Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La fina línea entre la guerra fría y la guerra abierta

Las banderas de Australia y Estados Unidos están sobre la mesa durante una reunión entre el primer ministro de Australia, Scott Morrison, y el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, en el Pentágono el 22 de septiembre de 2021 en Arlington, Virginia [Drew Angerer/Getty Images].

Cuando Australia canceló su contrato de submarinos franceses y lo sustituyó por un contrato de submarinos nucleares estadounidenses, Suiza siguió un camino similar, decidiendo comprar el avión F-35 de Estados Unidos en lugar del avión de combate Dassault Rafale de Francia. Menos de 24 horas después, Rumanía anunció que no quería seguir firmando un contrato con Francia valorado en 1.400 millones de dólares para construir cuatro corbetas de la marina Gowind. Esto coincidió con el anuncio de la UE de una nueva estrategia relacionada con la región Indo-Pacífica, en el marco de la cooperación con sus Estados miembros.

La nueva alianza militar formada por EE.UU., Gran Bretaña y Australia -AUKUS- para hacer frente a China se enmarca en una estrategia estadounidense específica. Según ésta, el principal centro de gravedad militar de Estados Unidos en el extranjero será Asia, en lugar de Oriente Medio, que está lleno de problemas, corrupción y conflictos tribales, nada de lo cual preocupa ya a Estados Unidos. Por lo tanto, a Estados Unidos ya no le preocupa proteger a sus agentes en la región. Por eso retiró las baterías de misiles Patriot de Arabia Saudí y canceló un acuerdo de armas con Arabia Saudí y los EAU. Lo único que le importa a EE.UU. en Oriente Medio es la protección de Israel, que fue creada para proteger sus intereses en la región, pero la nueva alianza servirá para este propósito, ya que conducirá a la expansión de su papel estratégico regional. Además, los Acuerdos de Abraham y la "normalización" de algunos Estados árabes con Israel tienen un papel que desempeñar.

Es importante señalar que el anuncio de la alianza AUKUS coincidió con la Cumbre de Cooperación de Shangai y con la cumbre de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva que reúne a Rusia y a los países de Asia Central. Se trataba de una declaración explícita de que existe una guerra fría entre Estados Unidos y China, cuyos indicios fueron respaldados por susurros durante la presidencia de Trump. Trump anunció explícitamente en la Estrategia de Seguridad Nacional de 2017 que China es el principal enemigo de Estados Unidos. Además, su administración trató de establecer una alianza militar cuádruple contra China con Australia, Japón e India, el grupo "QUAD", pero tras las consultas iniciales, tanto Japón como Corea mostraron sus reservas, ya que temen las represalias de Pekín en caso de que EEUU utilice su espacio terrestre, aéreo y marítimo para lanzar ataques contra los chinos.

LEER: ¿Acaso Turquía necesita a la UE?

Esta estrategia estadounidense se desarrolló durante la presidencia de Obama, que estipuló la retirada de EE.UU. de Europa y Oriente Medio para centrarse en la lucha de poder con China, y para que el foco del conflicto internacional estuviera en el Lejano Oriente. Podemos decir que la alianza AUKUS es el primer paso práctico para aplicar esta nueva estrategia. Con la incorporación de Australia a la alianza, son siete los países que rodean a China -Australia, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Indonesia, Malasia y Filipinas- donde hay casi doscientas bases militares estadounidenses.

La alianza AUKUS enfureció a la UE, no sólo a Francia, que la consideró una puñalada por la espalda porque es la primera vez que Estados Unidos establece una alianza militar que ignora a la OTAN. El Presidente de la Comisión Europea dijo que ni la OTAN, ni la ONU, ni la gestión adecuada de la crisis se están viendo en el momento oportuno. Los europeos consideran que Estados Unidos ha abandonado sus compromisos de defensa del continente, o de la "vieja Europa", como la llamó el ex secretario de Defensa estadounidense Donald Rumsfeld, cuando se opuso a la invasión de Irak. Ahora, este viejo continente llora y se lamenta de las continuas puñaladas por la espalda de Estados Unidos, como lo hacen los huérfanos de Estados Unidos en la región árabe.

Pero, ¿por qué protestan y se sienten traicionados por Estados Unidos cuando son ellos los que empezaron a apuñalar a Estados Unidos por la espalda? ¿No compró Alemania petróleo y gas a Rusia a través del proyecto Northern Gas Stream? ¿No firmó Francia acuerdos para importar gas ruso a través de Europa del Este, prefiriéndolo al gas estadounidense? Y no firmaron acuerdos comerciales con China al mismo tiempo que Trump lanzaba una guerra comercial y tecnológica contra China?

Es el grito de los aliados cuando los intereses y las estrategias chocan. Alemania y Francia intentaron jugar lejos de Estados Unidos en la arena internacional, y marcaron algunos goles, pero el dueño del estadio ha dado un golpe de gracia.

Quizás el unilateralismo estadounidense, como la rápida retirada de Afganistán y el acuerdo con los talibanes sin consultar a sus aliados, y el establecimiento de esta alianza, hacen que Estados Unidos vuelva a una vieja idea propuesta por el difunto presidente francés Charles de Gaulle, de que Europa sea estratégicamente independiente de Estados Unidos, con un ejército europeo capaz de defenderse de Rusia. La UE intentó revivir este concepto con un ejército europeo unificado al margen de la OTAN, pero fracasó, probablemente debido a los estrechos vínculos que los Estados miembros mantienen con Washington. Además, Gran Bretaña -un actor clave- ya no forma parte de la UE.

Ahora trabaja de acuerdo con una estrategia británica que tiene sus ojos puestos en la región del Indo-Pacífico, donde se encuentran algunas de sus antiguas colonias y los "buenos tiempos" del imperio. En esto está trabajando el primer ministro Boris Johnson desde que Gran Bretaña abandonó la UE. A partir de ahora, el Reino Unido seguirá siendo el socio estratégico europeo de Estados Unidos fuera de la UE y será preferido a Francia y Alemania en todos los ámbitos vitales y sensibles de la seguridad y la tecnología militar.

En virtud del acuerdo AUKUS, Estados Unidos y Gran Bretaña transferirán por primera vez tecnología nuclear. Las relaciones entre estos dos y Australia se verán reforzadas en un área importante para Europa y Francia en particular. La competencia entre AUKUS y la OTAN es, pues, evidente, especialmente con Francia.

LEER: Traición pro-Israel en Irlanda

China ha amenazado con un ataque nuclear en caso de guerra en la región y ha declarado que el acuerdo amenaza la estabilidad regional y fomenta una carrera armamentística, y esa es la cuestión. En su guerra fría con China, Estados Unidos está recurriendo a los métodos de los años 50 y 60, cuando el enemigo era la Unión Soviética. Intenta agotar a China mediante una carrera armamentística que responde a los intereses de los fabricantes de armas estadounidenses y de su poderoso lobby. Tras retirarse de Afganistán y reducirse en Oriente Medio -guerras que costaban decenas de miles de millones de dólares cada año-, Washington ha liberado recursos para gastar en nuevas armas y mantener contento al lobby.

EE.UU. está tratando de aislar a una China unificada y de aislarla internacionalmente y está llevando a cabo provocadoras maniobras militares en el Mar de China Meridional. Todo esto se inscribe en el marco de una nueva guerra fría. Sin embargo, existe una fina línea entre una guerra fría y una guerra abierta, y ésta puede cruzarse por razones relativamente sencillas, como ocurrió con la Primera Guerra Mundial. Esta guerra fría podría convertirse en un enfrentamiento nuclear que ninguno de los dos podría ganar, arrastrando al resto del mundo. Y podría ocurrir antes de lo que pensamos.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaAustraliaChinaEuropa y RusiaOriente MedioRegiónReino UnidoReportajes y AnálisisSmall SlidesUnión Europea

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines