Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El primer presidente de Irán tras la Revolución Islámica fallece a los 88 años

Retrato tomado el 1 de agosto de 1981 en el que aparece el primer presidente de Irán, Abolhassan Banisadr, en Auvers-sur-Oise, Francia [- /AFP via Getty Images].

El primer presidente de Irán tras la Revolución Islámica de 1979, Abolhassan Banisadr, falleció ayer a la edad de 88 años, según los medios de comunicación estatales.

El ex estadista falleció en el hospital Salpêtrière de la capital francesa "tras una larga batalla contra la enfermedad", tras haber vivido allí durante décadas desde que huyó al exilio. Fue destituido apenas 16 meses después de asumir el cargo por desafiar el creciente poder del estamento clerical a medida que la república se convertía en una teocracia.

Nacido en 1933 en la provincia de Hamedan, al oeste de Irán, el padre de Banisadr era ayatolá y amigo del fundador de la República Islámica y primer líder supremo, el ayatolá Ruhollah Jomeini. Se dice que Banisadr colaboró estrechamente con Jomeini durante su propio exilio en Francia, antes de regresar a Teherán cuando se desarrollaba la revolución.

LEER: Las tensas relaciones entre Irán y Azerbaiyán son contrarias a los intereses nacionales de ambos países

Sin embargo, su relación con Jomeini se deterioró y acabó siendo destituido del Parlamento en 1981 con la aprobación del Líder Supremo por "incompetencia política". Según la AP, Banisadr dijo más tarde de Jomeini: "Era como un niño que veía a su padre convertirse lentamente en un alcohólico". "La droga esta vez era el poder", dijo.

También criticó al Líder Supremo, diciendo que "tiene una gran responsabilidad en el espantoso desastre que ha sufrido el país."

Banisadr embarcó en un Boeing 707 de la Fuerza Aérea iraní y escapó a Francia con Massoud Rajavi, líder del grupo marxista-islamista Muyahidín-e-Jalq (MEK), designado como grupo terrorista por el gobierno iraní. Con su característico bigote afeitado, los medios de comunicación iraníes afirman que escapó vestido de mujer.

Mientras que un comunicado de la familia describió a Banisadr como alguien que "defendía las libertades", una declaración del poder judicial iraní lo condenó por estar "bajo la sombra de la inteligencia francesa y occidental", que "no perdió el tiempo para difamar al pueblo y al sistema de la República Islámica".

Categorías
IránNoticiasOriente MedioRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines