Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Túnez: las dimisiones de Ennahda no conducirán a un nuevo partido

Samir Dilou, un líder del Movimiento Ennahda de Túnez (C) en Túnez el 17 de septiembre de 2019 [FETHI BELAID/AFP/Getty Images].

Los altos cargos del movimiento Ennahda en Túnez que han dimitido del partido han explicado a Arabi21 los motivos de su decisión. Más de un centenar de miembros dimitieron el fin de semana. En un comunicado conjunto se afirma que lo han hecho porque "las decisiones políticas erróneas de la dirección han conducido a su aislamiento y a la incapacidad de hacer un frente común para resistir el inminente peligro autoritario que representa el [anuncio del presidente Kais Saied la semana pasada de que gobernará por decreto]".

Añadieron que "la interrupción de la democracia interna del movimiento y la toma de decisiones unilateral por parte de un grupo de leales a sus dirigentes han dado lugar a decisiones y elecciones erróneas que han conducido a alianzas políticas que no tienen ninguna lógica ni beneficio y que contradicen las promesas hechas a los votantes".

Los que han dimitido de Ennahda niegan que pretendan crear un nuevo partido. "Se trata más bien de una base de liberación y de un compromiso de lucha para resistir el golpe del presidente Kais Saied y su tiranía".

Según Amal Azzouz, "las razones para renunciar al movimiento Ennahda son numerosas, la más importante es el fracaso de todos los intentos de reforma dentro del movimiento. Reconocemos este fracaso. No hemos conseguido hacer reformas dentro de Ennahda. Luchamos contra la ruptura de la democracia en el movimiento, la marginación de las instituciones y la centralización y exclusividad de la toma de decisiones". Hizo su comentario en una declaración exclusiva a Arabi21.

LEER: 2.000 manifestantes se concentran en Túnez

"Para nosotros, todo lo que ha sucedido es ya pasado. Los que se quedaron pueden seguir luchando por la reforma dentro del movimiento, pero eso ya no nos interesa. Miramos hacia el futuro. Hay otra razón, que son las decisiones y políticas equivocadas del movimiento. La actual dirección ha llevado al partido a un verdadero aislamiento". Añadió que el 25 de julio se produjo un "terremoto político", cuando Saied impuso "medidas de emergencia" en Túnez. "Esto requiere comprometerse en un frente nacional común para resistir el verdadero peligro tiránico que representa el presidente".

Dejó de lado las preocupaciones sobre el momento en que se produjeron las dimisiones y la presión que podría ejercer sobre Ennahda. "Lo que nos importa ahora no es Ennahda. La relación se ha cortado. Hemos hecho grandes esfuerzos por la reforma, pero esta etapa es difícil y peligrosa. Hoy estamos liberados de todas las limitaciones".

El ex ministro Samir Dilo explicó que las dimisiones se presentaron básicamente por la "imposibilidad" de realizar una reforma interna debido a la desorganización de las instituciones y al hecho de que [Rached] Ghannouchi y su entorno toman las decisiones "de forma aislada" y no consultada. "El aislamiento de los dirigentes de Ennahda en la escena política y civil es el resultado de sus políticas que crearon las condiciones adecuadas para el resentimiento contra la escena anterior al 25 de julio. La acogida popular para pasar página, liderada por Ennahda, es quizás una prueba de su responsabilidad en parte por el completo alejamiento de la legitimidad constitucional con las decisiones de Saied de la semana pasada".

¿Se utiliza el estado de emergencia en Túnez para restringir las libertades? - Caricatura [Sabaaneh/Middle East Monitor]

Los especialistas en derecho consideran que la última medida del presidente supone la abolición de la Constitución tunecina y la toma completa de los poderes ejecutivo y legislativo, introduciendo así un sistema presidencialista en lugar de uno parlamentario.

Azzouz sugirió que puede haber más personas que renuncien a Ennahda, pero reiteró que la intención no es formar un nuevo partido. Confirmó que el líder del partido, Belkacem Hassan, no se ha puesto en contacto con ninguno de los miembros que han dimitido.

Dilo se mostró de acuerdo en que la lista de personas que han dimitido puede actualizarse. "Pero no estamos tratando de incitar a otros a dimitir". Subrayó que los que han abandonado Ennahda comparten una historia de búsqueda de la reforma del movimiento. "Lo que sigue depende de las discusiones en curso entre quienes dimitieron y otros. Sea lo que sea, no complementará a Ennahda, ni la clonará ni competirá con ella".

Categorías
ÁfricaNoticiasSmall SlidesTúnez

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines