Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel se desentiende de los colonos ilegales, pero no de los palestinos

Colonos israelíes enmascarados atacan a los olivicultores palestinos de la aldea de Hawara en los campos cercanos al asentamiento de Yitzhar, en la Cisjordania ocupada por Israel, el 7 de octubre de 2020 [JAAFAR ASHTIYEH/AFP vía Getty Images].

La violencia de los colonos contra los palestinos ha aumentado durante el enfoque de "no intervención" de Israel en la Cisjordania ocupada, según Haaretz. El periódico israelí ha informado de que la violencia de los judíos contra los palestinos ha aumentado drásticamente en los últimos dos años, y los funcionarios se refieren a una "atmósfera permisiva" para los extremistas en la zona. Los datos del Ministerio de Seguridad israelí confirman este aumento.

Además, las agencias de inteligencia israelíes advirtieron en una reciente sesión con el gobierno y funcionarios de seguridad de un aumento de los crímenes y ataques de los colonos contra los palestinos. El asalto de los colonos a la aldea de Al-Mufkara, al sur de Hebrón, donde golpearon a los residentes palestinos, fue uno de los últimos de estos brutales crímenes llevados a cabo bajo la protección de los soldados israelíes, según confirmaron testigos presenciales a Anadolu.

El actual primer ministro israelí, Naftali Bennett, es conocido por ser un colono de derechas en cuanto a su pensamiento e ideología. Cree en el Gran Israel, que incluye toda la Palestina histórica desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo, y fue jefe del Consejo de Yesha para los asentamientos, por lo que no esperamos nada de él. Bennett rechaza la creación de un Estado palestino, se niega a reunirse con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, y no vio ninguna razón para referirse al conflicto con los palestinos en su reciente discurso en la Asamblea General de la ONU. Para que su heterogéneo gobierno sobreviva -no tiene una mayoría holgada-, Bennett necesita el apoyo de los líderes de los colonos, o al menos necesita mantenerse en su agenda. Le importa poco que la Corte Penal Internacional abra una investigación sobre los crímenes cometidos por el Estado de ocupación en los territorios palestinos.

LEER: Justicia racial contra el lobby israelí: cuando ser pro-palestino se convierte en la nueva normalidad

Según un funcionario del gobierno citado por el Times of Israel, a pesar del cambio de la administración en Washington, las políticas de construcción de asentamientos ilegales de Israel permanecerán prácticamente sin cambios. Dijo que el gobierno de Bennett trabajará de acuerdo con los entendimientos alcanzados por su predecesor Benjamín Netanyahu y el ex presidente de Estados Unidos Donald Trump, cuya administración permitió a Israel continuar con la construcción de asentamientos en toda Cisjordania, siempre y cuando esto no se extendiera a nuevos puestos de avanzada. Este acuerdo supuso un fuerte aumento de la construcción de asentamientos durante la era Trump; el número de proyectos aprobados más allá de la Línea Verde (Armisticio de 1949) se duplicó con creces, en comparación con el número durante el segundo mandato del presidente Barack Obama.

A pesar de las noticias sobre la promesa de Bennett durante su reciente reunión con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de no anexionar nada de Cisjordania, sigue el enfoque de Netanyahu, y posiblemente a un ritmo más extremo. Su gobierno sigue la misma política basada en la expansión de los asentamientos y la creación de nuevos hechos sobre el terreno. El Estado de ocupación y sus excavadoras trabajan sin descanso al servicio del proyecto de judaización de los asentamientos en Cisjordania, incluida Jerusalén, mediante la construcción de carreteras de circunvalación sólo para colonos.

¿Son los colonos israelíes realmente inocentes? - Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente]

Israel está trabajando para cambiar la geografía, la topografía y la demografía de la tierra a través de la expansión de sus asentamientos, al tiempo que construye la infraestructura que le permitirá anexionar grandes áreas de Cisjordania en el futuro. Los sucesivos gobiernos israelíes bajo el liderazgo de Netanyahu asignaron presupuestos masivos para estas carreteras, por un total de más de 247 millones de dólares, así como presupuestos que se enmarcan en subpresupuestos destinados a los asentamientos en una serie de ministerios, incluido el llamado Ministerio de Defensa. Los detalles se recogen en un informe publicado en septiembre por la Oficina Nacional para la Defensa de la Tierra y la Resistencia a los Asentamientos de la OLP. Los judíos israelíes gozan de privilegios especiales para animarles a trasladarse a los asentamientos. Según estimaciones semioficiales, el número de colonos asciende a unos 650.000 en Cisjordania y Jerusalén Este. Todo esto es suficiente para significar la anexión gradual y la imposición de la soberanía israelí sobre grandes áreas de tierra palestina.

A pesar de ello, la normalización por parte de los Estados árabes de sus relaciones con Israel continúa a buen ritmo. Un avión de Egypt Air, por ejemplo, aterrizó en el aeropuerto Ben Gurion por primera vez desde la firma del acuerdo de paz hace 42 años. Un portavoz de la Autoridad de Aviación Civil israelí, Ofer Lefler, dijo que Egypt Air va a operar cuatro vuelos semanales a Israel. Lefler describió esto como "una primicia histórica" tras las conversaciones entre Bennett y el presidente egipcio Abdel Fattah Al-Sisi el mes pasado en Sharm El-Sheikh. Los dos hombres "crearon una base para establecer profundos lazos en el futuro", dijo Bennett.

Anteriormente, el ministro de Asuntos Exteriores israelí, Yair Lapid, inauguró la embajada de Israel en Bahréin. Los vuelos comerciales entre Bahréin e Israel estaban en funcionamiento incluso antes de la ceremonia de apertura. En la Expo 2020 de Dubai, los Emiratos Árabes Unidos albergan un pabellón israelí, que ilustra la integración de la potencia ocupante en Oriente Medio.

LEER: ¿Qué sigue después de la última amenaza de Abbas?

En lo que respecta a los palestinos, este entorno relativamente cómodo ha reforzado la decisión de los colonos ilegales de atacarlos. Los servicios de seguridad de la AP siguen coordinando sus actividades con las fuerzas de ocupación, y la AP sigue reprimiendo las actividades de resistencia de todo tipo. Las opciones para las facciones de la resistencia son limitadas. Mientras que los colonos reciben apoyo implícito o explícito del gobierno de ocupación y sus castigos son insignificantes, a pesar de la brutalidad de sus ataques, los palestinos no gozan de ninguna protección real en sus tierras, pueblos o incluso en las ciudades palestinas, como Hebrón.

Haaretz se equivoca al sugerir que se trata de un enfoque de "no intervención" hacia los palestinos y los territorios ocupados. Más bien se trata de un enfoque de "no intervención" en relación con los colonos judíos ilegales y sus crueles ataques a la población de la Palestina ocupada.

Este artículo apareció por primera vez en árabe en Al-Araby Al-Jadeed el 6 de octubre de 2021

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines