Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El aumento de la resistencia en Cisjordania acentúa la preocupación israelí

Manifestantes palestinos responden a las intervenciones de los soldados israelíes en las protestas de los palestinos contra la construcción de asentamientos judíos en el pueblo de Beita de Nablus, Cisjordania, el 1 de octubre de 2021. [Nedal Eshtayah - Agencia Anadolu]

A medida que las operaciones de la resistencia palestina regresan gradualmente en Cisjordania, los servicios de seguridad y el ejército israelíes están cada vez más preocupados por lo que consideran un preocupante despertar de las células de la resistencia.

Los recientes ataques armados en Cisjordania están haciendo que los servicios de seguridad israelíes se pregunten sobre la viabilidad del férreo control que han estado imponiendo en Cisjordania. En estos momentos, la principal convicción en el sistema de seguridad israelí es que los días de relativa calma en Cisjordania han terminado, al menos en un futuro próximo.

Para Israel está claro que no se ha revelado toda la infraestructura de la resistencia, y lo más probable es que exista en forma de pequeños núcleos acumulados y dispersos en una zona relativamente amplia de las ciudades, campamentos y pueblos de Cisjordania.

La nueva infraestructura militar de Hamás en Cisjordania es completamente diferente de la infraestructura organizativa tradicional, que se basaba en relaciones estrechas: la familia, el clan, las amistades, el lugar de residencia y trabajo, y el conocimiento temprano es el modelo. Ya no es necesario que los miembros de las células se reúnan entre sí, ya que los activistas del movimiento del norte de Cisjordania reciben armas o instrucciones desde las afueras de Jerusalén, o viceversa. Por lo tanto, en este momento, la atención israelí se centra más en la labor de inteligencia que en la operativa, porque el contexto de la infraestructura actual de Hamás sigue sin estar del todo claro para la seguridad israelí.

LEER: La vergonzosa complicidad de la UE con la agresión israelí a los palestinos

Según las denuncias israelíes, las directivas de los dirigentes de Hamás se transmiten a los niveles siguientes, bien a través del movimiento de Gaza a Cisjordania o directamente a Cisjordania, y a veces se hace a través de reuniones mediante mensajes cifrados. Esto supone un importante reto de seguridad para el ejército israelí.

Esto significa que la campaña de Israel en Jerusalén y Yenín, destinada a golpear la infraestructura de las fuerzas de la resistencia que existe desde hace tiempo, no ha tenido un éxito completo, porque además de las actividades militares en Gaza, Hamás ha establecido desde hace tiempo una infraestructura organizada en Cisjordania bajo la dirección de sus altos cargos. Su objetivo es establecerse allí como cuerpo de combate.

Esto demuestra que la serie de redadas llevadas a cabo por el ejército y el aparato de seguridad en las últimas semanas en Yenín y Ramallah no fueron normales, no sólo por su tamaño y consecuencias sangrientas, sino por sus repercusiones en el futuro de la seguridad sobre el terreno. Estas redadas se producen como continuación de la tensión reinante en Gaza, los ataques activos en Cisjordania y la fuga de prisioneros de la prisión de Gilboa.

Las filtraciones de seguridad israelíes afirman que ya ha comenzado el entrenamiento de elementos armados, así como los esfuerzos para producir materiales explosivos dentro de las casas. Los miembros de la célula son habitantes de las zonas de Ramallah y Jenin, donde Hamás ya tiene una fuerte infraestructura, y la Autoridad Palestina y sus fuerzas de seguridad han tenido dificultades para trabajar.

Ha quedado claro que Hamás está tratando de establecer una infraestructura armada activa en Cisjordania que tiene como objetivo atraer al ejército hacia una actividad intensa en el corazón de las principales localidades de los territorios, y así poner en aprietos a la Autoridad Palestina y su aparato de seguridad como colaboradores de Israel.

A pesar de todo esto, todavía no está claro si el ejército israelí ha conseguido desbaratar por completo la infraestructura de la resistencia a raíz de sus recientes operaciones de las últimas semanas, especialmente durante la reciente serie de incursiones. Sin embargo, el ejército sigue temiendo que sigan creciendo las capacidades de Hamás en Cisjordania, no sólo a nivel militar, sino también político y educativo, y la posibilidad de convertir la Franja de Gaza y Cisjordania en dos escenarios para un mismo frente, en el que el movimiento Hamás los controle y dirija según sus intereses e ideología.

La preocupación israelí por la escalada de las operaciones de la resistencia en Cisjordania coincide con el 16º aniversario de la retirada israelí de la Franja de Gaza, lo que está contribuyendo a extender la hipótesis israelí de que si se produce una retirada similar de algunas partes de Cisjordania, según cualquier acuerdo con la Autoridad Palestina, entonces se producirán en Cisjordania cambios similares a los que tuvieron lugar en Gaza, en cuyo caso Israel se encontrará pronto bajo la amenaza de disparos de cohetes desde Cisjordania hacia las ciudades de Kfar Saba, Petah Tikva y las afueras de Tel Aviv.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines