Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Qatar se incorpora al calendario de la Fórmula 1 en noviembre

Pilotos en el Gran Premio de Rusia de Fórmula Uno en el Autódromo de Sochi 26 de septiembre de 2021 [ALEXANDER NEMENOV/AFP/Getty Images].

Qatar acogerá las carreras de Fórmula 1 en noviembre como parte de un acuerdo de diez años anunciado hoy.

El estado del Golfo se convierte en el tercer escenario de Oriente Medio para el gran premio, después de que Bahrein acogiera el primer circuito en 2004 y ABu Dhabi en 2009.

El acuerdo con Qatar es para una carrera en noviembre en el circuito de Losail, a las afueras de Doha, y luego para diez años a partir de 2023, una vez que el país rico en gas haya acogido el Mundial de fútbol de 2022, informa Reuters.

Arabia Saudí, que también ha firmado por al menos una década, debutará en diciembre con una llamativa carrera nocturna en Jeddah, mientras que Qatar se estrena el 21 de noviembre. Abu Dhabi cierra la temporada el 12 de diciembre.

La Fórmula 1, un deporte de base europea cuyos derechos comerciales están controlados por la estadounidense Liberty Media desde 2017, quiere estirar el calendario y llegar a un público nuevo y más joven.

"La región es enormemente importante para nosotros y con el 70% de la población de Arabia Saudita siendo menor de 30 años, estamos entusiasmados con el potencial de llegar a nuevos fans", dijo el ex director ejecutivo de la F1, Chase Carey, el año pasado cuando se confirmó la carrera de Jeddah.

LEER: La decisión de Qatar en la OPEP impulsará su independencia energética

Los derechos de celebración de carreras son también un elemento clave del modelo de negocio del deporte, junto con los ingresos procedentes de la televisión y el patrocinio.

El deporte ya planea una cifra récord de 23 carreras en 2022, después de las 22 de esta temporada y las 17 de 2020, con la llegada de Miami como segunda carrera estadounidense junto con Austin.

Bahréin y Abu Dhabi, cuyo circuito de Yas Marina fue anunciado como el más caro jamás construido cuando entró en escena, se estima que cada uno de ellos pagará más de 40 millones de dólares anuales en concepto de derechos de acogida.

Arabia Saudí y Qatar podrían ser los más lucrativos, una buena noticia para un deporte cuyos ingresos se vieron afectados el año pasado en 877 millones de dólares, un 43% menos, cuando la pandemia del COVID-19 obligó a cancelar carreras y a dejarlas sin público.

El gigante energético estatal saudí Saudi Aramco es un socio global de la Fórmula 1 y empresas saudíes han patrocinado equipos en el pasado.

El fondo de inversión soberano Mumtalakat de Bahréin posee el 62,55% de McLaren y el pasado mes de julio el Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudí (PIF) y la empresa de inversión global Ares Management aportaron 547,12 millones de dólares de nuevo capital al Grupo McLaren.

Arabia Saudí cuenta con el Rally Dakar, el Extreme E y la Fórmula E, mientras que Qatar acoge el MotoGP desde 2004.

Los defensores de los derechos humanos acusan a Bahréin y a Arabia Saudí de "lavar el deporte", utilizando eventos internacionales de alto nivel para crear una imagen positiva. El trato que da Qatar a los trabajadores inmigrantes mal pagados también ha sido objeto de un minucioso escrutinio.

Categorías
FIANoticiasOriente MedioQatarSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines