Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El padre de Britney Spears contrató a una empresa de inteligencia israelí para espiarla

Fans y simpatizantes de Britney Spears sostienen pancartas mientras se reúnen fuera del Tribunal del Condado en Los Ángeles, California, el 23 de junio de 2021 [FREDERIC J. BROWN/AFP vía Getty Images].

Según un antiguo empleado de la cantante estadounidense Britney Spears, su padre contrató a una empresa de vigilancia israelí para que grabara sus llamadas y comunicaciones telefónicas, así lo afirma en el documental del New York Times.

Según el documental, publicado el viernes con el título "Controlando a Britney Spears", James Spears utilizó a Black Box Security para capturar las grabaciones de audio de su dormitorio, incluidas las conversaciones con su novio y sus hijos durante su tutela judicial.

Alex Vlasov, antiguo asistente y director de ciberseguridad de operaciones de Black Box Security, declaró al New York Times: "Realmente me recordó a alguien que estaba en prisión. Y la seguridad fue puesta en posición de ser los guardias de la prisión esencialmente".

El director ejecutivo y fundador de Black Box, Edan Yemini, nació en Israel y en la página web de la empresa se describe como un miembro de las fuerzas especiales israelíes.

LEER: Las actuales amenazas a la seguridad que desafían a Israel

El New York Times informó de que las conversaciones fueron probablemente grabadas sin el consentimiento de ambas partes -una violación de la ley- y que no estaba claro si el tribunal que supervisa la tutela de Spears estaba al tanto o había aprobado la vigilancia.

Un abogado de Edani dijo en un comunicado que su empresa de seguridad Black Box "siempre se ha comportado dentro de los límites profesionales, éticos y legales, y están particularmente orgullosos de su trabajo para mantener a la Sra. Spears a salvo durante muchos años."

Mientras tanto, los abogados de Jamie Spears negaron que tuviera acceso a sus "llamadas, mensajes de voz o textos", y afirmaron que sus acciones "se hicieron con el conocimiento y el consentimiento de Britney, su abogado de oficio y/o el tribunal".

Alex dijo que sus superiores le habían explicado que las severas medidas de vigilancia eran para proteger a Spears y que ella quería estar bajo tutela. Sin embargo, se había sentido obligado a compartir su información después de que el caso de Spears hubiera ganado una amplia atención tras su testimonio en el tribunal en junio, en el que criticó al sistema judicial, a sus tutores y a sus gestores.

"El hecho de tener el control no te da derecho a tratar a la gente como si fuera una propiedad. No parece que la hayan tratado como a un ser humano", añadió Alex.

LEER: El futuro de Israel es el apartheid en una "solución de tres clases"

El abogado de Britney Spears, Mathew Rosengart, dijo en un comunicado: "Cualquier interceptación o monitorización no autorizada de las comunicaciones de Britney -especialmente las comunicaciones entre abogado y cliente, que son una parte intocable del sistema legal- representaría una vergonzosa violación de sus derechos de privacidad y un ejemplo sorprendente de la privación de sus libertades civiles."

"Colocar un dispositivo de escucha en el dormitorio de Britney sería particularmente inexcusable y vergonzoso, y corrobora gran parte de su convincente y conmovedor testimonio", dijo. "Estas acciones deben ser investigadas completa y agresivamente".

Categorías
Asia y AméricaIsraelNoticiasOriente MedioSmall SlidesUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines