activistas se preguntan si los líderes mundiales aprovecharán realmente la ocasión para abordar la crisis mundial de los refugiados.

Agentes de la Policía de Escocia patrullan cerca del recinto SSE Hydro en Glasgow el 4 de octubre de 2021, mientras la ciudad se prepara para acoger la Cumbre del Clima de la ONU COP26 en noviembre. [ANDY BUCHANAN/AFP vía Getty Images]

A pesar de las décadas de advertencias de algunos investigadores, los refugiados climáticos no están reconocidos por la ley y no tienen ningún derecho en los Estados extranjeros. Los peligros a los que se enfrentan los refugiados climáticos se han pasado por alto durante décadas. La última convención sobre refugiados fue firmada en 1951 por las Naciones Unidas después de que 70.000-80.000 refugiados judíos fueran aceptados en Gran Bretaña. Por lo tanto, la COP26 debe producir soluciones sólidas sobre los refugiados climáticos. Sin embargo, es posible que falte voluntad política internacional para encontrar una solución para el futuro flujo de refugiados climáticos.

Habrá promesas de grandes acciones para reducir las emisiones de carbono y combatir el cambio climático. En lugar de presumir de sus países en los pabellones con declaraciones simbólicas y poco más, los legisladores y líderes deberían tocar los muchos temas importantes -como la migración climática- que necesitan atención urgente.

En este sentido, el Reino Unido, como país anfitrión, tiene una enorme responsabilidad. El Reino Unido debería reconocer que tiene una oportunidad clave para señalar la falta de protección de los refugiados climáticos. Alok Sharma dimitió de su cargo de ministro de Economía del Reino Unido para dirigir la cumbre sobre el cambio climático COP26 de las Naciones Unidas en febrero. En junio, durante la conferencia de la ONU, dijo que "es consciente de la migración por el cambio climático". Por lo tanto, él y su equipo deberían reconocer que no ha habido ningún progreso desde la COP21 en lo que respecta a los refugiados climáticos y que Glasgow será una oportunidad para proteger a los refugiados climáticos mediante una nueva constitución para las personas que tienen que huir de sus países de origen debido a las catástrofes naturales causadas por estos cambios.

LEER: Afganistán podría ser un catalizador para la política migratoria común de la Unión Europea

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
AfganistánArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaEuropa y RusiaRegiónReino UnidoReportajes y AnálisisSmall Slides

Elif Selin Calik es periodista e investigadora independiente. Es colaboradora habitual de publicaciones en TRT World, Daily Sabah, Rising Powers in Global Governance y Hurriyet Daily News. Fue una de las fundadoras del Departamento de Noticias a Fondo de la Agencia de Noticias Anadolu y participó en la COP23 de las Naciones Unidas en Bonn como observadora. Tiene una maestría en Estudios Culturales de la Universidad Internacional de Sarajevo y una segunda maestría en Diplomacia Global de la SOAS, Universidad de Londres.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines