Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Si se busca garantizar la seguridad y la paz, la ocupación militar israelí debe terminar

Colonos israelíes irrumpen en el recinto de la mezquita de Al-Aqsa bajo la protección de las fuerzas de ocupación israelíes el 18 de septiembre de 2018 [Jerusalem Islamic Waqf/handout].

La ocupación militar de Israel está utilizando los asesinatos, las detenciones y los cambios en el carácter de los lugares religiosos islámicos y cristianos de Jerusalén y Hebrón para cumplir sus ambiciones expansionistas y aportar seguridad y estabilidad al Estado. Nada de esto funcionará. La única manera de lograr la seguridad y la paz para todos es poner fin a la ocupación israelí de los territorios palestinos ocupados.

Palestina es un Estado observador en la ONU según la Resolución 67/19 de 2012 y el compromiso de aplicar la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU y otras resoluciones pertinentes, todas las cuales exigen el fin de la ocupación y la necesidad de que la comunidad internacional asuma sus responsabilidades y aplique las resoluciones de la ONU relacionadas con la cuestión palestina. Esto puede lograrse mediante la celebración de una conferencia internacional bajo el paraguas de la ONU, con la participación del Cuarteto Internacional y de las partes árabes e internacionales. Hay que poner fin a la arrogancia de Israel mientras se comporta como si estuviera por encima de la ley y los pactos internacionales.

OPINIÓN: Justicia racial contra el lobby israelí: cuando ser pro-palestino se convierte en la nueva normalidad

Dada la continua agresión de Israel contra el pueblo palestino, no podemos tener ninguna posición ni consideración sin la unidad palestina. Es necesario trabajar rápidamente en el diálogo nacional entre las facciones de la OLP y reforzar su unidad de acuerdo con los principios democráticos, el respeto por las opiniones de los demás y el compromiso con las libertades públicas según la ley. También debe haber un compromiso con el programa nacional aprobado en las sucesivas sesiones del Consejo Nacional, cuyo objetivo es acabar con la división y reforzar la unidad nacional en el marco de la OLP, única representante legítima del pueblo palestino. Además, hay que proteger el proyecto nacional de los intentos de liquidarlo que han empezado a tomar diferentes formas, y de la propagación de divisiones, frustración y desinformación mediante una guerra psicológica y mediática sistemática, así como la difusión de falsos rumores y la distorsión de los hechos.

Delegación de la OLP - Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente]

Me sorprendió que no se celebraran elecciones locales en las gobernaciones del sur, que se pospusieron debido a la decisión de celebrar las elecciones legislativas, que también se pospusieron hasta que pudieran celebrarse en los territorios palestinos ocupados, especialmente en Jerusalén, sin ningún obstáculo por parte de la ocupación israelí. Es necesario celebrar elecciones para los sindicatos y las organizaciones populares en todas las gobernaciones del norte y del sur para que sean más capaces de asumir sus responsabilidades en la protección del proyecto nacional.

Con la ausencia de unidad nacional, la cuestión de la reconstrucción de la Franja de Gaza parece tener poca importancia en la lista de prioridades. Nadie parece entender la gravedad de lo que está ocurriendo por dejar este expediente sin resolver y el aumento del sufrimiento del pueblo palestino, especialmente con la llegada del invierno y la necesidad imperiosa de reconstruir las viviendas destruidas por las ofensivas militares de Israel. Todos deben asumir la responsabilidad de iniciar la reconstrucción y levantar el injusto asedio impuesto a nuestro pueblo. Necesitamos la cooperación y la coordinación de Egipto y de los países donantes para poner fin al sufrimiento.

Además, hay que apoyar la investigación de la Corte Penal Internacional sobre los crímenes de guerra cometidos en la Franja de Gaza por Israel y otras partes, como un paso decisivo hacia la justicia para los palestinos. Además, los diplomáticos palestinos y árabes deben instar al mundo a reconocer los derechos de los palestinos e invertir esfuerzos internacionales para poner fin a la ocupación israelí y a otras medidas represivas dentro de los territorios palestinos ocupados.

Este artículo apareció por primera vez en árabe en Addustour el 4 de octubre de 2021

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y AnálisisSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines