Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La vergonzosa complicidad de la UE con la agresión israelí a los palestinos

El Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ofrece una rueda de prensa al término de la videoconferencia especial de los Ministros de Asuntos Exteriores europeos para debatir los últimos acontecimientos en Oriente Medio, en particular el actual enfrentamiento violento en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados, en Bruselas, el 18 de mayo de 2021. [OLIVIER HOSLET/POOL/AFP vía Getty Images]

La semana pasada, el Parlamento Europeo aprobó una enmienda para bloquear 20 millones de euros (23 millones de dólares) de ayuda al Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS) si no se introducen en los libros de texto escolares palestinos cambios inmediatos que promuevan la "coexistencia y la tolerancia" con la ocupación israelí.

Según la enmienda, los planes de estudio palestinos deben promover la paz con la ocupación israelí sobre la base de la solución de los dos Estados, que la UE sigue afirmando que es la mejor y única manera de resolver la empresa colonial de los colonos israelíes. La UE también quería que en los planes de estudio palestinos se eliminara la supuesta incitación al odio contra Israel.

Pero, ¿qué ha hecho la UE para evitar el discurso de odio pronunciado por funcionarios israelíes contra los palestinos? ¿Qué ha hecho la UE, que protege la ocupación israelí y forja asociaciones estratégicas con ella, para proteger a los palestinos que han soportado más de 70 años de violaciones y agresiones israelíes?

Volviendo al pasado reciente, vemos que la UE no exigió a Israel que dejara de golpear a los civiles palestinos en Gaza en mayo, cuando el ejército de ocupación mató a más de 200 civiles palestinos, entre ellos más de 60 niños, e hirió a más de 1.500 en un periodo de 11 días.

La UE, en cambio, condenó la resistencia palestina que se defendió de los continuos y bárbaros bombardeos israelíes sobre instalaciones y viviendas, en su mayoría civiles. "Condenamos los ataques con cohetes de Hamás y otros grupos terroristas sobre el territorio israelí. Y apoyamos plenamente el derecho de Israel a la autodefensa", declaró el jefe de la política exterior de la UE, Josep Borrell.

En este caso, la UE declaró su pleno apoyo al tipo de "autodefensa" que ataca a niños, mujeres desarmadas y ancianos, así como a infraestructuras civiles.

La UE ha hecho poco por mantener la solución de los dos Estados como una opción viable, sino que la mantiene sólo "a nivel de retórica", ha dicho Beth Oppenheim, del Centro para la Reforma Europea.

Los palestinos ya son libres; somos nosotros los cautivos del sionismo

El Estado ocupante israelí no está interesado en la solución de los dos Estados y ha hecho todo lo posible por hacerla inviable mediante la continua expansión de los asentamientos ilegales sólo para judíos. El Consejo de Seguridad de la ONU ha tachado los asentamientos israelíes de ilegales y de violación de las Convenciones de Ginebra, pero la UE no ha hecho nada para obligar a que cesen estas acciones.

Mientras tanto, la ocupación ha impuesto un asfixiante bloqueo aéreo, terrestre y marítimo en la Franja de Gaza, que hace la vida casi invivible. Los palestinos viven con una electricidad insuficiente, una grave carencia de equipos médicos, escasez de medicamentos, acceso limitado al agua potable, estrictas restricciones a sus movimientos dentro y fuera del enclave asediado y la imposibilidad de que quienes necesitan atención médica urgente puedan acceder a ella en el extranjero o en la Cisjordania ocupada.

Una imagen tomada el 18 de mayo de 2021 muestra una vista general de los embajadores de la UE con el Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, durante una videoconferencia especial de los Ministros de Asuntos Exteriores europeos para debatir los recientes acontecimientos en Oriente Medio, en particular, Palestina-Israel, en Bruselas. [OLIVIER HOSLET/POOL/AFP vía Getty Images]

"La política israelí de anexión de facto en Cisjordania y su bloqueo de Gaza violan el derecho internacional", dijo Oppenheim. Pero el primer ministro israelí "alimentó las relaciones con gobiernos antiliberales y nativistas en Europa, sembrando la división en la UE y paralizando su toma de decisiones sobre Israel-Palestina", añadió.

A pesar de la muerte del proceso de paz y de las perspectivas de la solución de los dos estados, "la relación bilateral entre Israel y la UE ha seguido profundizando sin condiciones... Han firmado más de una docena de acuerdos bilaterales para complementar el Acuerdo de Asociación general en ámbitos como la cooperación policial (2018), el desarrollo (2018), la aviación (2013), la agricultura (2012) y la industria (2010). Israel participa en los programas de investigación e innovación de la UE, y los estudiantes israelíes pueden participar en el programa de intercambio educativo Erasmus+."

"La UE es el mayor socio comercial de Israel, que comprende un tercio de las exportaciones totales de Israel, e Israel fue el 27º socio más importante de la UE en 2018." Esto demuestra que la cuestión no está relacionada con el discurso de odio o la promoción del proceso de paz, sino que se basa en los intereses y beneficios compartidos.

La UE es capaz de tomar medidas punitivas que obliguen a Israel a detener sus crímenes y violaciones de los derechos humanos, pero no tiene la voluntad política de ejercer una presión real sobre Israel. En 2014, "la UE acordó rápidamente imponer fuertes sanciones económicas dirigidas a los sectores financiero, energético y de defensa de Rusia cuando Moscú arrebató a Ucrania la península de Crimea en el Mar Negro, tierra que Rusia aún conserva", dice un informe especial de Reuters. Por lo tanto, si la UE tiene la voluntad de tomar medidas reales, puede hacerlo sin dudarlo.

LEER: La historia no contada sobre la razón de que los palestinos estén divididos

Muchos analistas y críticos creen que los Estados miembros de la UE pueden marcar la diferencia en el conflicto palestino-israelí. Los países que apoyan la adopción de medidas contra los crímenes y las violaciones del derecho internacional por parte de Israel deberían unirse y movilizarse contra estas violaciones. También deberían reconocer el Estado de Palestina.

Cuando se trata de los crímenes israelíes contra los palestinos, las únicas palabras que tiene la UE son "preocupación" y "inquietud", al tiempo que subraya el "derecho a la autodefensa" del Estado de ocupación. Cuando se trata de los actos de la legítima -según el derecho internacional- resistencia palestina, la UE opta por "terroristas", "agresión" y "ataques". El bloque sigue defendiendo la ocupación israelí en los foros internacionales.

Andrea Dessì, de Social Europe, un think tank con sede en Roma, escribió: "Cuando se une a la cobertura legal y diplomática que Europa y EE.UU. proporcionan a Israel en los foros internacionales, estas políticas equivalen a la complicidad en la política de anexión progresiva de Israel y a la violencia colonial de los colonos contra los palestinos".

Todo esto y muchas otras situaciones demuestran que la UE no sólo es cómplice, sino que está vergonzosamente implicada en las violaciones y crímenes contra los palestinos. La UE, si se toma en serio su apoyo a la paz, debe aprovechar su fuerza para hacerlo, pero las décadas de silencio y apoyo a las políticas sesgadas de Estados Unidos demuestran que ese no es su objetivo principal.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOrganizaciones InternacionalesOriente MedioPalestinaRegiónUN

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines